El Presupuesto 2022 podría venir con menos subsidios para el transporte

150
El proyecto de Presupuesto establece que en 2022 las líneas de colectivos de las ciudades del interior del país van a recibir 1.000 millones de pesos menos que este año.

El Presupuesto 2022 presentado por el gobierno nacional incluye recortes de subsidios, entre los cuales se verá afectada el área de Transporte. La designación de Manzur en la Jefatura de Gabinete podría favorecer a la discusión de un nuevo esquema de distribución de subsidios.

 

Redacción EL DIARIO | [email protected]

 

El proyecto de Presupuesto 2022 que elaboró el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, prevé una baja de los subsidios al transporte en comparación a las partidas establecidas para este año. De acuerdo a lo informado, el presupuesto en cuestión plantea una poda muy significativa en los subsidios nacionales que van a parar a los colectivos urbanos de las principales ciudades del país, entre las que se cuenta Paraná.

Inicialmente, según detalló el portal digital Letra P, el gobierno había aprobado para 2021 una compensación tarifaria anual para los servicios del interior de 20.000 millones de pesos. Tras la presión ejercida por las provincias y las intendencias, a mediados de año esa suma se incrementó a 28.000 millones de pesos.

Ahora, el proyecto de Presupuesto establece que en 2022 las líneas de colectivos de las ciudades del interior del país van a recibir 1.000 millones de pesos menos porque la nueva ayuda tarifaria ha quedado reducida a 27.000 millones de pesos anuales.

Si se toman en cuenta la inflación proyectada para este año, los subsidios a las líneas provinciales y municipales deberían trepar en 2022 a casi 41.000 millones de pesos.

La cuestión que se presenta es cómo se podrá afrontar el bache de 14.000 millones de pesos que se perfila para el próximo año. Frente a eso, las autoridades provinciales y municipales tendrían, en principio, dos caminos: sacar recursos de sus cajas para cubrir la diferencia o autorizar una suba tarifaria.

REUNIÓN. Representantes de la Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap) pidieron una reunión con el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, precisamente para analizar la cuestión presupuestaria. De todas maneras, en el sector tuvieron una actitud cautelosa en relación a esas novedades.

“Una cosa es el presupuesto que maneja Transporte y otra lo que se incluye en el proyecto que manda Guzmán. También hay recursos del Tesoro Nacional, por eso lo que estamos tratando de averiguar es qué dinero sale de la caja de Transporte y cuánto del Tesoro. Todavía no queremos verter opinión hasta que no tengamos más clara la situación”, aclaró en diálogo con EL DIARIO Marcelo Lischet, gerente de la empresa Mariano Moreno y vicepresidente de la Fatap.

El empresario remarcó que se viene compensando en el último tiempo las diferencias en las partidas de subsidios que salen del Ministerio de Transporte con fondos que provienen del Tesoro:

“El presupuesto de este año era de 11 mil millones y terminó en 27.500 millones. Pero del presupuesto de Transporte salió 11 mil millones y el resto del Tesoro”, ejemplificó.

De todas maneras, hay que tener en cuenta que el texto ingresado en la Cámara de Diputados es sólo un proyecto del Presupuesto 2022, que seguramente será modificado con aportes de los bloques.

MANZUR. Por otra parte, Lischet destacó que con la designación de Juan Manzur, gobernador de Tucumán con licencia, al frente de la Jefatura de Gabinete se abre la perspectiva que se replantee el sistema de distribución de los subsidios. Es que Manzur lideró el reclamo de los gobernadores de las provincias del denominado Norte Grande que pedían una corrección del esquema de subsidios que tiene una gran disparidad en favor del AMBA.

“El frente denominado de las provincias del Norte Grande estaba liderado por Manzur. Él planteaba la desigualdad en la distribución de los subsidios entre el interior y el AMBA, así que tal vez tenemos una puerta abierta en el Gobierno (con la designación de Manzur en la Jefatura de Gabinete) porque era un gobernador que reclamaba esos fondos para el interior”, estimó Lischet.

Subrayó que tanto Manzur como el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich “”eran la cara visible de los reclamos de las provincias del Norte Grande por una mejor distribución de los subsidios”.

Un esquema desparejo

A finales de 2018, durante la gestión presidencial de Mauricio Macri, la Nación y las provincias acordaron un nuevo sistema de reparto de fondos para el transporte mediante el cual se incrementó la coparticipación a las provincias pero recortó fuertemente los subsidios. A cambio, las propias jurisdicciones debieron implementar un esquema que suplantó parte de esos envíos.

A partir de entonces, la escala de reparto de subsidios benefició notablemente a la jurisdicción del AMBA.

De acuerdo a datos del propio Ministerio de Transporte de la Nación, de cada 10 pesos de subsidios que repartió en 2019, nueve se quedaron en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).