32.5 C
Paraná
miércoles, diciembre 8, 2021
  • Política
  • Nosotros
Más

    Cresto: “Vamos saliendo del modo pandemia y pasamos al modo crecimiento”

    Tras los resultados de las PASO, el candidato del Frente de Todos analiza el actual escenario político y afirma que aspira a ganar las elecciones generales.

     

    Redacción EL DIARIO | [email protected]

     

    Enrique Cresto encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente de Todos en Entre Ríos. Los votos que obtuvo la nómina en las elecciones PASO de septiembre fueron inferiores a los sufragios de la nómina de Rogelio Frigerio, en la interna de Juntos por Entre Ríos. En diálogo con EL DIARIO, Cresto, que el año pasado tomó licencia en la intendencia de Concordia para conducir el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), analizó los motivos de esos resultados como así también la situación de la provincia y el país.

     

    Escenarios

    —¿Cómo ve el escenario político actual en comparación al de antes de las PASO?

    —Objetivamente, más allá de lo que pueda pasar el 14 de noviembre y la recuperación que tengamos como Frente, la diferencia entre el 12 de septiembre y el 14 de noviembre es que salimos ya del modo pandemia y pasamos al modo desarrollo y crecimiento. Asumí en Enohsa en enero de 2020 después de tomar licencia en la intendencia de Concordia. En marzo cuando empezó la pandemia, lo primero que hicimos fue declarar esencial la política de agua y saneamiento y eso nos permitió llevar al organismo de 11 obras a cientos de obras por toda la Argentina. Con una proyección de tener 2.000 obras. Obras en todos los municipios del país. A partir de ahí, por supuesto que vivimos todo lo vinculado con la pandemia. Parte de nuestro presupuesto se fue a los hospitales modulares, a temas vinculados con la pandemia. Somos conscientes de que la pandemia ha generado en la población un malestar, no solamente económica sino también lo que es el encierro. A eso se les suman las complicaciones de salud. ¿Quién no tiene un pariente, un amigo que ha quedado en el camino?

    “Entre Ríos es una de las provincias con más futuro”, dijo Cresto.
    Foto: Sergio Ruiz. EL DIARIO.

    —¿No fue un buen escenario para los oficialismo?

    —No. Siempre lo comparo a cuando asumí en Concordia como intendente en 2015. A las tres semanas se inundó la ciudad. Fue la inundación más grande de la historia desde la construcción de la represa. El pueblo estaba enojado. Yo había formado un equipo de defensa civil con todas las ONGs, estábamos en los camiones trasladando a la gente y había un mal humor, una imagen negativa hacia la gestión. Yo decía: hace tres semanas que asumimos y estamos dejando todo. Pero después que la gente volvió a sus casas, que las trasladamos de las escuelas, los ayudamos en el regreso, la gente empezó a valorar lo que habíamos hecho y creció la imagen de la gestión que llegó a superar el 70%. Yo le explicaba esto al Presidente: en algún momento se va a valorar todo esto que se ha hecho, cuando llegamos a la normalidad plena se va a valorar todo lo que ha hecho el Estado nacional. Pero mientras tanto tenemos un impacto negativo. La forma de salir es para arriba: que crezca el empleo, la industria, que mejore la jubilación mínima, que los jóvenes tengan posibilidad de empleo.

    El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos dialogó con EL DIARIO
    El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos dialogó con EL DIARIO. Foto: Sergio Ruiz.

    —¿Cuál es su expectativa? ¿Mejorar los resultados o revertirlos?

    —Nosotros apostamos para ganar las elecciones. Al 12 de septiembre el escenario era distinto no solo en lo referente a la pandemia sino también por no tener el peronismo elecciones internas. El peronismo se moviliza mucho cuando va a competir. Ahora el peronismo sabe que va a competir y hay que defender un modelo. Lo digo en cada lugar que voy, lo hablamos con los ministros y el Gobernador: una vez que se conforma, la lista pasa a segundo plano. Nos transformamos todos en  candidatos y en custodio de pregonar este modelo. Los que estábamos y vivimos los cuatro años anteriores sabemos la diferencia. Bordet sabe la diferencia y es el mejor testigo de una provincia que a duras penas podía cumplir los servicios básicos y esenciales, pagar los sueldos, a una provincia que hoy se está transformando. Los municipio, los nuestros y los de Cambiemos, saben que los últimos cuatro años se abocaron a pagar los sueldos y hoy, con pandemia y todo, se encuentran frentes de obra en toda la provincia, con fondos municipales, provinciales y nacionales. Acá en Paraná hay más de 50  frentes de obra, la mayoría con fondos nacionales, pero también con fondos provinciales y municipales. Y eso es porque hay una reactivación importante, han crecido las recaudaciones y hoy el Estado no solamente está para pagar sueldos sino para cumplir muchos de sus objetivos.

    El candidato a diputado nacional en primer término del Frente de Todos en Entre Ríos apuesta a ganar las elecciones de
    noviembre. Foto: Sergio Ruiz. EL DIARIO.

    Acuerdo político

    —Después del 14 se avizora un panorama económico complicado. ¿Es necesario de un acuerdo político?

    —Creo que el primer acuerdo político se dio en la coalición de gobierno. Se estableció un parámetro, un modelo de país. Está el Frente Renovador, los diferentes sectores del peronismo y el país va para adelante. Ya saliendo de la pandemia se ven los índices de crecimiento de la actividad económica, de la actividad industrial, de la capacidad industrial instalada de cada empresa. El crecimiento de las exportaciones, de las hectáreas sembradas en Entre Ríos. Se avizora un crecimiento económico. Sí, políticamente hay que resolver algunos temas importantes y que tienen que ver con convocar a las diferentes fuerzas, pero nunca claudicar en el modelo de país que queremos. El modelo es sustituir las importaciones, que crezca la industria nacional. Hay ciertas características que simbolizan a este modelo político. Hay que hacer una gran convocatoria pero siempre con la consigna de este modelo.

    —¿Qué modelo de provincia imagina?

    —Después de recorrer la Argentina en varias oportunidades, puedo decir que Entre Ríos es una de las provincias con más futuro, quizás la mejor distribuida. Es la provincia más hídrica de la Argentina, con más de 50.000 kilómetros de ríos y arroyos. Tenemos los puertos y tenemos para desarrollar una política energética muy buena. El desarrollo para Entre Ríos es el desarrollo de una provincia agroindustrial con un gran desarrollo turístico. El problema de la Argentina es la concentración poblacional en el conurbano y en la capital. Es un país muy centralista. Si bien hay una impronta de nuestro Presidente de hacerlo más federal en los recursos es centralista. Esa matriz es fundamental cambiarla desde la Nación. Es la única forma de desarrollo. Digo porque lo que cuesta la SUBE en Buenos Aires es la mitad de lo que cuesta en Paraná, la energía cuesta la mitad, y eso hace que todo sea más difícil. En la provincia de Entre Ríos, el 70% de su riqueza se encuentra en las poblaciones rurales. Lo que necesitan para desarrollarse esos lugares son cinco pilares fundamentales: el agua y las cloacas, energía, conectividad, gas y accesos. La ley de comunas facilita que esas pequeñas poblaciones tengan posibilidad de desarrollo porque reciben coparticipación. Si comparamos el censo del 91 con el 2001, la mayoría de esos lugares tenían menos habitantes. A partir del 2001 esas poblaciones vienen creciendo. Es la posibilidad de que la actividad agropecuaria, el que la actividad ganadera se pueda industrializar en esos lugares. Hoy Entre Ríos tiene 35 parques o áreas industriales. Si hay 83 municipios hay que tener 83 parques industriales. Entre Ríos tiene que ser un gran área industrial, aprovechando que producimos el 6% de la energía, cambiando la matriz energética, que la industria electrointensiva tenga alguna exención se puede convertir en un vergel de inversiones, así como iban a San Luis por la promoción industrial, o las actividades en el sur. Acá con respecto a la energía, tendríamos que lograr algún beneficio. Y eso se logra luchando en el Congreso.

    El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos dialogó con EL DIARIO. Foto: Sergio Ruiz.
    El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos dialogó con EL DIARIO. Foto: Sergio Ruiz.

    —Por algunas medidas, como los cupos en las exportaciones o las políticas arancelarias, los productores perciben un sesgo antiagropecuario en el Gobierno. ¿Cómo analiza eso?

    —Hay diferentes factores. El campo y la industria siempre fueron los motores fundamentales del peronismo. Mi abuelo fue gobernador en esta provincia y la relación que tuvimos siempre con la Sociedad Rural fue de trabajo en conjunto. Y eso es el peronismo. Cuando miramos lo que fue la 125, cómo los pequeños productores terminaron del lado de los grandes productores, vemos que hubo una gran confusión y mala comunicación. Falló la política porque es fundamental para el desarrollo de la Argentina apoyar la producción agropecuaria. Nosotros trabajamos para eliminar las retenciones a la actividad citrícola, a la andanera. También para lograr energía más barata para el arroz también.

    —Con la represa de Salto Grande en el territorio, ¿es posible tener una energía más barata para Entre Ríos?

    —Lo primero que trabajamos con la provincia fue que a las regalías las liquiden en especies. Eso hizo que Entre Ríos, en esta gestión, reciba cinco veces más regalías de lo que venía recibiendo. Eso va a un fondo de desarrollo energético y se están haciendo obras en toda la provincia. También se está negociando que los excedentes se pagan en especies. Eso beneficiaría a toda la provincia, porque el Ministerio de Obras Públicas de la costa del Uruguay es la Casfeg. Y todo el presupuesto de Obras Públicas de la Provincia se puede destinar a la costa del Paraná. Pero lo mejor es cambiar la matriz energética de la Argentina, estableciendo una tarifa o uniforme para todo el país o estableciendo un sistema federal en el que a medida que se aleje de la Capital se tenga una energía más barata. Una de las cosas que planteamos es que la actividad industrial más las inversiones vinculadas al turismo tengan una energía diferenciada, que paguen el 50% con un tope. Ese es un desafío que debe trabajar la provincia a nivel nacional y lo tiene en agenda el Gobernador.

    Reforma laboral

    —Un tema que se plantea en esta campaña es el de la reforma laboral. Se habla de cambiar el sistema de indemnizaciones y de establecer convenios particulares. ¿Cuál es su postura al respecto?

    —La ley de contrato de trabajo es algo que hay que ir aggiornandola a los diferentes tiempos. Va cambiando la modalidad del trabajo. Los trabajos del futuro no van a tener nada que ver con el trabajo de hoy. Pero la variable de ajuste no tiene que ser los trabajadores. Por una cuestión lógica: en un país en desarrollo y con actividad plena, sin desocupación y con salarios por encima de la canasta básica podemos discutir cómo aggiornamos la ley de contrato de trabajo. Ver el régimen indemnizatorio con los trabajadores sentados en esa mesa de discusión. Pero no en épocas de recesión o en épocas difíciles como está la Argentina hoy, y que la variable de ajuste sean los trabajadores que sufrieron todo el impacto. En Concordia, se estudió adaptar el sistema laboral citrícola al sistema de la UOCRA. En casos particulares se puede estudiar, no en una regla general. Además, el proyecto mochila (de indemnizaciones) va contra el 14 bis de la Constitución y el artículo 75 inciso 22 que equipara los tratados internacionales. La discusión se tiene que dar en el Congreso. Nosotros consideramos que nos están faltando los votos para llevar adelante las verdaderas transformaciones. Nuestros adversarios dicen que quieren tener los votos para frenar al kirchnerismo. Pero ¿frenar en qué? En 12 años, ¿qué ley avasalló algún derecho de los argentinos? En cambio, los cuatro años que gobernó Macri fue una forma de gobernar de probar hasta dónde llegar y avanzar en diferentes cosas. Eso es lo que se disputa el 14 de noviembre.

    Tras los resultados de las
    PASO, el candidato del
    Frente de Todos analiza el
    actual escenario político y
    afirma que aspira a ganar
    las elecciones generales. Foto: Sergio Ruiz. EL DIARIO.

    —¿Se disputa un modelo de país?

    —Es un modelo. Yo siempre digo que la Argentina va a crecer. El 15 de noviembre seguimos gobernando nosotros, a nivel provincial y a nivel nacional y la Argentina va a crecer esos dos años. Son datos objetivos. Es como subir una escalera: si estamos con fuerzas y ganas la subimos de dos escalones, si estamos sin fuerza lo hacemos de a un escalón y por ahí nos quedamos. El crecimiento de la Argentina será diferente con un resultado electoral y con otro. Crecer va a crecer, pero para tener un crecimiento que nos lleve a recuperarnos vamos a necesitar un triunfo el 14 de noviembre a nivel nacional. En Entre Ríos tiene un condimento extra de que un triunfo el 14 de noviembre posiciona a la provincia. En Entre Ríos, el exponente de una de las lista es Frigerio, en la otra estoy yo. Un modelo representa a una provincia que en cuatro años estuvo en terapia intensiva con todas la obras frenadas. Lo que representa el otro modelo, que yo represento, es una provincia transformándose con nueve frentes de obra en rutas nacionales, desarrollo de agua y saneamiento más grande la historia de Entre Ríos, inversión de obra pública en todo el territorio, reactivación económica. El 15 de noviembre tengo que seguir gestionando para Entre Ríos. No es lo mismo decir ante Nación que los entrerrianos acompañan este modelo que tener un resultado adverso. A eso se lo planteamos a los intendentes de todos los partidos. Cualquier intendente de Cambiemos que haya sido reelecto va a decir las diferencias de los dos modelos. Hoy están muy conformes porque tienen obras.

     

    En primera persona

    “Tengo 45 años. A Leticia, mi esposa, la conocí a los 4 años en jardín de infantes. Nos casamos y tenemos cuatro hijos. Somos una familia numerosa de ocho hermanos. Mi hermana Mayda es diputada nacional y mis otros hermanos están en otras actividades”.

    El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos dialogó con EL DIARIO
    El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos dialogó con EL DIARIO

    —Tiene un apellido ligado a la política de la provincia, se llama igual que su abuelo que fue gobernador. ¿Eso suma o pesa?

    —La política es una actividad noble, de mucho sacrificio. Es la única herramienta en democracia para transformar la realidad. Por supuesto que está vapuleada. Si un padre es odontólogo y sus hijos son odontólogos seguramente en la mesa se hablará de ese trabajo. Pero en política, a veces, puede estar mal visto, hay gente a la que no le gusta que sus hijos sean políticos. Yo nací un día después del golpe de Estado. Nací el 25 de marzo de 1976, me inscribieron el 26. Con mi padre preso, mi abuelo preso. Mi abuelo estuvo cinco años preso. Mi padre me puso el nombre de mi abuelo porque en ese momento estaba desaparecido, apareció a las dos semanas. Mi abuelo estuvo preso en cada golpe de Estado, por su militancia. Pero también mi familia siempre estuvo en la actividad privada. En 1914 se hizo la primera exposición industrial en Entre Ríos y ahí mi bisabuelo ganó la medalla de plata por su actividad como alfarero. Mi abuelo tuvo actividad citrícola, arrocera, fue apicultor. Mi padre es metalúrgico. Mi familia tiene un arraigo muy importante con toda la actividad productiva. Siempre estuvimos en la actividad privada.

    Enrique Cresto expondrá la plataforma electoral del Frente de Todos

    Cresto encabezó una caminata en barrios de Concordia

    Cresto encabezó una caminata en Paraná

    Cresto destacó la importancia de la obra pública para la generación de fuentes de trabajo

    Cresto recorrió localidades entrerrianas y destacó la agenda de gestión

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave