29.4 C
Paraná
miércoles, octubre 27, 2021
  • Deportes
  • Nosotros
Más

    Tiempo de recordar y proyectar

    Este sábado llegarán a la ciudad distintas delegaciones de rugby con sus representantes infantiles, a raíz de cuatro encuentros enmarcados en diversos reconocimientos a artífices de la actividad por parte de clubes locales.

     

     Finalmente llegará ese día especial que tardó más de una temporada en desarrollarse, producto del año de receso a causa de la pandemia de Covid-19.

    Mañana, desde las categorías M11 a M14 se desarrollará en Paraná una vibrante jornada de encuentros en el Club Atlético Estudiantes, el Paraná Rowing Club y el Club Tilcara.

    La diversión, el rugby y la amistad prevén ser el denominar común de un día intenso para los infantiles entrerrianos y de la región.

    Los Menores de 11 años vivirán en el campo de deportes La Tortuguita del PRC, el Encuentro que tradicionalmente organizaba Capibá y denominaba “Alberto Nin”, en honor a un histórico hacedor del rugby nacional.

    Por su parte el CAE con sus M12 distinguirán la memoria del ex jugador y entrenador de la casa, Juan Cruz Mathé, con un concurrido cónclave en El Plumazo.

    En tanto Tilcara vivirá un sábado apasionante con los M13 en su sede de Sauce Montrull, con el IX Encuentro Nacional Miguel Barrios.

    Mientras que Rowing, será anfitrión con sus M14 en el anexo Yarará, del Encuentro Hobbie Di Pretoro.

    Todas las actividades dará inicio entre las 8.30 y 9, en cada predio.

     

    MERECIDOS HOMENAJES. Cada uno de las cuatro personas distinguidas con el nombre de estos encuentros de rugby infantil, merecen este reconocimiento. Aunque ya no estén físicamente, su recuerdo aún perdura y qué mejor que su llegada se vincule al rugby infantil, al deporte de base.

    Alberto Nin, un todo terreno. Su influencia, su pasión y su labor incansable por la enseñanza y la difusión de la práctica deportiva marcaron su vida y transformaron, para bien y para siempre, la de generaciones de hombres y mujeres que se acercaron al rugby o al hockey de su mano. Fundó innumerables clubes en todo el país. Miles de niños, niñas, adolescentes y adultos se desarrollan hoy como deportistas y personas íntegras en instituciones que Nin erigió o ayudó a formar y en clubes que tienen el honor y el orgullo de haber contado con su valiosa e imborrable colaboración.

    Creía con convicción en la eficacia de las ideas y en el poder civilizador del deporte. Sabía por experiencia que los hábitos adquiridos a edades tempranas reflejan el tipo de conductas en la vida adulta. Que pocas cosas se asocian tanto al bienestar físico, psíquico y social como la actividad física y los deportes colectivos. Nin traspuso todas las metas y distinciones que un deportista puede alcanzar. Jugó, se divirtió, luchó, creció. Lo hizo rodeado de amigas y amigos

    Por su lado, Juan Cruz Mathé nació el 1° de enero de 1972. Tras probar con varios deportes, recaló en el rugby a los 14 años. A partir de ese momento, en aquella Sexta División, Juan Cruz y el CAE, sellaron su amor para siempre.

    Formó parte de todas las divisiones, de los seleccionados de la UER. Fue capitán del plantel superior albinegro. Jugó por más de diez temporadas. Un tercera línea de pura cepa. Batallador inquebrantable. Deportivamente agresivo. Siempre leal. Tanto en el juego, como en la vida. Reconocido fuera y dentro de la cancha por su compromiso, generosidad, entrega e hidalguía.

    En el Verde, Miguel Barrios fue otros de los que se destacó sobre todo, con su mensaje.

    En el juego transcurrió las divisiones inferiores hasta llegar al plantel superior, donde una lesión le imposibilitó seguir jugando. Ya era parte del club y “rico en amigos”. Y a partir de ese momento fue entrenador de Juveniles, a quienes transmitió los legados de la entidad en forma permanente.

    Además, formó parte de la Comisión Directiva del Club Tilcara, durante varios períodos. Se destacó en transmitir valores útiles no sólo para el rugby sino para la vida. “Los pilares del rugby no son el izquierdo y el derecho, sino los valores que inculca…”, señalaba siempre.

    Mientras que los M14 en el PRC volverán a rendirle tributo a quien fuera junto con Víctor Di Mattía (padre), el máximo responsable del retorno del rugby a la entidad albiceleste, 50 años atrás. Un formador de personas de bien y deportistas destacados que actualmente, gran parte conduce los hilos de la entidad.

     

     

     

     

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave