Cómo es el trabajo de los payamédicos

230
Los payamédicos brindan un complemento a la salud emocional.

El payamédico lejos está de ser un médico disfrazado de payaso. La tarea va por otro lado. Primero, porque no necesariamente hay que ser médico y, segundo, porque la idea es transmitir la alegría mediante un atuendo colorido para llegar al corazón de la persona que se va a visitar.

 

Lisandra Dittler | [email protected]

 

En Paraná, los “payas” recorren habitualmente los dos hospitales de referencia, el Hospital San Martín y el Hospital Materno Infantil San Roque. Su principal función es poder sacarle una sonrisa y que los pacientes encuentren en ellos un momento de escucha y contención.

El contexto no es fácil, los pacientes están pasando por un momento doloroso, triste y angustiante. Pero ahí llegan ellos, con su estilo, con su indumentaria, llenos de colores, atraviesan la puerta y empiezan con su tarea: la de convertir las sensaciones de la persona que se encuentra internada y que espera que esa instancia finalice. Ellos son los payamédicos. No son médicos, son personas que voluntariamente ofrecen su tiempo para tratar de sanar no la salud física, sino aquella interior, la que está directamente conectada al corazón y la autoestima de la persona en cuestión.

Cristhian Gianatiempo, es uno de los payamédicos de la ciudad. En su diálogo con EL DIARIO relató el trabajo que realizan.

-¿Dónde realizan su labor en Paraná?

-Habitualmente concurrimos al Hospital Materno Infantil San Roque y al Hospital San Martín. Eventualmente visitamos hogares de personas mayores y cuando nos invitan asistimos a algunos eventos relacionados con la salud. Por ejemplo, cuando hay campañas de donación o de prevención.

-¿Cómo trabajan hoy en día en medio de la pandemia?

-Momentáneamente, debido al Covid-19, no estamos realizando actividades de modo presencial pero sí, gracias a que la tecnología lo permite, estamos realizando “payavirtualidad”. Cuando algún paciente, familiar o amigo nos solicita que enviemos algún saludo, realizamos videos dedicados a esa persona.

-¿Qué actividades realizan?

-Realizamos agenciamientos escénico-terapéuticos con un abordaje a través de la técnica de payaso teatral, adaptándolo al ámbito hospitalario con una ética, estética y deontología propia. Esa es la respuesta teórica, pero en realidad lo que buscamos es cambiarle el día a la persona que visitamos.

Los payamédicos regalan sonrisas en los hospitales.

-¿Para ser payamédico hay que ser personal de salud?

-No. Si bien muchos payamédicos son profesionales de la salud, no es excluyente. En mi caso soy comerciante, y también podes encontrar maestros, maestras, profesores, estudiantes, entre otros. Para ser paya sólo hay que tener el deseo de serlo.

-¿Cuántos son en la ciudad?

-Somos más de 150 y cada año se van sumando más personas a esta colorida aventura. No siempre estamos todos activos, a veces por el trabajo, el estudio o cuestiones personales uno no puede concurrir, pero el grupo es muy unido y siempre de alguna u otra manera, están todos presentes.

-¿Hay que hacer un curso previo para ser payamédico?

-Sí, hay que realizar dos talleres. Uno es el taller de payamedicina en donde aprendemos acerca de payaética y bioseguridad. El otro taller es el de payateatralidad. Éste es un poco más extenso que el anterior y brinda herramientas para reencontrarnos con nuestro niño interior, para descubrir nuestro lado payaso.

Los pacientes encuentran en ellos escucha y contención.

-¿Dónde se realizan?

-Actualmente el taller de payamedicina se puede realizar de modo virtual. Para el de payateatralidad siempre se aconseja realizarlo de modo presencial, y para ese no hay fecha todavía ya que debido a la pandemia se ha ido postergando.

-¿Tienen un costo?

-Sí, tienen un costo convenido entre la asociación y los formadores.

-¿Cuáles son las vías de contacto para tener más información?

-Nos pueden contactar a través de nuestro Instagram @lospayamedicos.en.parana y ahí vamos a brindarles toda la información necesaria. Además, se van a poder enterar de todos los eventos e interactuar con algunos Payamédicos.

 

EN PRIMERA PERSONA.

Más allá de la generalidad sobre lo qué es ser Payamédico, cada persona lo siente, lo vive y lo desarrolla de manera diferente. Cristhian, desde lo personal contó qué significa para él ejercer esta función. 

-¿Por qué elegiste ser payamédico?

-Porque quería cambiar el mundo, aportar un granito de arena. Cuando era chico fui testigo de cómo el amor y la risa ayudaron a un familiar enfermo a salir adelante. Desde entonces pienso que hay que aplicar esa fórmula con todas las personas.

-¿Hace cuánto tiempo lo sos?

-Voy camino a los 5 años y espero poder serlo toda la vida.

-¿Qué le dirías a una persona que tiene ganas de arrancar con la actividad?

-Que se anime. Es una experiencia transformadora. Muchas personas piensan que para ser payamédico hay que ser gracioso o tener alguna cualidad, pero en realidad para ser payamédico sólo hay que tener ganas de regalar una pequeña cuota de amor. Y para quienes tienen miedos o dudas, no van a estar nunca solos, durante todo el proceso de formación y una vez siendo payas, siempre se van a encontrar rodeados de compañeros de gran corazón que los acompañarán en todo momento.