5.7 C
Paraná
miércoles, agosto 10, 2022
  • Entre Ríos
  • Muy
Más

    “Garantizar educación al conjunto es el desafío de la escuela pública”

    El 4 de noviembre, en las elecciones de Agmer se resolvió quién representaría a esa organización cuando el gobierno llamara a comicios para vocal gremial del CGE. Susana Cogno está recorriendo Entre Ríos, llevando la mirada de la Asociación, buscando respaldo a su postulación para el 15 de diciembre.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    Las elecciones convocadas por el gobierno, de los representantes docentes en el Consejo General de Educación tendrán lugar el 15 de este mes. El CGE es un cuerpo colegiado integrado por cinco miembros: tres vocales y el presidente responden a la gestión política y uno de los vocales es docente electo a simple pluralidad de sufragios por los trabajadores de la educación de la provincia.

    “Es un acto muy importante, un hecho trascendental que como lo establece el Estatuto docente, nos permite ser parte del gobierno de la educación”, valoró Susana Cogno que es la candidata que postula la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos -Agmer- para ese espacio.

    La dirigente docente -Rojo y Negro, de Paraná- está por estos días en campaña. “Si bien ya habíamos recorrido las escuelas y es parte de nuestra tarea permanente, hemos continuado con el proceso asambleario en cada institución, esta vez presentando Marcha Blanca en el Consejo General de Educación”. Además de la importancia que tiene la elección, “esto implica un enorme desafío hacia el conjunto de los trabajadores del sector”, señaló a EL DIARIO.

    Agmer tiene la particularidad de haber elegido esta candidatura en ocasión de realizar la elección para la conducción gremial el 4 de noviembre, cuando se impuso la lista Marcha Blanca en la que confluyeron Rojo y Negro e Integración. “La convocatoria a la interna sindical, para elegir quiénes iban a ser los representantes docentes, fue un hecho que verdaderamente pudo unificar a todas las agrupaciones del sindicato a tal punto que, la confluencia en Marcha Blanca le pertenece a todos los agrupamientos que conducen Agmer”, explicó Cogno.

    Acotó que “nos hemos puesto de acuerdo -dependiendo de los territorios- en cómo íbamos a conformar esta lista para hacerla un espacio de fortalecimiento de la lucha docente y poder trabajar sostenidamente en el tiempo con la articulación necesaria y con criterios que nos permitan desarrollar una política pública importante, como una educación que responda a las necesidades de defensa de la escuela pública y que contemple la agenda reivindicativa de los trabajadores que es muy puntual”.

    En definitiva, manifestó que esta elección representa “el espíritu de ser parte del sistema educativo con voz y voto propio”.

     

    REIVINDICACIONES. “Marcha Blanca condensa muchas líneas de trabajo que son complementarias entre sí, que se han ido construyendo a través del tiempo porque Agmer además, es el sindicato mayoritario” recordó.

    Luego indicó que en “nuestra mecánica de construcción para las definiciones, el primer lugar de debate es la escuela con las asambleas y a partir de ahí las decisiones que se van tomando llegan a los distintos estamentos. Por eso -continuó- Marcha Blanca triangula el debate en la escuela con todos los docentes, el sindicato como articulador y el CGE como el generador y promotor de políticas”.

    “Queremos que lo que se discute en las escuelas llegue al Consejo de Educación para plasmarse en una política que nos permita defender la escuela pública, mejorar nuestras condiciones y a la vez avanzar sobre algunos de los ejes definidos prioritarios en esta campaña”.

    Con relación a reivindicaciones, respondió que “el salario es parte fundamental de las condiciones laborales en las que ejercemos nuestro rol. Lo salarial es muy importante, hay que avanzar en una propuesta de nomenclador”.

    Definido por este sector “lo salarial como un eje de trabajo”, Cogno precisó que “en el Consejo se debe discutir el nomenclador: cada cargo como puesto de trabajo, con el tiempo asignado y el salario. Esta es la manera de corregir las distorsiones que tienen nuestros salarios”.

    Por otra parte, aludió al “eje normativo que tiene que ver con todo lo que condensa el sistema educativo, con unas 6.500 o 7.000 resoluciones al año que legislan sobre lo que trabajamos. Es muy importante la renovación y el trabajo sostenido sobre este aspecto”.

    Representaciones

    Cogno compartió que “un vocal solo es siempre minoría, pero si tiene 47.000 trabajadores discutiendo con él, no está en soledad sino que tiene un poder de discusión. Y eso -agregó- allana muchos caminos porque, a veces lo que se resuelve en las esferas de definición de las políticas educativas está muy alejado de lo que se requiere en las aulas y en el contexto de cada escuela. El vocal tiene que ser ese nexo, arrimar las posiciones y trabajar sobre lo concreto: las demandas por un lado, y las definiciones de políticas por el otro”.

     

    Un momento de crisis

    Susana Cogno interpreta que la educación está atravesando un “momento de crisis no solo por la pandemia sino porque tenemos una escuela pública que tiene que responder a demasiadas demandas y no tiene las condiciones objetivas para hacerlo”.

    La dirigente docente también sostiene que “es un momento de interpelación en todos los planos”. Afirma que “somos defensores de la escuela pública y creemos que el proceso pedagógico y el vínculo social que genera la escuela pública e irremplazable. Que la presencialidad es fundamental y que hay que hacer un profundo debate educativo que no pasa por las pruebas, porque este no es un contexto para aplicar contenidos estándares”.

    Con relación a las pruebas aplicadas y los resultados que han sido noticia en los últimos días, Cogno afirma que “nosotros podemos armar nuestros dispositivos de programación porque la evaluación es una tarea cotidiana del docente. Aplicar las pruebas estándar siempre es un punto de conflicto porque se diseñan en un solo lugar para miles de estudiantes y las currículas no han sido unificadas desde la ley federal de educación en 1995. Entonces en muchos territorios se evalúa lo que no se enseña. Ese es un tema que debemos discutir”.

    Hacer que vuelvan

    En otro orden, Cogno manifiesta que “traer nuevamente a la vinculación educativa a los estudiantes que están fuera del sistema es un deber de política pública y luego, podremos evaluar cómo se vincula eso con el aprendizaje, pero nosotros -insiste- necesitamos un primer trabajo que es volver a vincular a los estudiantes que están fuera del sistema, miles en la provincia y en toda la Argentina”. Admite que “este es un momento complicado, pero siempre el debate colectivo y la construcción en conjunto tiene la llave que abre la puerta para poder encontrar soluciones”. No obstante, advierte que “si no hay debate ni generosidad para escuchar lo que se plantea y se impone, tenemos un primer obstáculo que derribar. Aspiramos a que con Marcha Blanca esa imposibilidad de diálogo sea diluida y podamos verdaderamente hacer sentir nuestra voz para garantizar educación al conjunto que es el desafío de la escuela pública”.

    Al margen

    En estas elecciones votan docentes titulares e interinos, afiliados o no a un gremio. Es un padrón oficial. Se vota por mesa, en un padrón de circuito fijo, como una elección general. Ejemplo de esta organización es la mesa en la escuela Casiano Calderón donde votan 16 escuelas circundantes. Los trabajadores van a ir hasta ese establecimiento para votar.

     

     

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave