Política, Sociedad

“Hay que definir candidaturas, porque en la oposición hay mucha potencia contenida”

El precandidato presidencial y diputado nacional Felipe Solá (Red por Argentina) admitió este sábado, en Mar del Plata, que no sabe si la ex mandataria Cristina Kirchner va a postularse para las elecciones de este año, y consideró necesario que definir candidaturas porque “en la oposición hay mucha potencia contenida”.

Solá visitó la ciudad balnearia bonaerense, en una gira por distritos provinciales para promocionar su precandidatura, de cara a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se celebrarán el próximo 11 de agosto. 

En una entrevista con Télam, el legislador dijo que la gestión del presidente Mauricio Macri produjo “un desbarranque de la Argentina”, y como ex gobernador bonaerense calificó la gestión de María Eugenia Vidal, al decir que “De un 5 no pasa”.


– En el cierre de 2018 se pronosticaba el verano como el arranque real de la campaña. ¿Siente ese clima?
-Sin dudas, porque considero que los tiempos se van acortando, a medida que la crisis se va acentuando. 

 

-¿Cuánto margen de tiempo tiene la oposición para definir candidaturas concretas?
-La verdad es que políticamente vamos llegando a un momento en el que la oposición tiene que definir candidaturas o definir la forma de llegar a ellas. Cuando eso ocurra, muchísima gente se va a encolumnar.

 

-¿Está hablando de definiciones previas a las PASO?
-Sí, son anteriores. La oposición tiene que tener un nivel de acuerdo muy fuerte, de forma tal de que o no haya PASO o haya PASO pero entre dos candidatos, de forma tal de mostrar unidad. 


-¿Hay límites de nombres o fuerzas a la hora de invitar a formar parte de este espacio opositor alrededor del Partido Justicialista?
-Yo no tengo límites de nombres. Yo me considero totalmente capacitado para ser candidato, pero me interesa más el triunfo que mi situación.

 

-¿Qué cree que va a hacer Cristina Kirchner?
-No tengo idea. Cuando me preguntan por ella, yo sé que es muy importante la respuesta, porque a todos nos interesa, pero no sé qué va a hacer. He hablado tres veces con ella, pero no lo sé. Pienso seguir hablando todo lo que sea necesario, creo que el tiempo va a ir decantando y espero que ese tiempo no sea muy largo. Porque hay mucha potencia contenida en la oposición, esperando tener un camino claro. 

 

-Tanto el oficialismo como espacios que aparecen como tercer actor subrayan las diferencias internas del armado del PJ.
-Tenemos que ser muy generosos, olvidar toda clase de enfrentamientos y pensar en el futuro. Pensar que no puede seguir este desbarranque argentino, y que ojalá seamos capaces de atraer a todos los nombres y fuerzas a una sola oposición. Dependerá de nosotros y de ellos.

 

-¿No hay lugar para una tercera fuerza?
-Hay, pero no veo que puedan crecer. Pueden entorpecernos, pero no crecer.

 

-¿Qué opina de la posibilidad de que se desdoblen las elecciones en la provincia de Buenos Aires?

-Pienso que es una muestra del miedo que tiene Vidal -y que no se anima a decir-, de ir en la misma boleta que Macri. Es una clara expresión del fracaso de Macri: en un año electoral, una de sus manos derechas dice que no quiere ir en la misma boleta. Y bueno, trastocarán la ley y harán lo que nunca se hace, y lamento mucho si hay colaboración peronista o seudoperonista en eso. Los que accedan a eso siendo opositores van a ser traidores en serio. Pero insisto: acá no se debe leer esto desde la fortaleza de Vidal, sino desde la debilidad de Macri.

 

-¿La gobernadora bonaerense es una variable importante en la definición de las presidenciales?
-Ella ha tenido una presentación en sociedad muy exitosa, con la ayuda de errores muy graves del otro lado. Se presentó como lo nuevo, pero no ha hecho más que destruir las cosas. Ella no puede mejorar lo que ha roto Macri en todo el país.

 

-¿Qué calificación le pondría usted, como ex gobernador de Buenos Aires, a la gestión de Vidal?
De un 5 no pasa, eso lo puedo asegurar, porque su gabinete es bastante chato, salvo algunas excepciones. Y ella no tiene vocación de administrar.

 

Con información de Télam.