6.2 C
Paraná
miércoles, agosto 10, 2022
  • Política
  • Muy
Más

    Loggio pide “dejar de lado la definición de escritorio”

    El diputado provincial por el Frente de Todos Néstor Loggio hizo público un análisis de la situación política para fundamentar una expresión propia: “Más unidad y amplitud es la demanda de la hora”.

     

    Néstor Loggio, diputado integrante del bloque oficialista, afirma que “el Frente de Todos se encuentra ante un desafío histórico” dada “la fuerza de los acontecimientos externos y la dinámica interna propia”. Entiende entonces que “la tarea es institucionalizarse y así generar un espacio que permita la unidad en la diversidad y multiplicar las alternativas de cara a la sociedad para contener las demandas populares”.

    En el escrito toma como ejemplo el Frente Amplio uruguayo, donde “una multiplicidad de expresiones confluye en una identidad superadora, dejando de lado aspectos secundarios de sus propios programas y poniendo el interés de las mayorías por encima de las particularidades de cada uno”.

    Vincula esa idea con el “presagio que lanzó Néstor Kirchner sobre cómo se partirían las aguas de la política nacional en el tercer milenio. Tras la crisis de representatividad de principios de siglo, que arrastró las identidades partidarias que marcaron el siglo XX de la Argentina, vaticinó que finalmente la multiplicidad de expresiones, terminarían convergiendo en dos grandes frentes: uno de centro izquierda progresista y otro de centro derecha conservador”.

    Loggio considera que “hacia ese perfilamiento marchan, con avances y retrocesos, el Frente de Todos y el Frente Juntos por el Cambio” y en ese escenario sostiene que “nosotros debemos encarnar la defensa de los sectores vulnerables y excluidos de la sociedad, a las pymes y a quienes viven de su trabajo. Para eso se necesita ser gobierno y poner el Estado al servicio de las mayorías”.

    Para el dirigente del Frente Grande, “la articulación de esta gran identidad frentista debe pivotear sobre ejes programáticos centrales del pensamiento popular, colocando al Estado en su rol de garante de derechos interviniendo en la economía para generar un empate social que posibilite al conjunto un mínimo de posibilidades para el progreso humano; la economía puesta en función del desarrollo de la comunidad y las personas; el trabajo como ordenador social; la democracia como forma de vida y herramienta para canalizar los intereses sectoriales y la participación como norma para forjar los destinos de la ciudad, la provincia y la República”.

    A partir de esos aspectos que desarrolla y que en sus palabras constituyen un “desafío”, Loggio manifiesta que “es tiempo de que las distintas fracciones que conforman el Frente de Todos definan, primero, si este es el espacio donde se proponen construir. Superada esta instancia, hay que dejar de lado la definición de escritorio y permitir que sea el pueblo, a través de las primarias abiertas, quien elija qué hombres y mujeres encarnan mejor el proyecto popular”.

     

    PROGRAMA DE GOBIERNO

    Con el propósito de recuperar en 2023 la confianza que los argentinos y argentinas depositaron en el Frente de Todos hace dos años propone que el programa de gobierno debe construirse “de cara a la sociedad”, “reconociendo limitaciones” y “explicando las dificultades”.

    “Desde hace más de una década el proceso de crecimiento sustentado en el mercado interno (que dinamiza sectores industriales y genera trabajo para nuestra gente) está siendo horadado por la inflación que afecta el poder de compra de los sectores con ingresos fijos”. En consecuencia, asevera que “hay que decirle al pueblo que la suba de precios responde a varios factores y que no todos son resortes que dependen del Estado; que la inflación no depende sólo de la emisión monetaria porque durante el macrismo hubo contracción del dinero circulante y los precios igual se dispararon”.  También hay que decir, según el legislador concordiense, que “el valor del salario de bolsillo se mantiene de manera indirecta a través de la redistribución de recursos que hace el Estado a través de los subsidios a las tarifas de servicios públicos”.

    Además de esas premisas entiende que hay que “poner sobre la mesa el peso que significa el endeudamiento extremo con privados y con el FMI en la capacidad de acción de la Administración Nacional”.

     

    Allende reclamó la apertura del PJ

    En el PJ reaparece la idea de incorporar a las minorías

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave