28.5 C
Paraná
miércoles, diciembre 8, 2021
  • Política
  • Nosotros
Más

    Rodríguez Larreta: “No veo ninguna vocación de diálogo en el gobierno”

    Junto a Martín Lousteau y Rogelio Frigerio, el jefe de Gobierno de CABA dialogó con EL DIARIO sobre el rol que debería tener la oposición a partir del 14 de noviembre. Afirmaron que con una nueva composición del parlamento se podría establecer otra agenda de temas legislativos.

     

    Redacción EL DIARIO

    [email protected]

     

    El jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Horacio Rodríguez Larreta, estuvo el sábado en Paraná en apoyo a los candidatos de Juntos por Entre Ríos, en el marco de la campaña proselitista con vistas a las elecciones de diputados nacionales del 14 de noviembre.

    Acompañado por Martín Lousteau, senador nacional por CABA, Larreta recorrió las provincias de Santa Fe y Córdoba.

    EL DIARIO mantuvo una entrevista con Rodríguez Larreta, Lousteau y Rogelio Frigerio, candidato en primer término a diputado nacional, en la que se habló de la situación actual del país y de las últimas medidas tomadas por el gobierno.

     

    Diálogo

    —A principios de la pandemia hubo una foto de unidad, la mesa en la que estaba usted, el gobernador Kicillof y el Presidente que tuvo un impacto positivo en la ciudadanía. ¿Se puede repetir después de las elecciones?

    —Yo dije desde el primer día que para enfrentar la pandemia debíamos trabajar coordinadamente y lo sigo sosteniendo hoy. Siempre estuvimos a disposición para coordinar acciones. Es la mejor forma de cuidar a la gente. De ahí a la foto, que puede tener una significación más política, no es necesario sacarse fotos con el Presidente para ir trabajando coordinadamente. Pero mi predisposición se mantiene. Ahora la situación es mejor y los casos han bajado mucho.

    —Pero, ¿es posible un acuerdo político después del 14 de noviembre?

    —Yo no veo ninguna vocación del gobierno de acuerdo o de diálogo. Cada vez que hablan se ocupan de cuestionar a la oposición, de criticar y buscar culpables en otro lado.

    —¿Cómo ve el escenario político actual en comparación con las PASO?

    —Estuvimos con Martín (Lousteau) en Córdoba y en Santa Fe y ahora nos vamos a Rosario. Vemos un clima muy favorable, de entusiasmo, de cambio. Un clima de confirmar el freno que la gente le está poniendo al gobierno, el basta de iniciativas como la reforma judicial, de poner superpoderes, basta de escuelas cerradas. Eso es algo que nos plantean en todas las recorridas. ¡Cómo pudimos haber tenido escuelas cerradas durante tanto tiempo! En la ciudad dimos la pelea y las sostuvimos abiertas todos los días para todos los chicos. En muchos lugares del país hubo escuelas cerradas. Hay un basta de la gente a todo eso, pero también hay una esperanza de cambio. Una esperanza en Entre Ríos que después de 20 años puede haber una alternativa. El triunfo de Rogelio (Frigerio) y todo el equipo en todos los departamentos de la provincia es un gran mensaje de la gente. Especialmente en una provincia que es de las más productivas de la Argentina.

    —Pero le quedan dos años más a la actual gestión. ¿Qué puede aportar la oposición después del 14 de noviembre?

    —La responsabilidad de gobernar es de ellos. Nosotros podemos colaborar desde el Congreso frenando las iniciativas que no son buenas para el país. Pero también proponiendo iniciativas. Que Cristina (Fernández) no tenga mayoría en el Senado da una posibilidad enorme de tratar iniciativas que venía trabajando Martín y que no tuvieron tratamiento.

     

    Agenda legislativa

    —(A Lousteau) ¿El nuevo escenario legislativo podría dar paso a una nueva agenda?

    —(Martín Lousteau) Hoy en el Senado hay solamente dos agendas. Está la agenda ideológica, que tiene que ver básicamente con proyectos que no le cambian la vida a la gente pero que intentan poner el dedo sobre el pasado. La otra agenda es la de Cristina. No hay ninguna agenda que le esté resolviendo nada a nadie. A pesar de las centenas de proyectos que están dando vuelta. Entonces, un equilibrio distinto habilita una negociación sobre qué temas se tratan. Porque si no tiene quórum no puede hacer funcionar el Senado solo para lo que ella quiere. Tiene que venir a tratar de conciliar posiciones y eso permite discutir otro tipo de proyectos. Lo mismo pasa con otro equilibrio en la Cámara de Diputados. Sino Cristina avanza con algo en el Senado y el único rol que tenemos en la Cámara de Diputados es ver cómo intentamos construir una mayoría para poner un freno. Si el resultado de las PASO se confirma se abre una agenda distinta a fuerza de la sociedad repartiendo poder de otra manera.

    —El escenario económico es difícil y se puede complicar más. ¿Es posible lograr acuerdos para mejorar esa situación?

    —(M. L.) La situación hace rato que es grave por la cantidad de inconsistencias macroeconómicas que el kirchnerismo genera, que las va tratando de tapar. Los argentinos ya sabemos lo que producen esas inconsistencias. Por eso, lo que se necesita es una señal a futuro. Para mí el problema, teniendo en cuenta el 14, es la reacción interna del gobierno. Ya vimos cuál fue la reacción en las PASO. Creo que la gente tiene miedo a la reacción interna del propio gobierno. Si el gobierno sabe hacia dónde quiere caminar, a partir de ahí puede convocar a un diálogo. Pero hoy ni siquiera hay eso: hay discusiones entre ellos y agresiones hacia la oposición.

     

    Presidencia

    —(A Frigerio) Hay posturas dentro de Juntos por el Cambio de reclamar la presidencia de la Cámara de Diputados si se consigue la primera minoría. ¿Cuál es su opinión?

    —(Rogelio Frigerio) En el campo se dice que no hay que contar los terneros antes de la parición. Estamos concentrados en esta campaña, trabajando en estas semanas que nos quedan en recorrer la mayor cantidad de lugares posibles de la provincia, hablar con la mayor cantidad de vecinos para transmitirles lo que nosotros consideramos que está en juego. Está en juego el futuro de la Argentina, el futuro de Entre Ríos. Y para tratar de transformar esta bronca que hay con el kirchnerismo en un voto de esperanza, de que podemos desde Juntos construir un futuro superador. Que se haya aprendido de los errores del pasado. Queremos concentrar nuestra energía en lo que está en juego ahora para el 14 de noviembre.

    —Usted afirma frecuentemente en sus discursos que el 50% de los jóvenes no terminan el colegio secundario. ¿Qué se puede hacer para cambiar eso?

    —(R. F.) Para nosotros la educación es lo más importante. No es solo un eslogan de campaña. Estamos convencidos que si no apostamos por la educación no vamos a poder salir del estancamiento. El hecho de que más del 50% de los jóvenes no termine el secundario es hipotecar el futuro. Estamos convencido de que no hay nada más importante para un funcionario público que ocuparse de ver cómo hacemos que esos jóvenes vuelvan a la escuela. Y que en la escuela tengan las herramientas para afrontar los desafíos complejos del trabajo del siglo XXI. No hay nada más importante que eso.

    Rodríguez Larreta, Frigerio y Lousteau, en diálogo con EL DIARIO. Fotos Sergio Ruiz

    Radicalismo

    —(Para Lousteau) ¿Hay un nuevo escenario para el radicalismo dentro de la coalición de Juntos por el Cambio?

    —Nosotros venimos trabajando con la consigna de que para que Juntos por el Cambio sea más grande y mejor, cada partido tiene que ser más grande y mejor. Nosotros estamos peleando para que el radicalismo haga eso internamente, para contribuir de otra manera a Juntos por el Cambio. Eso se nota en el surgimiento de candidatos. Se nota cuando aparece Facundo Manes o Martín Tetaz. Se nota cuando aparece Fernando Carbajal, en Formosa. Cuando aparece Caro Losada o Maxi Pullaro. Ese es el trabajo que venimos haciendo, además de otro que es proponer desde hace mucho tiempo que los liderazgos transitorios se canalicen a través de las PASO y sea la gente la que elige esos liderazgos. Eso habilita que el radicalismo con esa actitud participe de PASO, a veces compitiendo contra sí mismo y a veces en espacios mezclados. Eso hace mejores liderazgos en toda la Argentina. Ese es el rol que nosotros le vemos al radicalismo y está contribuyendo a que Juntos por el Cambio sea más grande y mejor.

     

    Precios máximos

    —(A Rodríguez Larreta) ¿Cómo evalúa la medida del gobierno nacional de establecer precios máximos? ¿El gobierno de CABA participará de los controles?

    —No estamos de acuerdo porque básicamente nunca funcionó. Tenemos que estudiar, aprender de la experiencia. En la Argentina nunca funcionó y no va a funcionar porque no es la manera. Es un parche ni siquiera transitorio. Cuesta entender que no vean que en la Argentina y en el mundo jamás funcionó.

    —(M. L.) Hoy la Argentina es el país del 50%. Tenemos el 50% de niños pobres, 50% de informalidad laboral, 50% de inflación, y 50% de chicos que no terminaron el secundario. Y las medidas frente a eso son controles de precios. Frente a la gravedad del problema, las respuestas del gobierno parecen minúsculas y además mal orientadas.

    —En la conformación de los precios hay componentes impositivos. Durante la anterior gestión hubo un acuerdo fiscal en el que se planteó una reducción de impuestos y hasta la eliminación de algunos. ¿Es posible retomar eso?

    — (R. F.) Si cambia la conformación de fuerzas relativas en el Congreso vamos a tener la chance de volver a poner el último acuerdo fiscal sobre la mesa y tratar de recuperar esa iniciativa que empezaba bajar los impuestos en la Argentina. Necesitamos alivio fiscal, no podemos seguir viviendo con esta asfixia impositiva que destruye la posibilidad de generar empleo que es lo más importante en lo que tenemos que trabajar. No hay nada más difícil en la Argentina de hoy que conseguir un primer empleo para los jóvenes. Vamos a proponer en el Congreso eliminar los impuestos al trabajo durante los primeros cinco años para todos los primeros empleos de los jóvenes en el país. Lo mismo con el tema de la carga impositiva para las tarifas públicas. En la boleta de Enersa, gran parte del costo de la electricidad está dada por impuestos. Sobre todo para el sector productivo tenemos que sacar esos impuestos porque sino perdemos competitividad con respecto a otras provincias. También debemos comprometernos a nunca más levantar la mano para aprobar un proyecto que aumente más la tremenda presión impositiva que tenemos.

    —(M. L) Rogelio no lo dijo pero él desde el Ministerio del Interior fue el que tuvo que negociar para que existiera ese acuerdo. En ese acuerdo se bajaba Ingresos Brutos, que no solamente es un impuesto que se traslada al precio sino que además es el impuesto más distorsivo y de sesgo anti exportador. Porque cuando se exporta no hay IVA, pero a través de toda la cadena se sumó toda una sucesión de Ingresos Brutos que hace difícil poder competir.

    —(R. F.) Si hubiéramos sostenido el acuerdo fiscal ya Ingresos Brutos no se exportaría más. Se avanzaba en distintas etapas sobre todo en lo que se refiere al sesgo anti exportador que tiene ese impuesto que es uno de los peores que tiene la Argentina.

    —¿Cuál es su postura en cuanto a la modificación de las leyes laborales?

    —(R. F.) Tenemos proyectos concretos que tienen que ver con las normas laborales. Tenemos que lograr normas laborales que contemplen las diferencias que hay entre los distintos sectores de la economía del país. Necesitamos normas específicas. Por ejemplo, en Entre Ríos necesitamos normas específicas laborales e impositivas para nuestras economías regionales, que en algunos casos tienen trabajos temporales que necesitan normas específicas desde el punto de vista del trabajo y de los impuestos para que puedan prosperar. Lo mismo con las leyes laborales para los emprendedores, las pequeñas empresas. Evidentemente tenemos un problema que no podemos ocultar y tenemos que dar ese debate y el lugar es el Congreso. Si cambiara la relación de fuerzas en el Congreso podríamos dar este debate y empezar a cambiar una historia de normas que son anti creación de empleos. Eso nos dicen todos los empresarios, pyme, emprendedores y comerciantes: que hagamos algo relativo a la facilitación de generación de empleo. Esto no es contradictorio con sostener los derechos adquiridos de todos los trabajadores.

    Juntos por Entre Ríos se impuso en las PASO legislativas

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave