Se completa el traslado de la bomba que permitirá captar agua aún con la bajante

127

La bajante histórica del río Paraná en los últimos años trajo varias complicaciones, una de ellas la falta de caudal de agua en las bombas que abastecen a varias ciudades costeras. Esta tarde se completará el traslado de la bomba, con lo cual la toma quedará a salvo de la altura que tenga el río.

 

REDACCIÓN EL DIARIO | [email protected]

 

 

En Paraná la situación fue alarmante y crítica en algunos momentos cuando el histórico muelle uno dejo de tener ingreso de agua por el río que se seguía alejando del lugar por la bajante. A partir de esa complicación se debieron implementar varias alternativas, construyendo en una especie de dique y con dos bombas extras abastecer la bomba principal ubicada en el muelle.

Ahora, lo que se estaría finalizando esta tarde es la conexión de lo que producía la bomba del muelle uno, para que pueda recibir agua desde el muelle dos con la puesta en funcionamiento de una nueva bomba.

“La idea es que se termine este martes con los trabajos y a partir de ahí ya no tendríamos inconvenientes en volver a mandar agua cruda a la planta para producir”, señaló el coordinador general de Servicios Públicos de la municipalidad de Paraná, Lucas Feltes.

La bajante histórica del río Paraná es una situación crítica e inédita que perjudica la distribución normal del servicio, por lo que con esta obra se busca una solución definitiva que va a permitir independizar la red de los problemas que acarrean las bajantes.

TRASLADO. Lo que se está haciendo es trasladar una bomba de captación de agua cruda con el nuevo muelle ubicado en la toma que traslada el recurso hasta la planta potabilizadora de avenida Ramírez.

El traslado de la bomba resolverá el problema de captación de agua ya que la pondrá a salvo de la bajante del río. Foto: Juliana Faggi. EL DIARIO.

En ese sentido, desde ayer hay posibilidades de baja presión mientras se realizan los trabajos y pidieron hacer uso racional del servicio durante las próximas horas hasta que se terminen los trabajos.

“Estamos continuando con los trabajos y lo que se está terminando es la vinculación con la cañería de la bomba nueva que nos va a independizar de la altura del río en lo que es la capación de agua para el centro distribuidor Ramírez. Estamos haciendo las tareas que por ahí implican un trabajo apresurado sabiendo de que este lunes temprano paramos la capación de agua de lo que alimenta al centro distribuidor Ramírez. O sea, lo que es Ramírez y avenida de las Américas hacia el Oeste de la ciudad”, indicó el funcionario municipal en dialogo con EL DIARIO.

En ese sentido, desde la municipalidad se pide a los vecinos concientización para el uso del agua hasta que se terminen los trabajos. “No cortamos el servicio porque el agua está producida y está en las reservas, pero lo que si necesitamos es que los vecinos cuiden el consumo. Frenamos el funcionamiento de la bomba antigua durante dos días y cuando terminemos los trabajos empezamos el bombeo nuevamente desde la nueva bomba. Las reservas que tenemos dan para abastecer toda la cobertura del centro distribuidor Ramírez y lo que distribuye Echeverría sin inconvenientes”, explicó.

OTROS TRABAJOS. Aprovechando la oportunidad y el corte que se debió realizar desde ayer a primera hora, el personal municipal de Obras Sanitarias viene realizando otros trabajos de mantenimiento en este importante ramal que abastece a gran parte de la ciudad. Las tareas corresponden a la intervención de la cañería, por lo que se encuentra apagada la bomba cinco.

“Hemos aprovechado esta circunstancia de que no estamos enviando agua cruda a Ramírez para hacer una limpieza de decantadores, filtros y mantenimiento que por ahí no se pueden hacer, al menos que se pare el bombeo que lleva cruda a la planta”, comentó el funcionario.

SOLUCIÓN DEFINITIVA. Para cerrar el funcionario municipal desatacó la importancia que tiene la obra y los problemas que viene a resolver definitivamente. “Esto resuelve un problema no es solamente de nuestra gestión, sino de acá para adelante a cualquier gestión que se encuentre a cargo del municipio, estaría resuelto lo que es el problema de captación de agua independientemente de la altura del río y estamos trabajando fuertemente en lo que son los problemas de distribución que por ahí son los que tenemos con roturas a diario de los caños en la ciudad”, comentó Feltes.

Y completó: “Hemos encarado una serie de operativos, estamos trabajando por sectores tratando de optimizar los recursos y hace dos semanas venimos trabajando en esto tratando de optimizar la menor cantidad de perdidas posibles pensando en el verano y para cuando venga la época de mayor consumo podamos contar con el agua para poder distribuir a toda la ciudad y que no tengamos inconvenientes”.

Podría haber restricciones en el servicio de agua