29.4 C
Paraná
miércoles, octubre 27, 2021
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Abrieron los sobres para el acueducto del Paraná

    El gobernador Gustavo Bordet encabezó el acto de apertura de ofertas para la obra Acueducto Región Metropolitana que dotará de agua potable dulce a Paraná, San Benito, Colonia Avellaneda y Oro Verde, con una inversión supera los 2.500 millones de pesos. También se prevé una conexión con Sauce Montrull y un centro distribuidor en la zona sur de Paraná.

     

     

    “Esta es una obra realmente importante para la provincia de Entre Ríos y marcará un antes y un después para toda el área metropolitana que comprende Paraná, Oro Verde, San Benito, Sauce Montrull y Colonia Avellaneda que proveerá de agua potable dulce a través un acueducto y la ampliación de la planta de Echeverría para todo este núcleo urbano que abarca estos cinco municipios”, expresó el gobernador Gustavo Bordet durante el acto realizado el viernes en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

    En la ceremonia también participaron la vicegobernadora Laura Stratta; el administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Enrique Cresto; los intendentes de Paraná, Humberto Adán Bahl; de Colonia Avellaneda, Ariel Weiss; de San Benito, Ezequiel Donda y de Oro Verde, Oscar Toledo. Además, asistieron el ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, Marcelo Richard; legisladores nacionales y provinciales, y representantes de empresas contratistas, entre otros.

     

    Apoyo de la nación

     

    El gobernador destacó la importancia de esta megaobra para la cual “costó conseguir el financiamiento que supera largamente los 30 millones de dólares”, y agregó: “Cuando le planteé al presidente Alberto Fernández como una obra prioritaria para Entre Ríos, me garantizó que se iba a realizar. Y luego, con la designación de Enrique Cresto en el Enohsa, ponerla en marcha fue mucho más sencillo. Tuvimos una rápida respuesta y en menos de un año y medio hoy estamos con el trámite para iniciarse».

    Indicó que este acueducto solucionará para los próximos 50 años el problema del agua potable en todas estas ciudades, garantizando además un crecimiento ordenado del área metropolitana, tras lo cual apuntó: “Este momento realmente marca un hito en la gestión. Esta obra era el principal desafío que me habían planteado los intendentes del área metropolitana de Paraná y los vecinos de las respectivas localidades, y brinda la previsibilidad de tener agua potable dulce de calidad, extraída del río y sin los minerales pesados que contiene el agua de los pozos”.

     

    Extendido

    Agregó que este déficit estaba también en toda la provincia, con una permanente demanda de varias comunas, y expresó: “las obras de saneamiento son caras y muchas veces no se ven y se van postergando. Algunas pudimos hacer con fondos propios, sin absolutamente un peso de ayuda del gobierno nacional anterior. Pero cuando asumió Alberto Fernández la Presidencia, y Enrique Cresto en el Enohsa, rápidamente se pusieron en marcha todas las obras con demandas contenidas que había en la provincia. Para eso hay que hacer grandes inversiones, y eso es lo que estamos haciendo, con un Presidente que ha tomado la decisión firme de invertir en este tipo de obra que no se ven pero tienen un impacto directo en la calidad de vida y la salud de todos los vecinos”.

    El mandatario también destacó la decisión del Presidente de haber generado obras en materia vial y de infraestructura para ciudades, comunas y juntas de gobierno de Entre Ríos, “lo que marcan claramente que hay una vocación y un interés por los ciudadanos”.

    Advirtió que todo esto se pudo realizar en medio de una pandemia “donde tuvimos que desplegar rápidamente recursos para tener un sistema sanitario que pueda soportar los efectos desconocidos de una enfermedad que asoló y asola al mundo entero, lo que posibilitó que Entre Ríos nadie se quede sin cama y sin respirador, y a la vez trabajando firmemente para que haya obra pública y se pueda seguir generando mano de obra”.

    En este aspecto, agradeció a los legisladores nacionales por las decisiones tomadas en relación a asegurar las partidas presupuestarias para el acueducto, como así también a Enrique Cresto por el trabajo realizado desde el Enohsa, a los intendentes por los acuerdos alcanzados “para desarrollar un proyecto de envergadura y en poco tempo llegar a este momento de hacer realidad una obra que trascenderá gestiones”.

     

    Salto de calidad

     

    A su turno, el titular del Enohsa, Enrique Cresto, definió la jornada “como un día histórico e importante” y detalló que “es una obra de la que venimos hablando con el gobernador Bordet”. Recordó luego la situación en la que estaba Enohsa cuando arrancó su gestión y subrayó la decisión de “empezar a desarrollar una política de agua y saneamiento en toda la Argentina”.

    Habló de la millonaria inversión que se hace desde este organismo nacional y del proyecto del acueducto “en el que se trabajó muchísimo y que es del gobernador porque lo peleó para incorporarlo en el presupuesto».

    Sostuvo que esta obra es una de las cinco más grandes entre las aproximadamente 1.000 que se ponen marcha este año en Argentina, y destacó lo que también se realizan en Entre Ríos con plantas de tratamiento de efluentes cloacales.

    Por último informó que concatenada con la obra del acueducto se avanza en la no objeción para que licite el municipio de Paraná el centro de distribución sur que “garantizará a la ciudad tener agua potable para los próximos años».

     

    Desarrollo

    A su turno, el intendente de Paraná, Adán Bahl expresó: “hoy tenemos el desafío de pensarnos en una escala metropolitana de ciudad para poder desarrollarnos. Estas son las obras de infraestructura que nos encaminan en ese sentido. Y que se suman a otras obras como Avenida Zanni y la Circunvalación”.

    Además indicó que esta inversión va a mejorar significativamente la provisión de un servicio básico como el agua potable, mejorando la calidad de vida de los vecinos, y apuntó: “Son obras que tienen un gran impacto en la calidad de vida de los vecinos y que a los intendentes nos permite proyectar sobre bases sólidas el desarrollo a futuro de nuestras ciudades. Hay una decisión política del gobierno nacional de distribuir los recursos de manera federal, llevando soluciones a cada provincia y garantizando derechos en todo el país”.

     

    Una obra necesaria desde diferentes puntos de vista

     

    La obra consiste en el abastecimiento de agua potable a localidades que conforman el Área Gran Paraná y comprende un acueducto de abastecimiento, la ampliación de la actual Planta Echeverría y la llegada a cada localidad para que cada una derive agua potable a los respectivos reservorios de almacenamiento y su posterior distribución.

    El objetivo primordial es asegurar la disponibilidad de agua segura a las actuales poblaciones, previendo las expansiones futuras con un horizonte a 30 años.

    El presupuesto oficial de la obra asciende a 2.597.240.420,85 pesos (a febrero de este año) y el plazo de ejecución es de 910 días corridos. La obra es financiada por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y concretada a través del Ministerio de Planeamiento de la provincia.

    El objeto es la provisión de agua potable a las localidades de Colonia Avellaneda, San Benito, Oro Verde, además de prever la conexión a Sauce Montrull, a fin de mejorar el nivel de servicio.

     

    En marcha

    Entre otros trabajos se prevé la ampliación de la capacidad de bombeo de la actual toma de agua cruda de Planta Echeverría, de Paraná, mediante la incorporación de una séptima bomba de similares características a las existentes, y un reconexionado de salida del parque de bombeo a fin de optimizar la futura capacidad instalada en 30 por ciento más.

    La cantidad de habitantes beneficiados estimados es de 282.460 y lo proyectado a futuro en el diseño es de más de 656.000 habitantes, de manera directa.

    Con la ampliación de la Planta Echeverría se pasará de una producción de 8.736 a 11.988 metros cúbicos por hora y la nueva Estación Elevadora de Bombeo permitirá una capacidad final al año 2050 de 1.600 metros cúbicos por hora.

    En cuanto a las cañerías, comprende la impulsión mediante la Obra de Toma (963m DN 700), a Colonia Avellaneda (6600 m DN 500) y a Oro Verde (3144 m DN 400).

    Capacidad de reserva en cada localidad es la siguiente: en Colonia Avellaneda, 958 metros cúbicos, en San Benito, 2798 metros cúbicos; en Oro Verde, 2200 metros cúbicos; y en Sauce Montrull, 440 metros cúbicos.

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave