27.5 C
Paraná
lunes, diciembre 6, 2021
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Testigo negó que un imputado sea dueño encubierto de empresas de publicidad

    Gustavo Pereyra declaró ayer durante poco más de cinco horas, y ante un exhaustivo interrogatorio de Fiscalía detalló cómo funcionaba la contratación de publicidad para campañas electorales por parte del Partido Justicialista. En su preciso testimonio afirmó que Juan Pablo Aguilera no era el dueño de las empresas publicitarias TEP SRL y Next, sindicadas como parte de la supuesta cartelización de la contratación de publicidad. También dijo que nunca habló con el ex gobernador Sergio Urribarri, ni el ex ministro de Comunicación y Cultura, Pedro Báez, para gestionar una orden de publicidad. El debate se reanudará el lunes a las 9.

     

    Redacción El Diario / [email protected]

     

    Gustavo Germán Pereyra declaró en la séptima jornada de debate de la audiencia que se sustancia para determinar la responsabilidad del ex gobernador, Sergio Urribarri, y ex funcionarios de sus gestiones y particulares, que comparecen imputados por presuntos delitos contra la Administración Pública. Su testimonio fue muy extenso, durante más de cinco horas respondió mayoritariamente el interrogatorio de los cuatro fiscales que llevan adelante la acusación pública.

    Tanto es así que el testimonio de la otra testigo programada para ayer, Florencia De La Guelfa, fue reprogramado para el lunes.

    Incluso las defensas, ante el poco tiempo que tuvieron para interrogar al testigo y por dificultades en acceder a los archivos de la documentación sobre la que los fiscales realizaron un extenuante interrogatorio, esto hizo que Pereyra deba regresar el lunes, cuando también se escucharán los testimonios de Julio Alegre, Carlos Ramírez y Luis Fernández.

    Fiscales Badano, Yedro, Ram{irez Montrull y Goyeneche.

    Amistad

    Pereira manifestó que es empleado del Partido Justicialista (PJ), de donde conoce a Juan Pablo Aguilera, cuñado del ex gobernador Sergio Urribarri, por su rol político en el partido. También dijo que tuvo una empresa de publicidad, Publicar, que cerró porque no le fue bien. El testigo respondió preguntas de los fiscales respecto a la mecánica de contratación de publicidad estática para campañas políticas.

    Ante la pregunta de los funcionario judiciales sobre si Aguilera tenía alguna vinculación con TEP, respondió que si la tenía era “por amistad” con los dueños – Maximiliano Sena y Emiliano Giacopuzzi, ambos imputados en esta causa-, y añadió que la esposa de Aguilera era socia de Next. Sin embargo, cuando las defensas pudieron interrogarlo, a la pregunta concreta sobre si Aguilera era dueño de TEP SRL y Next, respondió sin vacilar que no lo era.

     

    Roles

    A la pregunta de los fiscales sobre qué rol habría desempeñado el imputado en la empresa, respondió que no lo sabía, y añadió que si lo hacía era por la esposa: “Creo que como toda persona que está casado con alguien, yo la consultaba a mi esposa, la decisión de cerrar (su empresa de publicidad) fue con ella, en mi empresa mi esposa tiene voz y voto aunque indirectamente, puede opinar y retarme en alguna cuestión que estoy haciendo. En mi caso funciona así” reconoció.

    El testigo, ante preguntas de los fiscales, reconoció que realizó gestiones para TEP SRL y Next, con las que tuvo una relación laboral que comenzó con la firma Cinco Tipos, facilitando el cobro de cheques por órdenes de publicidad. Explicó que lo hacía porque iba, por su rol de empleado administrativo del PJ, seguido a Casa de Gobierno y conocía a muchos funcionarios y empleados de allí. Asimismo aclaró que sólo retiraba los cheques, que eran emitidos no a la orden, lo que implicaba que sólo lo podía cobrar el titular puesto que se tenían que depositar en la cuenta de aquel y no se podían endosar.

    Aquella relación se afianzó también con Corina Cargnel, a quien conocía del estudio contable de José Ferreira, que era el estudio contable externo del PJ y que también llevaba la contaduría de TEP SRL y Next. Así, le pidió a Cargnel que le dé una mano en su empresa, en cuestiones contables. En este sentido sostuvo: “He sido agradecido, por eso los ayudé en su parte administrativa, tanto a TEP como a Next, hay todo una cuestión de trámites en Casa de Gobierno, de seguimiento o preguntar por algún pago”.

     

    Grupo

    Fiscalía le hizo reconocer una profusa documental en la que el testigo aparece en mails y grupos de whatsapp, intercambiando mensajes con Aguilera, Cargnel, Giacopuzzi y Sena, entre otras personas relacionadas a las empresas TEP SRL y Next. Así, intentó demostrar que existiría una relación entre Aguilera y las empresas de Giacopuzzi y Sena, que Fiscalía sostiene va a probar que son en realidad de Aguilera. No obstante, Pereyra explicó que todos los trámites y pedidos de publicidad se hicieron siguiendo la normativa de la Ley de Financiamiento de Partidos Políticos y con Aguilera cumpliendo con un rol político y administrativo financiero por su cargo en el PJ.

     

    Una solitaria vaca

    Pereyra debilitó otro punto fuerte de Fiscalía. Se trató del valor de la foto en un expediente por una orden de publicidad. La acusación hizo especial hincapié en la foto de una vaca que aparece en distintos expedientes. En este sentido el testigo manifestó que sólo tiene un carácter demostrativo de que el trabajo se hizo, aclarando que la certificación se realizaba en el lugar por el funcionario correspondiente y que el pago no dependía de la foto sino de la certificación que realizara la provincia. Así, sostuvo que la foto “era para demostrar que mi trabajo lo estaba haciendo”.

     

    Institucional

    Consultado por los fiscales sobre la contratación de la firma de Jesús Bustamante, que resolvió su situación en un juicio abreviado, durante 2014, cuando no hubo un proceso electoral en curso, el testigo manifestó que en aquel año se contrató y se contabilizó en el balance del PJ como “gastos institucionales porque no era campaña eleccionaria”. También afirmó, ante preguntas de los fiscales que se contrató y pagó desde el PJ “con todas las normas institucionales de la Ley de Financiamiento de Partidos Políticos y todos los gastos fueron rendidos en sus balances anuales ante la Justicia Federal, los que fueron aprobados y todo”. Pereyra indicó que aquel año se contrató “no en concepto de campaña porque la ley no lo permite, sino para dar a conocer políticas del partido”.

     

    Correctos

    Ante una foto del ex gobernador con la leyenda Urribarri 2015, Pereyra sostuvo que se usó “para difundir su imagen, sin cargo”, añadiendo que “si al momento de inscribir las candidaturas fuera realmente precandidato, se tomaría toda la publicidad como campaña”. En este sentido explicó que “como personal administrativo del partido” habló con el Cuerpo de auditores de la Cámara Nacional Electoral, en Buenos Aires, donde planteó aquel tipo de gastos y sobre si eran correctos y estaba bien, recordando que aquel cuerpo le manifestó que si Urribarri “no era precandidato nunca, siempre sería el posicionamiento de su figura, de su accionar, pero nada más que eso”.

     

    Disco rígido

    Fiscalía hizo muchas preguntas sobre información que se extrajo del disco rígido que se secuestró en el allanamiento que se realizó el 1 de agosto de 2016 en la empresa TEP SRL, ubicada en calle Racedo. En la audiencia anterior, las defensas cuestionaron y pusieron en duda la forma en la que el elemento se incorporó en el legajo, sin embargo, aún con la observación de los defensores, el Tribunal permitió que los fiscales interrogaran al testigo en base a la información que se extrajo del disco.

    Así, Pereyra fue interrogado sobre los motivos por los que aparecía en el organigrama de la empresa con un “poder especial amplio de administración y disposición”, a su nombre y junto a Cargnel, por diez años. Explicó que “en el proyecto de ayudar en Cinco Tipos”, alrededor de 2010-2011, “estábamos ayudando en la administración” para “hacer consultas en el banco” y “para poder hacer ágiles las cuestiones normales del trabajo de administración” en Cinco Tipos, en aquel momento propiedad de Sena.

    Las defensas también interrogaron sobre una parte de la documental que usó Fiscalía –a la que pudo acceder durante la audiencia- y le hizo leer al testigo certificaciones del imputado Gustavo Tamay, firmadas por Báez, en las que la certificación se realizó in situ. En el expediente estaba su firma para la entrega de un cheque a nombre de Maximiliano Montañana. En este sentido precisó que lo cobró solo para enviárselo a aquel, puesto que no lo podía cobrar ya que todos los cheques son no a la orden. También añadió que se debe depositar en una cuenta del titular y no se puede endosar.

     

    Trabajar

    Las defensas pidieron que en lo sucesivo se informe previamente la documentación que Fiscalía le va a exhibir a los testigos. Adujo que se vulnera el ejercicio de la defensa porque no se puede contar con el listado de testigos ni con la documental sobre la que se va a interrogar. Fiscalía expresó un mínimo reparo señalando que “no vamos a trabajar para la defensa”. No obstante, en esta oportunidad, el Tribunal acogió el pedido de las defensas por encontrarlo razonable. Recién allí los fiscales accedieron y se comprometieron a informar a las defensas sobre aquellos dos puntos.

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave