13 C
Paraná
martes, octubre 19, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Mirar hacia el interior del ser, para despertar a la plenitud

    “La respuesta no está fuera, sino en uno mismo”, asegura Lucas Malaisi, autor de “Coherencia emocional. El camino de regreso a quienes somos”. En este trabajo, publicado recientemente, este psicólogo cuyano plantea la necesidad de “mirar hacia nuestro interior para sanar y despertar”.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO | [email protected]

     

    “Mantenernos en incoherencia nos enferma”, afirma Lucas Malaisi. “Ponernos en coherencia emocional nos sana”, añade de inmediato. “Estamos tan condicionados por un entorno que inocula miedos y mandatos de cómo debemos ser que todos, en mayor o menor medida, perdimos contacto con nosotros mismos y en cierto punto nos convertimos en autómatas. A diferencia de lo que mucha gente cree, la verdadera felicidad no está en el tener, ganar, aparentar ni nada de eso –esos son mandatos–, sino que se encuentra en sernos fieles, viviendo nuestro propósito de vida. ¿Qué hacer ante este panorama desolador?”, reflexiona el autor de “Coherencia Emocional. El camino de regreso a quienes somos”, en una entrevista con EL DIARIO.

    Malaisi es licenciado en psicología, director de la Diplomatura en Educación Emocional de la Universidad de Villa María y autor del proyecto de Ley de Educación Emocional que busca que se la incluya en la currícula educativa. La idea es que esta perspectiva sea una herramienta de intervención en los espacios de enseñanza. “Trabajando en las escuelas con este enfoque podríamos evitar muchas problemáticas actuales como adicciones, violencia, suicidios, bullying, depresión, entre otros”, propone el autor del libro publicado recientemente por Paidós.

    Para el profesional, los problemas que mencionan “tienen como denominador común una mala gestión de las emociones”. Con este marco, considera que “trabajar con Educación Emocional en las escuelas nos ayudaría a tener una mejor calidad de vida y disminuir esas conductas sintomáticas”.

    Se trata, agrega, de un enfoque vinculado a “una propuesta que se ajusta a un paradigma ligado a este nuevo siglo”.

    SER INTEGRAL

    “Sabemos poco de nuestras verdaderas motivaciones y por eso el primer paso hacia nuestra versión más genuina es conocernos y abandonar la comodidad de la zona de confort, que nos conduce a vivir dormidos”, plantea el autor. Y precisa que “las circunstancias que gatillan el `despertar´, que tiene relación con darnos cuenta de nuestra situación en la vida y el mundo, son infinitas y, si fallan, se renuevan a cada segundo”.

    Y en este punto aclara uno de los propósitos que persigue con la edición de “Coherencia emocional”. “De eso se trata este libro: de, como decía Carl G. Jung, mirar hacia adentro para despertar”.

    El volumen recopila herramientas y experiencias con la idea de “despertar de esas programaciones mentales y tomar las riendas de nuestra existencia, entendiendo que el camino para ser felices es aprender a ponernos en coherencia emocional, es decir, conectarnos con lo que sentimos y desde ahí alinear lo que pensamos y hacemos, siendo genuinos e íntegros”.

    En el transcurso de 270 páginas, estructuradas en una introducción y seis capítulos, Malaisi recorre con el lector un camino que comienza desde la toma de conciencia necesaria para `despertar´ de fantasías y desembarazase de las `mamushkas emocionales´ que configuran a las personas en distintas etapas de la vida. Un tránsito que continúa con la escucha de la voz interior que interpela desde la profundidad del ser, y concluye con la coherencia emocional que implica la conexión de la persona consigo misma y el universo y posibilita una existencia armónica e integrada en las dimensiones de pensar, sentir y actuar. Ello permitirá caminar, sostiene el autor, hacia el crecimiento y el bienestar que asocia con el término `felicidad´. Las `Palabras finales´, una `carta al lector´ y un Glosario –que hace foco en conceptos claves y proponen elementos para continuar en el camino- dan un cierre a lo expuesto en el volumen.

    COHERENCIA Y SALUD

    “Advierto un despertar de la conciencia donde ya muchos nos dimos cuenta que la felicidad no está en la belleza física ni en el poder, ni en el tener, ni en la fama”, dice Malaisi. Y para sostenerlo resalta a EL DIARIO que todo lo que expone “está documentado en el libro”. Y afirma que “las investigaciones recientes en campos interdisciplinarios que cruzan la psicología, la neurología y la medicina, apuntan a que la felicidad puede encontrarse en ciertos pilares como lo genético, el propósito de vida, los vínculos genuinos y la edad; pero la principal variable es cuando uno es coherente, es decir expresa quien realmente es”.

    “Nadie va a ser feliz, aún teniendo toda la riqueza, si se traiciona a sí mismo, se miente o no se atreve a vivir su propia verdad: Estará en una circunstancia de un ´como si´ o en un escenario ficticio”, remarca Malaisi antes de señalar que “nada bueno puede montarse sobre una mentira”.

    Con este encuadre, indica que “el primer paso para ponernos en coherencia emocional es escuchar la propia verdad y luego ejecutarla con las consecuencias que de ahí deriven. Y esas consecuencias que al principio pueden ser dolorosas, a mediano y largo plazo terminarán siendo una ganancia en términos emocionales y existenciales”. Desde allí “todo lo que se edifique sobre una verdad será bueno, próspero, abundante, sanador” para la persona.

    “De qué vale haber ganado el mundo si al fin terminé perdiéndome a mi mismo.” En ese punto, la frase “resume el haber estado en la vida en incoherencia emocional”.

    A esa conclusión “arriba una persona que vivió, que se equivocó y que además se anima a reconocer su error. Es `darse cuenta´ y también `hacerse cargo´”, explica el psicólogo. Por eso, concluye “este libro interpela al lector para que se escuche a sí mismo, para que se anime. Y también el libro muestra las consecuencias de estar en incoherencia emocional. Aventuro sin temor a equivocarme que ninguna persona que se anime a ponerse en coherencia emocional se va a arrepentir”.

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave