Patronato otra vez deberá enfocarse en el torneo doméstico

86
La derrota en los penales ante Boca ya es parte del pasado y ahora Patronato deberá enfocarse en su verdadero objetivo.

Pasó la derrota ante Boca, en los penales, por la Copa Argentina y ahora el equipo que dirige Iván Delfino deberá reencauzarse en su real objetivo: engrosar el promedio. El domingo, ante un Unión que llega golpeado, puede ser una chance ideal para retomar el camino del triunfo. 

 

Álvaro Moreyra | [email protected]

 

Atrás quedó un partido histórico para Patronato. Tuvo la chances de voltear a un gigante del fútbol sudamericano, pero otra vez careció de pericia como para meter la estocada. Le jugó de igual a igual al equipo de Sebastián Bataglia, que llegaba con buenos pergaminos al partido del miércoles por la noche en Santiago del Estero y en varios momentos lo puso contra las cuerdas, pero nuevamente no supo capitalizar las pocas chances que tuvo. Sobre el final del encuentro aguantó los embates del Xeneize, que era el que estaba obligado a ganar, y llevó la serie a los penales, pero falló en la definición y se quedó con las ganas de seguir haciendo historia en la Copa Argentina.

Pero el partido ante Boca, la chance inmejorable de pasar a las semifinales y quedar ni más ni menos que a dos partidos de la Copa Libertadores de América ya forma parte del pasado. Además no hay mucho tiempo para lamentaciones, pues rápidamente hay que poner el foco en lo que se viene y el verdadero objetivo del Santo del la capital entrerriana: sumar puntos para engordar el promedio en la Liga Profesional.

En el certamen doméstico Patrón necesita retomar la senda de la victoria, esa que se le viene negando hace seis partidos. Es que para encontrar la última victoria del Santo hay que remontarse hasta el 25 de julio. Ese día en el estadio Grella el equipo de Iván Delfino le ganó 2 a 0 a Sarmiento de Junín con goles de Sosa Sánchez y Nievas. Desde allí y hasta el último domingo, Patronato se olvidó de ganar y sumó tres caídas (ante Boca, 0-1; San Lorenzo, 0-3; y Estudiantes de La Plata; 1-2) y tres empates (Banfield, 1-1; Talleres, 0-0; y Argentinos Juniors, 1-1).

Además, en un dato que es insoslayable, en varios de los últimos seis partidos tuvo chances inmejorables para sumar de a tres unidades, sin embargo careció de claridad para definir la historia y tuvo que conformarse con dividir unidades, tales son los casos de los partidos frente a Banfield y Talleres, ni más ni menos que el puntero de la Liga. Algo parecido pasó con Estudiantes de La Plata, que aprovechó desatenciones para dar vuelta la historia y seguir prendido en los puestos de vanguardia.

Ahora se viene Unión, en Santa Fe, al que visitará el domingo a las 13.30, y está claro que el objetivo será retomar el camino del triunfo para engrosar el coeficiente en la tabla en la que nadie quiere estar en los últimos puestos.

Además será vital para recuperar la confianza en materia de resultados, no tanto en funcionamiento, porque en el estadio Madre de Ciudades de Santiago del Estero, Patrón dejó bien en claro que es un equipo molesto para todos y será una hueso duro de roer en las fechas que restan. Ahora bien, todo eso deberá ser revalidado en el resultado.

El domingo, ante un Tatengue que se quedó sin técnico en el transcurso de la semana (renunció Juan Manuel Alconzábal), será una buena chance para recuperar el verdadero horizonte de Patronato.

 

Patronato cayó en los penales con Boca