23.3 C
Paraná
martes, enero 18, 2022
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Profunda conmoción produjo el fallecimiento de Elsa Courtet

    A los 74 años, falleció Elsa Elena Courtet de Barcia, directiva del diario “El Argentino”, de Gualeguaychú. Reconocida defensora del rol social del periodismo y la prensa escrita, Courtet se ha destacado por ejercer un tipo de conducción que privilegió el diálogo.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    El fallecimiento de la directora del diario “El Argentino”, Elsa Elena Courtet de Barcia, causó profundo dolor en toda la prensa gráfica. La lamentable noticia de una notable defensora de la libertad de expresión se dio a conocer ayer e informaron que sus restos serán cremados hoy. “Se ha ido una mujer capaz pero fundamentalmente generosa con el saber, inteligente pero también sabia, con una gran sensibilidad por el semejante como sólo lo pueden expresar las personas buenas”, se ha dicho, con justicia.

    Elsa Courtet fue durante muchos años una de las gerentas del diario “El Argentino”, centenario medio periodístico de Gualeguaychú, además de ser miembro de una de las familias propietarias de dicho medio. También tuvo un importante protagonismo como miembro de la Asociación de Diarios de Entre Ríos (ADDE), entidad que presidió en varios períodos.

    Además, durante muchos años fue integrante de las comisiones directivas de Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (Adira), de la Cooperativa de Provisión de la Prensa Argentina (Cooppal) y en octubre del año pasado, Elsa Courtet fue elegida como vocal suplente de la Comisión directiva de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa). La noticia de su muerte se produjo el lunes y ayer fue sepultada.

     

    Contribución

    Con su fallecimiento se agiganta el valioso aporte que realizara a la cultura en general, pero especialmente a la circulación de las ideas, a la pluralidad de las perspectivas y como ella misma solía expresar, al desafío de “ejercer de manera generosa el tender la mano para salir juntos a cualquier dificultad”.

    Una de sus repetidas consignas era “consolidar la libertad de expresión, adecuarnos a la tecnología y responder a la comunidad”. Sobre el papel de la prensa gráfica sostenía que “es la fuente documental para la recreación de la historia”, y que su función es “poner luz donde hay sombras”.

    La vida de Courtet fue pródiga en la fundación de una familia, pero también en el ejercicio de la conducción empresaria de su otro hogar, el diario El Argentino. Quienes tuvieron la fortuna de compartir su trato destacan su frecuente “modo afable, pedagógico”, sustentado en “una gran capacidad de escucha y un compromiso caritativo donde nadie podría sentirse solo ante sus dificultades”.

    También se ha destacado que “en la conducción periodística nunca fue autoritaria, todo lo contrario: abrevó siempre en el ejercicio del diálogo porque privilegiaba la cultura del encuentro”.

     

    Banderas

    Elsa Courtet ha sido una activa integrante de muchas instituciones vinculadas con la defensa de la libertad de expresión: “A más libertad, más responsabilidad”, era su constante prédica, junto a la enseñanza bíblica que ilustra que “solo la verdad nos hará libres”.

    Además, Courtet integró “de manera comprometida instituciones clave para la tutela del ejercicio periodístico como la Asociación de Diarios Entrerrianos (ADDE), la Cooperativa de Provisión de la Prensa Argentina, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), que fueron depositarios de su compromiso con el semejante”.

    Sin dudas, quienes la conocieron de manera más cercana, lamentarán su ausencia y valorarán su lealtad. Mientras que quienes la vieron actuar en sociedad, lamentarán que se haya ido una mujer tenaz, que supo anticiparse a su tiempo.

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave