Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Policiales, Política, Sociedad

Se informó que el pabellón de procesados garantiza servicios y comodidades mínimas

Es el sector donde están detenidos los acusados por los contratos truchos en la cárcel de Paraná.

 

 

A pedido de los abogados defensores, desde la Defensoría de Ejecución de Penas se visitó el pabellón y se informó que está “separado de los internos condenados y se garantizan servicios y comodidades mínimas para la vida y convivencia humana”.

 

Néstor Belini | Redacción El Diario

 

El domingo 6 de enero el defensor de Ejecución de Penas, Ignacio Mullor, informó al Defensor General de la Provincia, Maximiliano Benítez, y al juez de Garantías Nº2 en feria, Eduardo Ruhl, que el pabellón Nº 20 de la Unidad Penal Nº1 que fue acondicionado para alojar a ciudadanos sometidos a proceso está “separado de los internos condenados y se garantizan servicios y comodidades mínimas para la vida y convivencia humana”.

Fuentes judiciales informaron que Mullor se constituyó en la Unidad Penal a raíz del pedido efectuado el 5 de enero por los defensores Guillermo Vartorelli, Miguel Ángel Cullen, José Velázquez, Leopoldo Cappa, Iván Vernengo, Emilio Fouces y Humberto Franchi, que representan a los imputados Alejandro Almada, Juan Pablo Aguilera, Gustavo Pérez, Ariel Faure, Hugo Mena y Alfredo Bilbao, con el “fin de constatar las condiciones de alojamiento en las que se encuentran y realice el correspondiente informe”.

Los imputados están sospechados de integrar una organización que durante diez años se habría dedicado a sustraer caudales públicos mediante la celebración de contratos de obras truchos con el Estado, por lo que sòlo prestaban el nombre y recibían a cambio una ínfima suma de dinero sin realizar ninguna contraprestación.

El informe, que fue presentado a Benítez y Ruhl, se conoció el lunes 7 de enero. Comienza señalando que el lugar de alojamiento de Almada, Aguilera, Bilbao, Faure, Mena y Pérez está “separado de los internos condenados y se garantizan servicios y comodidades mínimas para la vida y convivencia humana”. No obstante aquello, prescribió que se notifique a la Dirección General de Servicio Penitenciario “a los fines que se atiendan los problemas expuestos”.

Entre las situaciones planteadas se mencionó que el pabellón está ubicado en un lugar de paso de otros internos con condena, tratándose de doscientos trece penados, de otros ochenta y siete con prisión preventiva y de uno con medidas de seguridad. Otro tema planteado fue que el lugar es pequeño para recibir a los familiares, que pueden visitarlos dos veces por semana.

Por último, se planteó que los internos están todo el día en el pabellón, sin contar con espacios de recreo y esparcimiento, no obstante, se informó que a partir de este lunes tendrían una hora de recreo diario, sin compartir el espacio, que es la cancha de futbol, con otros internos.

Mullor informó que las autoridades de la Unidad Penal decidieron reubicar próximamente a los internos del Pabellón Nº20 en el Pabellón Nº9, porque cuenta con “más espacio y mejores condiciones de habitabilidad”. En el espacio se están realizando trabajos para mejorarlo.

El sector donde están detenidos los acusados por los contratos truchos

Según informaron las fuentes consultadas, Mullor ingresó al Pabellón Nº20, que está ubicado en el centro de la cárcel, y realizó un informe de las “características y comodidades”. Así, entre otras situaciones señaló que se trata de una celda de 4,50 metros cuadrados, a los que se le debe restar el baño de 1,50 metros por 2,50 metros, aproximadamente.

Asimismo se indicó que el piso es de baldosas y cemento, que las paredes tienen sectores con humedad en pared y techo, encontrándose el resto de las paredes y techo, revocados y en buen estado de pintura.

El informe consigna que el pabellón tiene poca luz natural, la que proviene “sólo de la puerta de ingreso al pabellón”, que no tiene ventanas. En relación a la luz artificial, se señaló que el lugar cuenta con un fluorescente y con luz en el baño. Respecto de la ventilación, se indicó que la natural sólo se alimenta a través de la puerta de ingreso al pabellón, que es de rejas, que da a un pasillo semi-cubierto. También se precisó que el lugar cuenta con tres ventiladores de pie.

 

Sin agua caliente

Los procesados tienen una hora de recreo por día, en la cancha de fútbol de la unidad penal.

 

El pabellón tiene dos camas tipo cucheta triple, de hierro, con colchones en buen estado. También tiene un televisor, una heladera baja y pava eléctrica, pero no cuenta con una cocina. Tampoco tiene placares para guardado de ropa, muebles para guardar elementos de higiene, ni alacena para guardar comida. En relación al agua, se informó que tiene agua corriente que se abastece por medio de una bacha en el pabellón, otra en el baño y otra en la ducha. No tiene agua caliente.