24.7 C
Paraná
jueves, enero 20, 2022
  • Paraná
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Instan a la comunidad a que regrese a los controles

    Mediante una campaña, el Círculo Médico de Paraná aconseja a los ciudadanos a que vuelvan a realizarse los controles periódicos que fueron interrumpidos abruptamente por miedo al contagio de Covid durante la pandemia. Según la entidad, también mermó la continuidad de los tratamientos.

     

    Valeria Robin / [email protected]

     

    La emergencia sanitaria desatada por la pandemia derivó en que gran parte de la población pusiera en suspenso los chequeos y consultas médicas. Las razones han sido múltiples: en primera instancia, el sistema de salud priorizó la atención de casos vinculados a Covid.

    Concomitantemente, los pacientes -por temor al contagio- interrumpieron las consultas. De hecho, pese a que el panorama tiende a normalizarse en términos formales, aún persiste cierto temor de parte de las personas al momento de desplazarse y concentrarse en un establecimiento sanitario.

    En paralelo, el aislamiento volvió más sedentaria la vida de la comunidad, lo que pudo haber afectado el estado general de salud de la población. De esta manera se comprende la conveniencia de la campaña lanzada recientemente por el Círculo Médico de Paraná para que se regrese cuanto antes al trato franco con los médicos y especialistas.

    Bajo el lema “Prevenir es ganar salud”, la propuesta en cuestión consta de una serie de mensajes emitidos por distintos profesionales, en los que se busca transmitir la importancia de los controles médicos, fundamentales para la detección temprana y el seguimiento de patologías extendidas, tales como diabetes, hipertensión, colesterol elevado, problemas de obesidad, falla cardíaca, y enfermedades oncológicas.

     

    Razones

    Para conocer más en detalle la iniciativa, EL DIARIO entrevistó a la especialista en Coloproctología, Marianela Grandoli, una de las integrantes del equipo que lleva adelante la campaña.

    “Hay que entender que en la consulta el médico analiza el estado general de salud de la persona y a partir de ese primer diagnóstico puede resolver cuál es la asistencia conveniente”, indicó Grandoli, antes de explicar que ese beneficio ya se experimenta con la simple práctica de controlar el peso y la presión arterial.

    En el mismo sentido, señaló que se pueden evacuar dudas a partir de la aparición de ciertos síntomas y hasta revisar cuestiones vinculadas a las rutinas cotidianas.

    –¿Qué consecuencias puede traer la postergación de la consulta?

     –Mi campo de acción es la coloproctología, una especialidad que se enmarca dentro de la cirugía general y que se dedica, sobre todo, al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan al colon, al recto y al ano.

    Dentro de este campo tratamos los distintos tipos de cánceres que pueden aparecer en estas zonas.

    Está claro que el cáncer colorrectal se puede prevenir. Y, si es diagnosticado en  estadíos tempranos, logra curarse el 90% de los casos. Lamentablemente los controles oportunos no siempre ocurren; de hecho, en la Argentina es la segunda causa de muerte por cáncer y provoca alrededor de 7000 fallecimientos anuales.

    Para hacernos una idea, el cáncer colorrectal se desarrolla a partir de pólipos: pequeñas tumoraciones que se forman en la mucosa del intestino. Se trata de una lesión precancerosa, que si no se detecta y trata a tiempo puede transformarse en un cáncer.

    Ahí se ve con claridad la importancia de hacer los controles para poder detectar y eventualmente extirpar los pólipos e impedir que se desarrolle el cáncer.

     –¿Cuándo es conveniente visitar al coloproctólogo?

     –Siempre que haya señales, como sangrado, alteración en el hábito evacuatorio, o dolor abdominal hay que pensar en hacer una consulta. Hay que tener en cuenta que pueden ser síntomas del cáncer colorrectal.

    La prevención en pacientes asintomáticos comienza a los 50 años, aunque puede iniciarse antes en pacientes con antecedentes familiares de cáncer, con enfermedades inflamatorias intestinales o con alguna enfermedad que desarrolle pólipos a temprana edad.

    El Círculo Médico convoca a la población a que retome los controles de salud. FOTOS: Juliana Faggi.

    PARTICULARIDADES

    –¿En qué consiste la prevención en estos casos?

     –En realizar un examen de materia fecal en busca de pequeñas partículas de sangre que no pueden ser detectadas a simple vista. Se llama test de sangre oculta en materia fecal. En el caso de que sea positivo se indica la realización de una videocolonoscopía, ya que los pólipos o cánceres en estadio temprano pueden causar pequeños sangrados, no detectados a simple vista.

    La videocolonoscopia nos permite evaluar el interior del intestino y poder extraer los pólipos si los hubiera.

    –¿El hecho de que la gente no vaya a las consultas y abandone el tratamiento es una norma general o hay distinciones que podrían hacerse en función de la edad y en función también de si son hombres o mujeres?

    –En líneas generales el abandono de las consultas se vio tanto en hombres como en mujeres.

    En mi especialidad se ve que los hombres consultan menos, o consultan ya cuando la enfermedad está avanzada. Esto tiene que ver más que nada con cierto pudor que puede provocar la consulta y el examen proctológico. Es probable que por esto los pacientes consulten tarde y que el diagnóstico termine siendo más grave.

    Uno tiene que ir al especialista para evitar esos malos momentos, o estar en mejores condiciones de enfrentarlos. La peor opción es aguantar las molestias físicas por retrasar la visita al médico.

    En el boca a boca puede circular también el temor por lo dolorosas que puedan ser las intervenciones. Debemos decir que actualmente se cuenta con diferentes medidas como anestésico local e instrumentos especiales para revistar al paciente.

    Estas herramientas justamente pueden ayudar a que en caso de que haya una lesión severa el chequeo no provoque dolor.

    Es claro que la situación es algo incómoda, pero, insisto en que es indolora y en que sobre todo permite afrontar con tiempo cualquier situación riesgosa que se presente.

    –¿Qué razones llevaron al Círculo a lanzar una campaña de estas características?

    –En el contexto de la pandemia de Covid 19, la sociedad toda se revolucionó, y la salud, lejos de ser la excepción, fue una de las áreas más afectadas.

    Al concentrar todos los esfuerzos y recursos para controlar y hacer frente al virus, lamentablemente quedaron descuidadas otras patologías, y los controles que las podrían evitar.

    Por eso la campaña procura que la población tome conciencia y vuelva a retomar las consultas habituales, porque, como hemos visto, hay enfermedades que se pueden prevenir y curar.

    En mi especialidad en particular, este tipo de consultas disminuyó durante el primer año de la pandemia. No obstante, afortunadamente, en los últimos meses la situación se fue revirtiendo y se está volviendo a la normalidad, es decir, la gente volvió a consultar y a realizarse los controles pertinentes.

    La especialista remarcó que los controles periódicos son una forma de prevenir enfermedades. FOTOS: Juliana Faggi.

    Los mensajes de la campaña

    Además de la entrevistada, Marianela Grandoli, participan de la campaña otros cuatro especialistas. Cada uno se refirió al tema desde su campo específico.

    La ginecóloga María José Pisk habló sobre la importancia de los controles ginecológicos anuales, “fundamentales en el diagnóstico temprano de enfermedades como el cáncer de cuello uterino y de mama”. Además, insta a consultar y hacer un seguimiento de métodos anticonceptivos.

    La médica generalista Negi Bonifacino advierte que, “desde que comenzó la pandemia muchos pacientes empeoraron sus enfermedades de base por falta de controles y postergación de tratamientos”, invitando a retomar los chequeos médicos fundamentales en el seguimiento de enfermedades de base, como la diabetes y la hipertensión, que a su vez son un factor de riesgo frente al Covid.

    Por su parte, el urólogo Martín Leiva se refirió al cáncer de próstata, al decir que “en etapas iniciales puede ser asintomático”, y que “su tratamiento a tiempo incrementa las posibilidades de curación”, al hacer un llamado a los varones para que se realicen los controles preventivos pertinentes.

    Finalmente, la cardióloga Natalia Salcedo hizo mención a las últimas estadísticas disponibles en nuestro país, correspondientes al 2017, al decir que “en Argentina, la enfermedad cardiovascular lidera el ranking con 100.000 muertes al año. Durante la pandemia se postergaron controles y tratamientos, lo que agrava la situación”.

     

    Para agendar

    Incluso entre muchas personas que tienen en claro cuál es la frecuencia sugerida de los controles, suelen dudar sobre cada cuánto es conveniente realizar los chequeos. Para todos ellos, tiene sentido este repaso.

    –Las embarazadas deben realizarse los controles prenatales en cada trimestre del embarazo.

    –Los recién nacidos sanos, deben ser llevado al médico de manera mensual, desde el nacimiento hasta el año de vida.

    –En el caso de los niños y adolescentes, la frecuencia varía según la edad, la instancia de crecimiento y desarrollo en que se encuentra, y la necesidad de educación en hábitos de vida saludables.

    –Tanto en el caso de los adultos que no tuvieran síntomas ni factores de riesgo deben controlarse cada año.

    –Finalmente los mayores de 50 años sin síntomas, pero con comorbilidades (por ejemplo: diabetes, hipertensión, entre otras) o con antecedentes familiares de enfermedades crónicas, lo sugerido es una consulta cada 6 meses.

    En todos los casos, es vital la prescripción de un profesional.

     

    Controles de rutina

     Un examen físico general en los adultos no puede dejar de contemplar el peso, la estatura, y el índice de masa corporal, para chequear si no hay sobrepeso u obesidad.

    También hay que tener en cuenta la presión arterial, para ver si no existe hipertensión o enfermedades cardiovasculares.

    La charla con el profesional puede servir también para abordar los hábitos como el consumo de alcohol, tabaco, y otras drogas; las características de la alimentación, la frecuencia y calidad de la actividad física; y el tipo de trabajo que realiza la persona, en tanto puede ir derivando en una afectación de la salud.

    A partir de estas conversaciones y controles preliminares, el profesional evaluará si es preciso pedir otros estudios. Por ejemplo, electrocardiogramas o pruebas de esfuerzo (ergometría) para descartar o hallar indicios de enfermedades cardiovasculares; y también análisis clínicos de orina y sangre.

    Si uno repasa las características de estos exámenes podrá advertir que muchísimas personas durante largo períodos no se someten ni siquiera a los más elementales.

    Según los especialistas, el panorama empeoró con las restricciones por la pandemia de Covid.

    La pandemia empujó a que se retrasen los controles médicos de rutina. FOTOS: Juliana Faggi.

    Es crucial la prevención

    El chequeo periódico de salud permite la detección de factores de riesgo, primer paso para la prevención de enfermedades. Y, en el caso de que el diagnóstico detecte una afección, brinda la posibilidad de mejorar la calidad de vida, combatir las condiciones que derivan en la aparición de patologías y, consecuentemente reducir los índices de mortalidad.

    Si bien estos objetivos rigen con independencia del paciente del que se trate, es obvio que cada plan de salud está sujeto a las condiciones individuales de las personas, como su edad, sus antecedentes familiares, y el contexto en el que se desenvuelve.

    De todos modos, la frecuencia y el tipo de control de rutina en la población general están muy relacionados con la edad de las personas. Más allá de esto, hay algunos factores que son transversales a muchos grupos etarios como la vacunación, la alimentación, los hábitos saludables, y las condiciones en las que se trabaja. Estos aspectos suelen ser tenidos en cuenta por el profesional al momento de la consulta.

    Sin dudas, cada uno de estos indicadores incide en las formas de enfermar de la persona y hay que tenerlas en cuenta al momento de hacer controles.

    En la entrevista con EL DIARIO, la coloproctóloga Marianela Grandoli, se refirió a la importancia de la detección precoz del cáncer de colon que “permite una recuperación de hasta el 90% de los pacientes”, mencionando, además, que “en Argentina mueren 20 personas al día por esta enfermedad”.

    Se lanzó una campaña para retomar controles médicos

    La consulta médica habitual es crucial para detectar el cáncer

    La pandemia también retrasó los controles por Alzheimer

    Hacer deportes como parte de una estrategia de salud

    RESUMEN DEPORTIVO

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave