Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Sociedad

Piden que se desmantele la antena del Club Instituto

La construcción de elemento de telefonía de la empresa Telecom no contó con la autorización ni los estudios de factibilidad que se requieren. Por ello, y tras la movilización de los vecinos, la municipalidad de Paraná ordenó que se detengan los trabajos.

 

Los vecinos de Villa Uranga y las autoridades del Club Instituto solicitaron a la empresa Telecom Argentina que desmantele la antena de telefonía emplazada en el predio de la institución deportiva ya que no consta de los permisos municipales pertinentes.

El 20 de diciembre los vecinos se movilizaron para protestar en contra de la antena que está ubicada al costado de un campo de deportes porque según entienden podría tener consecuencias en la salud de las personas. Luego de eso, la municipalidad ordenó al club y a la empresa que se detenga la instalación de la antena por falta de autorización y los trámites correspondientes. Pero la estructura de varios metros de longitud continúa en el mismo lugar y este viernes el club comunicó mediante una carta documento dirigida a la empresa que rescindía el contrato y exigía que se desmantele la antena.

“El contrato ha sido rescindido oportunamente en virtud de las causales ya expresadas quedando sin efecto el mismo. Reiteramos y exigimos que en un plazo de cinco días de recibida la presente proceda sin más al desmantelamiento de las estructura colocada en el predio del club bajo apercibimiento de hacerla retirar a su costa y cargo”, se señala en una carta documento dirigida a la empresa que lleva la firma de Albero Villarreal, presidente del Club Instituto de Paraná.

La antena de Telecom se ubica en el predio deportivo del Club Instituto.

 

REUNIONES. “Nos reunimos e en la Subsecretaría de Telecomunicaciones de la Provincia, y ya tenían conocimiento de la instalación irregular de la antena porque no tiene los permisos de construcción ni se realizaron los estudios de factibilidad. Esa repartición emitió un comunicado ratificando que la antena fue instalada en forma irregular y sin respetar la normativa vigente”, señaló a EL DIARIO Leonel Pannoni, abogado de la Asociación Asamblea Vecinalista.

También se reunieron con el subsecretario de Planeamiento de la Municipalidad de Paraná, Marcelo Dellepiane, a quien le solicitaron una certificación de que la empresa no había realizado los pedidos de autorización ni los estudios de factibilidad a fin de fundamentar legalmente la rescisión del contrato por parte del Club. De la reunión participaron el subsecretario de Planeamiento, Marcelo Dellepiane, el director General de Programas Especiales Ambientales, Rodolfo Emery, integrantes de la Asamblea Ciudadana, del Club Instituto, vecinos de la Comisión Vecinal Santa María del Rosario y de la ONG Entre Ríos Entre Arroyos.

Los funcionarios pusieron en conocimiento de los vecinos aquellas acciones llevadas a cabo por el municipio, que culminaron con la paralización de la obra, una vez verificada la infracción cometida por la empresa, quien realizó los trabajos sin gestionar las autorizaciones que están contempladas en las normas que regulan la temática.

Los funcionarios pusieron a disposición toda la información obrante en las áreas intervinientes y se acordó avanzar en próximos encuentros el análisis de líneas de acción conjuntas.

CONSTANCIA. “Tuvimos una reunión con la Subsecretaría de Planeamiento de la Municipalidad. Presentamos una nota solicitando constancia de que no había pedido de permiso, que no se cumplieron los recaudos legales para que el club pudiera rescindir el contrato con la empresa Telecom Argentina ante el incumplimiento grave de la empresa, eso haría rescindir el contrato sin ninguna consecuencia por el club. Las autoridades municipales emitieron esa constancia en el acto dejando en claro que no se solicitó ningún permiso y que no hay expediente en trámite”, contó el representante legal.

También recordó que la Comuna ya había ordenado que se detengan los trabajos de la instalación debido a que se estaba obrando en forma irregular.

“Sobre esa base los vecinos instan al club a que rescinda el contrato para impedir que se continúe la construcción y se solicita el desmantelamiento. Se envió una carta documento y se hace constar. Se procedió a rescindir el contrato y solicitar el desmantelamiento”, remarcó.

Por otra parte, desde la Municipalidad se comprometieron a negar la posibilidad de que la empresa regularice la situación e inicie los trámites correspondientes.

“No van a permitir que la empresa pretenda sanear esa falencia, no se va a autorizar porque el club ya rescindió el contrato”, concluyó Pannoni.

Por su parte, el subsecretario de Planeamiento, Marcelo Dellepiane, informó a EL DIARIO que en la Justicia de Faltas municipal se dirime si corresponde alguna sanción económica a la empresa de telecomunicaciones.

La movilización de los vecinos fue clave para que se pida desmantelar la antena de telefonía.