La Provincia, Sociedad

Comenzó un plan de trabajo en Irazusta para evitar próximas inundaciones

El gobierno provincial comenzó hoy un “plan de trabajo” en la localidad de Irazusta, del departamento de Gualeguaychú, una de las más afectadas por el temporal que azota al litoral argentino, donde tras las lluvias un 80% de la localidad quedó bajo el agua, para evitar próximas inundaciones.

 

Limpieza de arroyos, estudios de terrenos, y un proyecto hídrico definitivo de defensas y canalizaciones son las acciones que llevarán a cabo desde diferentes áreas gubernamentales.

El secretario de Planeamiento provincial, Marcelo Richard, indicó que “es una prioridad aliviar la situación de anegamiento que afecta a los vecinos”.
Por eso, decidieron “realizar tareas de limpieza del arroyo, en particular una zona de obstrucción, y llevar adelante un estudio más completo que permita encontrar la solución definitiva”, detalló.

En tanto, el director de Hidráulica entrerriano, Carlos Victor, destacó que se creó “un plan de tareas a corto plazo que contempla la limpieza del arroyo en 1.200 metros”, que se realizarán entre enero y febrero.

El plan además comprende “trabajos en las alcantarillas de la zona urbana del pueblo, y un proyecto hídrico definitivo que contemple las defensas actuales, que deberíamos tener, y canalizaciones aguas arriba”.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Gobierno de Irazusta, Betina Hilt, explicó que el pueblo “se encuentra en un punto geográfico que lo hace susceptible al ser costeado por un arroyo de norte a sur por el oeste”.

La localidad sufrió la caída de más de 200 milímetros durante los últimos 6 días, y cerca de 140 milímetros en pocas horas del pasado miércoles, lo que generó que “ingrese agua en el 80% de las viviendas de la zona”, detalló el director de Defensa Civil, Lautaro López.

Las inundaciones se provocaron cuando se rompió un terraplén de contención que se había construido en espera de una obra definitiva, y por el desborde del arroyo Las Toscas.

Hilt explicó que es “la cuarta vez que se inundó la ciudad en los últimos dos meses” y que la bomba de agua municipal “trabajó mucho pero la intensidad de la lluvia hizo imposible frenar la inundación”.

Finalmente, sostuvo que “como municipio de segunda categoría” no poseen fondos para “encarar obras necesarias para que esto no vuelva a ocurrir”, por lo que trabajan con el gobierno provincial “porque es una cuestión humana y una emergencia a resolver”.