Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Sociedad

Evoluciona bien la salud de los bebés nogoyaenses

La salud de los tres bebés que fueron derivados desde Nogoyá al Hospital San Roque, de Paraná, tras las muertes de dos niñas que presentaban síntomas similares continúa evolucionando favorablemente, según se informó desde el nosocomio.

Los niños (uno de 20 meses, otro de 2 meses y un tercero de 3 años, el primero y el tercero primos entre sí y el segundo vecino de ellos) están internados en una sala general y recibiendo atención médica para paliar un cuadro de gastroenteritis.

 

DOS MUERTES. El miércoles tomó estado público el caso de dos nenas primas hermanas que fallecieron con una semana de diferencia tras ser internadas con los mismos síntomas en la ciudad de Nogoyá.

 

Los niños internados presentan síntomas similares al de los casos de las nenas fallecidas en el hospital de Nogoyá.

Ese día murió una nena de 10 años en el Hospital San Blas que había ingresado con síntomas de una gastroenteritis. Y el 2 de enero había fallecido su prima, de 13 años, en el mismo nosocomio y presentando un cuadro similar.

Las extrañas muertes provocaron la preocupación de las autoridades sanitarias de la Provincia que dispusieron análisis ambientales en la zona de Barrio Ghiano donde vivían las dos niñas y actualmente residen los tres niños internados en el Hospital San Roque.

 

SÍNTOMAS. Los síntomas que presentan los tres pequeños son similares.

“El paciente de 20 meses de edad oriundo de la ciudad de Nogoyá, fue derivado desde el hospital San Blas, por deposiciones con sangre. Ingresó en buen estado general, con el abdomen levemente distendido e hidratado. Por los antecedentes familiares patológicos, se decidió internarlo en sala de cuidados progresivos y se solicitaron estudios complementarios. También se indicó el tratamiento apropiado que en estos casos incluye alimentación con lactancia materna y dieta astringente”, señaló a EL DIARIO el director del hospital Marcelo Itharte.

Con respecto al paciente de dos meses, el médico manifestó que fue traído a la capital entrerriana por un cuadro que incluía “fiebre, vómitos y diarrea sin sangre”. También ingresó en buen estado general e hidratado. Pero teniendo en cuenta los antecedentes de los otros dos casos fatales que eran similares y de una gran proximidad se decidió trasladarlo a la capital entrerriana para quedar bajo observación. Este jueves, se había probado la tolerancia de alimentación por vía oral y se obtuvieron resultados positivos.

Por otro lado, el bebé de 3 años llegó con un cuadro muy similar: deposiciones con sangre.

“Los tres se encuentran estables bajo estricto cuidado y control de los profesionales de la salud, y por ahora en la misma sala”, afirmó Itharte.

Asimismo, este jueves se conoció el resultado de la autopsia que se practicó al cuerpo de la niña de 10 años, que falleció el miércoles, y tuvo conclusiones muy semejantes al que se realizó en el caso de la nena de 13 años.

En ambos casos se detectaron problemas neurológico que provocaron un incremento de la presión intracraneala que derivaron en sendos casos de hemorragia cerebral para terminar en paros cardiorrespiratorio.

Autoridades del Ministerio de Salud y del Municipio de Nogoyá acordaron cómo seguir adelante con las acciones ante el fallecimiento de las dos nenas.

 

Realizan inspecciones ambientales y toman medidas de prevención

Personal de las direcciones de Epidemiología y de Bromatología del Ministerio de Salud estuvieron este jueves en Nogoyá para realizar inspecciones y análisis ambientales que puedan arrojar datos sobre las causales que provocaron la muerte de las dos niñas en esa ciudad.

“Estuvimos trabajando a la mañana en el Hospital. Hemos tomado parte de la mesa de trabajo conforme lo solicitó la ministra de Salud”, señaló a EL DIARIO el intendente nogoyaense Rafael Cavagna.

“Estamos preocupados con los casos que lamentablemente sucedieron en Nogoyá —admitió— Hubo dos casos mortales y a las causas las va a determinar la Dirección de Epidemiología de la Provincia. Estamos trabajando en medidas sanitarias de prevención universales para poder eliminar todo tipo de riesgos y poner barreras para disminuir los riesgos de las diferentes hipótesis que se pueden llegar a manejar”.

—¿Cuáles son esas medidas?

—Las medidas son relacionadas con el manejo del agua, el alimentario, el trabajo de la Municipalidad de eliminación de microbasurales, el control permanente del agua eléctrica que presenta la zona de Villa Ghiano y el desmalezamiento en los lugares donde lo requieran.

—¿Qué hipótesis manejan?

—Hipótesis no se descarta absolutamente ninguna. Pero queremos ser prudentes con la información hasta tanto la Dirección de Epidemiología de la Provincia lo resuelva. Entonces vamos a dar a conocer cuál fue la causa de la muerte de las dos jóvenes. La Justicia también trabaja de manera paralela e independiente, en una investigación de oficio a cargo del doctor Uriburu y se están esperando los resultados de las autopsias.

—¿Se detectaron otros casos?

—Se reciben periódicamente consultas en los efectores de salud, tanto provincial como municipal. El primer síntoma que presentan los pacientes es diarrea y dolor abdominal que obviamente pueden tener o no relación con lo que sucedió. Pero la sociedad está preocupada por el tema y de manera lógica concurre a esos lugares para poder hacerse atender.

—¿Cómo es el barrio en el que vivían las dos niñas?

—Es un barrio que se ubica en la zona oeste de la ciudad que se denomina Villa Ghiano. Es un barrio de condición humilde, con los servicios básicos pero las condiciones de vida de los vecinos no son las óptimas.

Los tres niños siguen internados en el hospital San Roque y su salud ha evolucionado favorablemente.