28.5 C
Paraná
miércoles, diciembre 8, 2021
  • Política
  • Nosotros
Más

    La mira está puesta en el gobierno nacional

    Veintiún días faltan para la elección legislativa. El resultado de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias dejó un mensaje para cada uno de los espacios políticos que disputarán, en el caso de Entre Ríos, cinco bancas en la Cámara de Diputados de la Nación. La CEO de AV Consultora, Analía Varela, y el titular de la consultora Datos, José María Torres, invitados por EL DIARIO, analizaron la situación electoral de cara a los comicios del 14 de noviembre.

     

    Redacción EL DIARIO

    [email protected]

     

    Ambas consultoras ya acumulan muchos años, décadas, de trabajo ligado a procesos electorales, campañas, encuestas. La senior coach Analía Varela habla de unos 27 años dedicada a esta actividad, en tanto José María Torres recuerda sus inicios a fines de la década de los 80.

    Experimentados, EL DIARIO los invitó a dialogar acerca de los desafíos que cada espacio político enfrenta a partir de los resultados de las PASO y les preguntó si advierten cambios en las estrategias de campaña hacia el 14 de noviembre. En las respuestas se van permeando consideraciones que abonan posibles lecturas de la realidad.

     

    NACIONALIZACIÓN. “El primer desafío para las PASO y para la elección general, es cómo cambiar la manera de hacer campaña en tiempos de pandemia. Esto a mi criterio, hizo que un proceso de crecimiento que ya se venía dando en la utilización de internet en las redes sociales, de Google en las campañas electorales, se acelerara. Hay quienes se adaptaron con mayor facilidad y hay a quienes les está costando un poco más. Las redes tienen una lógica diferente a los medios tradicionales de comunicación. Esa diferencia han sabido entenderla en diferentes grados los diferentes partidos”, empezó por advertir Varela.

    Con relación a las PASO, dijo que “mostraron que hay una fuerte nacionalización de la elección. De hecho, en un estudio que se hizo on line, sobre 4000 personas de todo el país, el 65% dijo que definía su voto en función de la situación nacional”, lo que repercute en su opinión, en la provincia, con “una profundización de la grieta, a favor o en contra del gobierno nacional, que complica un poco la posibilidad de pararse en el medio de la grieta a las fuerzas que no pertenecen a esa disputa”.

    Agregó que de ese estudio surge también que “el 75% de los que votaron dicen que van a mantener el voto, sólo el 8,7% dice que lo va a cambiar, eso posibilitaría que las fuerzas más chicas mantengan su caudal electoral. Esos son datos a nivel país y creo que es representativo de lo que pasa en la provincia. Después hay que ver si la gente efectivamente actúa como contesta”.

    -Si en la elección tiene un fuerte peso la situación nacional y la mayoría responde que va a mantener el voto, ¿qué debería hacer el oficialismo, la oposición de Juntos y las terceras fuerzas en lo que queda de campaña?

    -Creo que el desafío es mantener cada uno su caudal electoral en principio para la oposición y las terceras fuerzas; no sé cuál va a terminar en ese lugar porque en realidad, hay tres terceras fuerzas. El enorme desafío del oficialismo es dar vuelta la elección y de la oposición a nivel nacional es mantener el caudal electoral. Creo que lo que hay que hacer es ir por la gente que no votó. Ahí, en la gente que no votó, veo que hay un desafío aún mayor porque en ese estudio a nivel nacional, hay algo más de un 20% que dice que no lo hizo porque no se siente representado por nadie y hay otro 20% que dice que tiene desencanto con la política, con lo cual, hay que ser muy creativo para encantar y hacer que gente que no se siente representada, tome la decisión primero, de ir a votar y después, de hacerlo por la propuesta que cada partido plantea.

    -En función de lo que señala, ¿está advirtiendo estrategias de campaña en esas direcciones?

    -Creo que la principal oposición no, y es lo que yo haría. Si tuviste un buen resultado, tenés que volver a hacer lo que ya hiciste. Creo que sí hay un cambio fuerte en la campaña del oficialismo en la provincia y en la Nación, un estar más presente y mostrarse más. Yo no visualicé de parte del oficialismo una campaña cercana a la gente. Y creo que las terceras fuerzas que hay en la provincia tienen que ver cómo hacer un poco más creativamente su campaña para poder seducir a ese electorado que no fue a votar en las PASO.

    El 14 de noviembre se realizarán las elecciones legislativas en todo el país.

    CAMBIÓ TODO

    -¿Hay más cambios en la ciudadanía, en el electorado, o en las campañas y los políticos?

    -Para mi el voto es multicausal, no hay un voto racional, un voto por las propuestas, hay una multiplicidad de factores por los cuales un ciudadano elige a quién votar. Y en ese sentido, creo que cambió todo: cambió el ciudadano después de estar un año y medio encerrado; cambió la economía a partir de la enorme recesión en la que estamos y la inflación que tenemos; cambiaron las reglas de juego en la comunicación.

    Ya hubo un cambio en la década del 90 cuando se pasó del acto político en la calle a la videopolítica y en estos últimos años, estamos viviendo esta transformación de la campaña liderada por los medios masivos de comunicación tradicionales y la vía pública, a una campaña que es más en internet, redes sociales, Google, youtube, etc. Entonces, creo que cambió todo.

    -¿Desde cuándo los servicios de la Consultora están dedicados a la actividad política?

    -Desde hace 26, 27 años.

    -¿En qué medida las actividades se han ido complejizando?

    -Es mucho más difícil. Hace años, se hacía una pauta en la televisión frente a la cual la gente se sentaba un par de horas a ver un programa (con contenido político); la radio -podía haber una emisora AM-, y los diarios, con un gran poder. Luego apareció el fenómeno de la FM que empieza a multiplicar la cantidad de voces.

    Aparecen los canales de cable que lo elevan a la enésima potencia y después, internet con lo que se puede estar en casa recibiendo información de cualquier parte del mundo. Entonces, de verdad, captar al ciudadano para que pueda escuchar las propuestas de un candidato es casi un milagro y requiere de una enorme capacidad de trabajo en equipo, de mucha gente.

    Nosotros tenemos un área de la consultora que se ocupa de los medios tradicionales y la vía pública; otra, de la publicidad para las campañas nacionales; un área de gestión de contenido orgánico para las campañas y un equipo que se ocupa de la publicidad en internet, Facebook Ads y Google Ads, que todo el tiempo están midiendo el resultado: cómo funcionó el mensaje, en qué segmentación, cómo hacemos para abaratar el costo del click.

    Están todo el tiempo analizando con Data Mining e Inteligencia Artificial los resultados de cada spot, viendo de qué manera se puede optimizar la inversión del presupuesto, cosa que antes se resolvía con una agencia de publicidad y un equipo de prensa.

    -¿Y estimar resultados vía encuestas?

    -Yo creo que las encuestas son sumamente valiosas. También creo que hay un error conceptual en lo que se llama encuesta. La encuesta metodológicamente es sobre planta urbana y presencial. No hay manera estadística científica de calcular un margen de error en una encuesta que sea por teléfono, por internet, que no sea presencial, sobre planta urbana.

    Todo lo demás, desde mi mirada son sondeos. La diferencia entre la encuesta y el sondeo es que la primera es probabilística y el sondeo no lo es. Con un estudio probabilístico se puede calcular un margen de error conocido: a partir de la muestra lo que suceda en el universo. Con el sondeo hay una aproximación al universo, pero no tenés un margen de error conocido.

    -¿La encuesta sigue siendo una herramienta confiable o hay cambios en el electorado que impactan sobre el grado de confiabilidad?

    -Creo que siempre hubo gente que decidió el voto a último momento y que lo decidió en el cuarto oscuro. Siguiendo el mismo estudio al que ya aludí, a nivel nacional, el 7,6% decidió el voto el mismo día, y el 7,2% en el cuarto oscuro. Estaríamos hablando de un 14%. Lo que creo que complejizó el trabajo en encuestas es la inseguridad, porque hay muchos barrios donde es muy difícil poder entrar con los encuestadores.

    Diez listas aspiran a posicionarse para las generales de noviembre

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave