Incidentes por la muerte de la beba

112

La muerte de Kathaleya Quetzaly, la beba de dos meses, conmovió esta semana a la capital entrerriana. Tras conocerse los detalles de la autopsia, vecinos y allegados a la menor se manifestaron el viernes a la noche frente a la casa donde Gisel, la madre, cumplía una prisión preventiva en su modalidad de arresto domiciliario.

 

Sin embargo, con el correr de las horas, comenzaron los disturbios y tras la presión de los vecinos, un móvil policial de la Guardia Especial trasladó a la joven a la Alcadía de Tribunales lugar para preservar su integridad. El operativo requirió el apoyo diferentes divisiones de la policía de Entre Ríos.

Alexia, una joven que participó de la marcha y amiga de Gisel, comentó: “El motivo de la marcha era que vaya a la cárcel. Estaban demorando el traslado y comenzamos a aplaudir. Con otra amiga queríamos que ella nos vea cuando se la lleven de la casa. Así como fuimos amigas de ella, queríamos que sepa que estamos pidiendo justicia por la beba”.

“La policía nos empujó y nos tiró gas pimienta. No estábamos haciendo nada, solo queríamos estar cerca de la puerta de la casa”, denunció.

En tanto, otra amiga expresó llorando que cuando la vio salir de la casa le preguntó: “¿Por qué mataste a mi sobrina?”. “La ayudamos a planear el babyshower, a elegir el nombre no para ahora estar pidiendo justicia por Kathaleya”.

Fuentes policiales aclararon que «en principio la manifestación fue pacífica, pero luego comenzaron a arrojar diversos elementos a la vivienda y a los uniformados que estaban en la puerta  de la misma, como por ejemplo aceite quemado, pintura, piedras, etc., ya que querían agredir a la imputada”.

Ante las violentas agresiones, el fiscal dispuso el traslado de González hacia la Alcaidía de Tribunales, además del inicio de actuaciones por daños a bienes del estado y lesiones que se produjeron al momento del traslado.