Espacios que transitan quienes aspiran a conseguir un trabajo

93

El viernes pasado el Centro Comunitario N°3 Josefina Zubizarreta, de Puerto Viejo, cerró una muestra de todos los talleres que brinda. La exposición se desarrolló a lo largo de la semana, y en la clausura articuló una actividad con una organización par, ubicada en calle Andrés Pazos. La propuesta permitió conocer recorridos y aspiraciones de quienes transitan estos espacios.

 

Redacción EL DIARIO

[email protected]

 

La articulación de ambos centros para la muestra pública implicó compartir un lugar, un espacio físico: la vieja casona de calle Estrada, en la zona de la costanera, donde mostraron y compartieron su quehacer. Sin embargo, este ensamble no debería considerarse un hecho puntual, aislado.

En cierto modo refleja un camino que suelen emprender quienes concurren a un centro y con el correr del tiempo, deciden completar sus saberes en otro, en pos de mejorar la situación personal pensando en acceder a un empleo. Otra alternativa es diseñar a partir de la formación que adquieren un emprendimiento propio, en ocasiones individualmente, y en muchas otras armando equipo con pares que atraviesan la misma instancia formativa o una alternativa que resultan complementarias.

Estefanía Herrera, coordinadora en el Centro N° 3 y su par del Centro N° 28, Evangelina Zaragoza, compartieron con EL DIARIO información sobre la actividad que cada espacio lleva adelante y las trayectorias que suelen tomar quienes asisten.

“Este es un centro de oficios ubicado en Puerto Viejo. Tiene un radio de influencia que abarca además de Puerto Viejo, Bajada Grande, Francisco Ramírez, Alloatti, Humito y toda la zona aledaña. Hay educación primaria para jóvenes y adultos, con estudiantes de 50, 60 años que están aprendiendo a leer y escribir, y todos los cursos de capacitación en oficio: peluquería, panadería, ceramista, asistente en fotografía, decoración de interiores, albañilería, marroquinero, auxiliar en pintura y manualidades, una amplia oferta educativa. Se suman muchos jóvenes y muchas personas mayores”, reseñó Herrera que contó que como a muchas otras instituciones, la pandemia jugó una mala pasada con la virtualidad “donde no tenemos internet”.

El panorama se modificó “pasadas las vacacione de invierno, cuando retomamos la presencialidad y la gente empezó a venir nuevamente y a referenciarse con el centro, donde también sumamos actividades culturales tales como taller de ajedrez, de tango”. En el lugar, además, funciona un merendero.

“En esta actividad estamos articulando con el Centro N° 3 porque nosotros tenemos cursos más orientados a la parte administrativa”, explicó Zaragoza al tomar la palabra. El viernes se sumaron a la muestra con la realización de “curriculums en vivo” para que los alumnos de la zona pudieran hacer el propio. Obviamente la ocasión también venía bien para dar a conocer los cursos que están disponibles en el actual curso lectivo y promocionar los que habrá en 2022.

“Hasta 2019 funcionó el secundario semipresencial, pero este año trabajamos con el plan FinEs con quienes debían materias. Y dentro de los cursos de capacitación laboral, la oferta incluye: Auxiliar en gestión Pymes; Auxiliar en gestión contable; pintura y manualidades, estampador gráfico, diseño gráfico de página web, operador básico, operador avanzado. Nuestro Centro está más orientado a la parte administrativa”, insiste Zaragoza al caracterizar la actividad del Centro N°28.

En cuanto a los asistentes, comentó que la propuesta es abierta al público y que acceden de la zona céntrica, también afiliados al sindicato de empleados de Comercio entidad con la que se vinculan a través de un convenio. Además, tienen convenio con AOMA y con la Unidad penal de donde proceden también algunos inscriptos. En la pandemia pudieron seguir trabajando con una plataforma virtual.

Estefanía Herrera, coordinadora en el Centro N° 3, y su par del Centro N° 28, Evangelina Zaragoza.

COMPLEMENTARIOS. Las coordinadoras refieren a 8 centros comunitarios que funcionan en la ciudad, en verdad son 7 y uno en San Benito. Todos dependen del Consejo General de Educación, organismo que certifica las capacitaciones “Somos 8 centros y coincidimos en la finalidad: brindar las herramientas necesarias para que las personas pueden insertarse en el mercado laboral de la mejor manera. Se trata de fortalecer las herramientas para que los estudiantes puedan tener un trabajo en condiciones dignas. En eso confluimos” aseveró Herrera.

En tanto Zaragoza añadió la posibilidad de que los alumnos del Centro 3 pueden rotar en distintos centros de Paraná, por lo que aludió a una “modalidad abarcativa”. Explicó luego que “no tenemos solos nuestros alumnos sino que de otros centros comunitarios donde finalizan la formación en un oficio se acercan a hacer la parte administrativa” en el N°28.

Concretamente, pueden hacer la escuela primaria y la secundaria y completar materias adeudadas. Ejemplificó que “el curso Contable que ofrecemos exige tener finalizado el secundario, entonces orientamos al alumnos donde puede finalizar ese nivel educativo y así acceder a los otros cursos de corta duración y salida laboral”.

 

OPCIONES. La inquietud periodística apuntó a conocer en qué proporciones quienes asisten lo hacen por una vocación, un hobby y cuántos pensando en una puerta a un futuro laboral.

“La población más joven busca los cursos como una salida laboral rápida. Los cursos más elegidos en el Centro 3 son panadería, peluquería y albañilería. Los oficios que tienen un producto rápido, una salida laboral rápida”.

“Otros cursos como cerámica en tanto son elegidos hasta por una cuestión terapéutica, personas que están jubiladas y quieren integrarse para aprender algo que les quedó pendiente”, acotó Herrera.

Zaragoza comentó que “nosotros tenemos la particularidad que los afiliados del sindicato (de Comercio) que se han jubilado vienen a perfeccionarse o hacer algo más bien terapéutico. Pero también tenemos los que buscan la formación administrativa porque hoy en día los trabajos exigen conocimiento de operador informático”, ejemplificó.

Insistió en que “generalmente los mismos alumnos van rotando por nuestros cursos y después derivados a distintos centros comunitarios”.

Otro detalle es que los destinatarios de estas instituciones no se reducen a los vecinos de barriadas lindantes así como tampoco de zonas vulnerables. Al Zubizarreta por ejemplo, “concurren desde las ladrillerías de calle Miguel David y Caputo, de la otra punta de la ciudad por un curso específico que se da acá”, dijo la coordinadora.

En el de Andrés Pazos, en tanto, si bien años atrás llegaban desde la zona céntrica donde funciona, actualmente la matrícula es variada entre otras cosas, porque “desde los centros nos vamos derivando los alumnos”, indicó Zaragoza.

 

HACIA UN EMPLEO. “Como coordinadoras observamos que la Provincia está derivando muchos programas de acompañamiento a la autogestión; vemos mucha gente que hace emprendedurismo y se generan vínculos entre compañeros de un mismo curso o de otro. Hay muchos estudiantes emprendedores que se complementan con el curso de Pymes, diseño gráfico, se hace una cadena”, manifestaron.

En cuanto a los resultados teniendo en cuenta la inserción laboral, respondieron que en algunos casos hubo solicitudes de estudiantes para insertarse en empresas de la construcción, un tema que conocen mejor los instructores en los talleres.

Un seguimiento para registrar la inserción de las personas que se capacitan en el mundo del trabajo es una tarea pendiente. Lo que aseguran en cambio es que los coordinadores están vinculados y compartiendo permanentemente información para derivar estudiantes o hacerles llegar novedades sobre ayudas económicas o emprendimientos desde Desarrollo Social.

A propósito, algunos estudiantes son beneficiarios de la beca del plan Progresar por el que perciben un monto de $3600. Es para los que finalizaron primaria y secundaria y pueden percibirla para poder hacer algún taller. “Certificamos mes a mes y deben concurrir para poder percibir la beca; si no lo hacen dejan de percibir la ayuda”, aclararon.

Actividades culturales también ofrece el Centro Comunitario N°3, una de ellas: ajedrez. Fotos Gustavo Cabral

Los centros

El detalle de los ocho centros comunitarios:

-Centro Comunitario N° 3 «Josefina Zubizarreta». Av. Estrada 1057 Puerto Viejo

-Centro Comunitario N° 4 La Floresta. Rep. de Siria y Rep. Del Líbano.

-Centro Comunitario N° 11 San Benito. Libertad y San Martin. San Benito.

-Centro Comunitario N° 12 Corrales. Quiroz 847

-Centro Comunitario N° 15. Azcuénaga 152.

-Centro Comunitario N° 16 Anacleto Medina. Galán y Los Talas.

-Centro Comunitario N° 17. AOE. Maipú 522.

-Centro Comunitario N° 28. Andrés Pazos 144.