17 C
Paraná
sábado, agosto 8, 2020
  • Entre Ríos
  • Economía
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Las industrias entrerrianas no ven proyecciones alentadoras

    El 2018 fue un año malo para la industria entrerriana. Así lo reflejan cifras difundidas por la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), que muestran un panorama de recesión que pone en peligro miles de puestos de trabajo.

     

    «Las perspectivas positivas del comienzo de 2018 se disiparon rápidamente. A partir de abril, y consolidándose en mayo, el sector manufacturero de Argentina empezó a contraerse a una tasa promedio del -1,5% mensual, se profundizó hacia fines del año y cerró en una contracción del 10% del nivel de actividad» señalaron desde la entidad.

    El informe expresó también que, como consecuencia de ese escenario hubo una fuerte repercsión en el empleo de calidad y bien remunerado: «Hasta octubre del año pasado ya se habían perdido 50 mil puestos de trabajos privados registrados en el sector industrial (-4%). Si se compara con 2016, los puestos de trabajo registrados perdidos sumaron 100 mil».

    Desde el organismo señalaron que hace varios años que el sector industrial no logra una dinámica expansiva, con 10 años de estancamiento del producto nacional industrial. Asimismo subrayaron: «Este último año la situación se complejizó aún más, con fuertes caídas en el consumo interno, dificultades en el financiamiento tanto por las altas tasas de interés como la inaccesibilidad de los programas públicos, fuertes aumentos en las tarifas y costos energéticos, devaluación, incremento en la presión impositiva, entre otros».

    Perspectivas 

    Según la UIER las proyecciones para 2019 no son alentadoras. Ya en el tercer trimestre del año pasado la mitad de las industrias consultadas por UIER en su Informe de Coyuntura resaltaba la caída de las ventas y la producción. Además un 25% declaró caída en los niveles de empleo y 36% en la cantidad de horas trabajadas. Las perspectivas de dichas industrias reflejaban una visión de pesimismo, ya que alrededor del 40% esperaba que las ventas y la producción siguieran cayendo, y un 25% aguardaba que se contrajeran sus niveles de empleo. Asimismo, la mayoría de las industrias no tenían previsto realizar inversiones en el último trimestre del año

    «Para este 2019 las perspectivas son prudentes a negativas. El salario real, de fuerte caída en 2018, probablemente se encuentre entre estable a negativo, lo que dificulta la recuperación del mercado interno» remarcaron desde la Unión.

    Si bien las exportaciones serán una salida expansiva para las ramas industriales con capacidad de venta al exterior, no son ellas las que traccionan mayormente a la industria en su conjunto: «La tasa de interés y las políticas de promoción crediticia estarán determinadas por la política cambiaria y monetaria, cuya prioridad será la recuperación de la estabilidad del tipo de cambio y la contracción sostenida de la inflación, dificultando las inversiones que podrían realizarse».

    Para finalizar la UIER advirtió que el ajuste fiscal -recortes de distintos programas públicos, incremento de tarifas y subas impositivas- «impactarán negativamente tanto dentro de las industrias como en el contexto mesoeconómico, es decir, en infraestructura y servicios.

     

    Con información de Ahora.

    Lo más leído