23.1 C
Paraná
miércoles, enero 26, 2022
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Copnaf decidió incorporar al personal de Ángeles Custodios

    El viernes, el último niño que vivía en ese Hogar fue reubicado en otra residencia. El 5 de diciembre terminó el contrato que unía a la congregación que estaba a cargo, con el Consejo Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia (Copnaf).

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    Este domingo venció el contrato que unía al Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) con el histórico Hogar “Ángeles Custodios” -de calle Hernandarias 2532, de Paraná-, administrado por la congregación de las Hermanas Obreras Catequistas de Jesús Sacramental. En este lugar se albergaba a niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad o que por distintas razones estaban judicializados.

    Desde el organismo provincial se había informado que la orden de las hermanas había decidido dejar la administración del Hogar Ángeles Custodios, tras 50 años de existencia en la capital entrerriana y que el vínculo entre las hermanas y el Copnaf vencía este 5 de diciembre.

    Por tal motivo, no se recibieron más niños y niñas. A los siete que estaban allí alojados, de uno a uno se los fue reubicando en algunas de las 17 residencias socioeducativas infantiles o de las 13 residencias socioeducativas para adolescentes, que hoy existen en la provincia.

    En paralelo a la situación de fragilidad en la que quedan los niños y niñas que de un día para otro pasan a vivir en otro lugar, socializar en otra escuela y volver a empezar sus vínculos con otros pares o bien, adultos de referencia, está también la situación de los y las trabajadoras que prestaban servicio en esta institución administrada por las hermanas, pero con asistencia y supervisión de Copnaf, y que quedaron sin su fuente laboral.

    Tras una serie de reuniones entre las trabajadoras afectadas y Copnaf, este lunes se hizo un nuevo encuentro en el que se arribó a una solución.

    Desde el Consejo provincial dieron a conocer la noticia de que habían acordado tomar al personal como promotores de derecho para que se desempeñen en los centros que dependen de esta repartición dedicada al cuidado de niños, niñas y adolescentes.

     

    Reunión

    Según informaron desde Copnaf, este lunes tuvo lugar una nueva reunión con la mayoría de las trabajadoras afectadas por el cierre, para encontrar alguna solución a su situación.

    Desde esa repartición, propusieron su incorporación “como promotoras de derechos a Centros de Desarrollo Infantil, que poseen convenios con el organismo, para fortalecer estos espacios y para que de este modo, puedan seguir manteniendo su ingreso mensual”.

    En la reunión que mantuvieron el presidente y la vicepresidenta del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), Gabriel Leconte y Alejandra Ramírez, respectivamente y las trabajadoras que pertenecían al Hogar Ángeles Custodios, se acordó también que se seguirá trabajando en un proyecto institucional para implementar durante el próximo año.

    Cabe recordar que “el Hogar Ángeles Custodios pertenecía a las Hermanas Obreras Catequistas de Jesús Sacramentado, pero la orden religiosa decidió cancelar el convenio a través del cual el Copnaf financiaba parte de los gastos de funcionamiento y cerraron sus puertas a partir del día 5 de diciembre pasado”, precisó el organismo provincial.

    En relación al personal que dependía de la orden religiosa, durante los últimos meses se realizaron diversas reuniones para buscar alternativas, priorizando la necesidad de mantener la fuente laboral de las trabajadoras, sin perjuicio de que ellas no tenían vinculación laboral con el Estado provincial.

    Desde que se conoció la decisión de las religiosas, “se estuvo evaluando el mejor destino de las niñas y niños que se encontraban alojados en dicha residencia, fortaleciendo el trabajo interinstitucional para buscar la mejor alternativa a su proyecto de vida. Priorizando el vínculo fraterno y teniendo en cuenta su centro de vida, fueron reubicados en otros dispositivos de cuidado dentro del sistema de protección integral que coordina el Copnaf”, agregaron.

    Irregularidades

    Hacia septiembre, Horacio G. Leconte, titular del Copnaf, había señalado que se habían detectado ciertas situaciones irregulares. “No eran los cuidados necesarios para estos chicos”, comentó Leconte en su momento, aunque no se precisaron más detalles.

    No obstante, desde la Congregación alegaron que el cierre obedecía a la falta de vocaciones religiosas para llevar adelante la tarea. “Con el paso de los años, las Hermanas Obreras Catequistas de Jesús Sacramentado hemos ido sufriendo la disminución de vocaciones, realidad que lamentablemente compartimos con la Iglesia toda”. Tal situación, las obligó a reorganizarse “para continuar estando presentes en la iglesia y especialmente en la Arquidiócesis de Paraná”.

    Cerró el Hogar Ángeles Custodios de Paraná

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave