23.1 C
Paraná
miércoles, enero 26, 2022
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Óptica Morelli, 100 años de presencia en Paraná

    Si la permanencia de una firma comercial se mide en décadas, no hace falta subrayar la importancia de que una de ellas esté cumpliendo 100 años en la ciudad. Se trata de la Óptica Morelli que abrió sus puertas el 3 de diciembre de 1921. Más allá del acontecimiento como tal, la ciudad se ha transformado en este último siglo y la familia que ha sostenido esta marca ha sido parte de esa historia.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    A partir de los primeros años del Siglo XX, Paraná comenzó su transformación urbana definitiva y comenzaron a poblar sus cuadras y los tranvías a caballos empezaron a ser reemplazados por los eléctricos. Los automóviles ya eran comunes en nuestras arterias. Esta demostración de progreso y modernidad se extendió a edificios públicos y en la esfera privada, instituciones, comercios y viviendas que se construyeron con notables características, muchas de las cuales aún permanecen en nuestro ámbito como fiel testimonio de esos años de esplendor.

    Paraná comienza a observar la idea organizadora para gestionar un proyecto de ciudad. Es así como la ciudad que nunca fue fundada y por lo tanto, no se asentó sobre la tradicional cuadrícula española, la urbanística colonial comenzó a ser sustituida por una organización urbanística propia de la Francia de fines del Siglo XIX, donde los grandes ejes y bulevares se ubican en ciudades tradicionales, cambiando su fisonomía ideal y clásica.

    Óptica Morelli es una reconocida marca en un rubro donde supo ser pionera por un legado innegable que comenzó en 1921, su fundador, Salvador Morelli y continuaron sus descendientes con el paso del tiempo. La empresa familiar, que actualmente conduce Mariano Morelli, cumplió ayer un siglo de vida.

    Su padre, también bautizado Salvador, le transmitió el amor por una actividad en permanente evolución situada en un mercado competitivo. Los Morelli construyeron su historia comercial y familiar siempre identificada con la seriedad y el esfuerzo, la creatividad y el empeño. “Mi abuelo desde muy joven siempre tuvo una idea, que era progresar y triunfar. Él trabajó cinco años en una óptica en Santa Fe, tenía una excelente relación con el dueño. A los 23 años, éste lo anima para que abra su propio emprendimiento en Paraná”, relata Mariano Morelli.

    LOS INICIOS

    Morelli llegó a los 14 años a la capital entrerriana proveniente de Sicilia, Italia, acompañado de sus padres y cuatro hermanos y estableció lazos comerciales y afectivos. El primer local abrió sus puertas el 3 de diciembre 1921 en calle San Martín 379, que estaba pegado al actual edificio del Banco de Entre Ríos. Allí funcionaba la tienda Gath & Chaves. “Muchos la ubicaban a la óptica, al lado de Gath & Chaves. Ahí arriba vivía mi abuelo y su familia”.

    Luego, en 1945, el negocio se mudó a calle Corrientes 32, a media cuadra del sitio donde está emplazada la Municipalidad de Paraná. “En la esquina estaba la farmacia de El Indio, un negocio muy conocido en aquellos años en Paraná. Luego el gobierno municipal expropia toda la cuadra, con la intención de ampliar la estructura edilicia del palacio municipal”. Entonces había que buscar una alternativa para reubicar el negocio y no perder el prestigio que lo había caracterizado en sus comienzos. Así fue que en 1978 llega la mudanza a calle 25 de Junio 28, a media cuadra de peatonal San Martín, donde funciona actualmente.

     

    NUEVOS RETOS

    Cumplir 100 años de vida institucional genera sensaciones encontradas, entre la alegría y la nostalgia de saber que el camino recorrido valió la pena. Para Morelli es un momento “para seguir preparándonos para atender el futuro, en los requerimientos que te impone la modernidad y el desarrollo. Han evolucionado los materiales que proveen los laboratorios, que hoy son cada vez más específicos, los distintos filtros para todo lo que es dispositivos electrónicos, como tablets, computadoras y teléfonos inteligentes. Hay que estar especializándose permanentemente, haciendo los cursos y estar a la altura de nuestros clientes y también amigos, a lo largo de estos 100 años”.

    Mariano cuenta con emoción que Morelli es como una familia, donde los niños que se atendían años atrás hoy son adultos y llevan a sus hijos a la óptica. “Realmente es una gran satisfacción. Además del prestigio y la trayectoria que uno va logrando durante tanto tiempo, el tema actualización y de la modernidad es un punto fundamental”.

     

    Trayectoria y adaptación

    Esta empresa familiar logró mantenerse y ser reconocida en el rubro durante 100 años, lo que habla de la firma y de la familia. En su larga trayectoria ha sabido adaptarse, manteniendo una visión de la meta intacta y la indispensable presencia de gran cantidad de clientes y amigos.

    En la celebración, se destacó que “la marca ha sido testigo de un siglo de historia en la que se han producido hechos trascendentales, avances científicos y tecnológicos. Desde un dificultoso proceso de armado de anteojos en forma artesanal a partir de un bloque de cristal en los comienzos, llegamos hoy a la palabra clave: tecnología”.
    “El presente nos encuentra preparados para atender con nuestro moderno laboratorio los requerimientos de quienes confían en nosotros, superando las expectativas de todos los días”, afirmó Morelli. Y por último, rindió un homenaje a quienes ya no están y a quienes los acompañan hoy, como lo vienen haciendo a lo largo de tres generaciones.

     

     

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave