26 C
Paraná
viernes, diciembre 3, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    «Escrito por A»: el personaje detrás de los escritos que conmueven a miles

    El es Agustín Manuel Artucio Verzeñassi del Azar. Sí, así de largo. Nació en Paraná el 28 de septiembre de 1996. Fue al colegio en el IMB Michelangelo y hoy trabaja como abogado para un estudio jurídico en Buenos Aires. Allí reside desde 2015. Pero su gran pasión son las letras, emocionar y conmover con ellas. Escribir fue parte de su vida desde que tiene uso de razón y ahora comparte sus producciones en un perfil que desarrolló durante la pandemia y cuenta con más de 31 mil seguidores en redes sociales.

     

    Revista Muy Entre Ríos | Paola Netto

     

    Comenzó a mostrar lo que hacía desde el absoluto anonimato en mayo del año pasado. Durante los meses más difíciles de la cuarentena, él decidió abrir su corazón, ponerlo en palabras y compartirlo con el mundo.  Un mundo que necesitaba dosis de  aliento, contención  y ánimo para continuar el día a día en un contexto de incertidumbre casi total.

    Pero para Agustín todo empezó cuando era un niño. Escribir es su diario intimo fue un refugio en el que desarrolló  la habilidad de escribir y emocionar con textos breves pero contundentes.

    “Lo hago  desde que tengo memoria. Fue variando lo que escribía. Empecé con cuentos que apenas tenían sentido, luego me pasé a escritos más similares a ensayos. Y  bueno, poco a poco llegué a lo que escribo hoy. La verdad es que, si me pongo a buscar, debe de haber escritos míos en cuadernos viejos. Es mi cable a tierra, mi lugar seguro. Así como lo son los libros y mi familia y amigos”.

    Sus intervenciones no tienen destinatario. Son reflexiones sobre la vida, el amor, el desamor, la amistad, lo importante, lo verdadero.

    Su perfil cuenta con más de 300 intervenciones propias. Muchas de ellas se volvieron virales y fueron seguidas por más de 100 mil personas.

    “Lo que escribo no es más que lo siento. Es súper personal. Cada palabra es parte mía. Y escribo porque así no se borra. Queda grabado. En un mundo tan preocupado por lo “efímero” dejar cosas por escrito es casi revolucionario. Hasta el año pasado no estaba seguro de hacerlo, me daba mucha vergüenza. Lo cierto es que hasta el día de hoy lo pienso de a ratos. No es algo menor  salir a mostrarse vulnerable hoy en día. Pero, poco a poco descubrí que no solo me hacía bien a mi, sino que a muchas personas que me leían las ayudaba a poner en palabras lo que sentían”.

    “En medio de una situación tan particular y angustiante como la cuarentena, me pareció que con una acción tan pequeña como compartir mis escritos podía ayudar a otros. Incluso desconocidos. Eso me motivó para seguir haciéndolo. Para vencer la vergüenza y el miedo y publicar mis pensamientos”.

    “Esa es la razón por la que al principio resguardé mi identidad. Me volví A. Hasta que en un momento decidí mostrar quien era y dejar de esconderme. De lo contrario no estaría predicando con el ejemplo. No hay que avergonzarse de lo que se es ni de lo que se siente. Soy A, de Agustín, el que escribe y habla de sentimientos”.

    El abogado siente que la fama a través de las redes sociales le llegó por sorpresa. Afirma que todas las personas guardan secretos, por eso, aún tiene escritos que son  sólo suyos y nunca serán publicados.

    “Quiero tener algunos textos en la intimidad. Todavía me pongo colorado cuando alguien me dice que me lee o que le gustan mis publicaciones. Por dentro sigo siendo ese niño que escribía a escondidas y que moría de miedo de que alguien encontrara su diario íntimo. Salvo que ahora, bueno, es público casi en su totalidad. De todos modos estoy feliz”.

    “De a ratos pienso en eso y no lo puedo creer. No es presión, lo cierto es que escribo casi todos los días y lo que posteo, normalmente, suele ser algo que acabo de preparar.  Claro que tengo momentos en los que no escribo y no publico. Pero por ahora no lo tomo como presión, sino que todos tenemos días y días. Es algo que intento respetar.  En definitiva, estoy feliz y muy agradecido. Porque el poder hacer lo que amo es una locura, a pesar de que no viva de esto. Y aún más contento me pone saber que hay gente que realmente espera leerme porque le hace bien. Eso de poder ayudar a otros es increíble. Es alucinante, después de tanto tiempo escribiendo en secreto, tener a quien escribir”.

     

    “Querido Hetero”

    “No hubo una publicación en particular. Hay algunas que se hicieron más virales que otras. La de Querido Hetero, según las métricas de Instagram, llegó a 115.000 personas aproximadamente. Me parece una locura”.

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave