18.5 C
Paraná
viernes, septiembre 24, 2021
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    “Un Colegio que incluya”, propone la lista Celeste, Roja y Blanca

    El viernes 17 de septiembre habrá elecciones en el Colegio de la Abogacía a nivel central y también en la seccional Paraná. Para esta última se presentan dos propuestas. Una es la lista Celeste, Roja y Blanca, que lleva para la presidencia a Andrea Saxer, y para la vicepresidencia, a Leopoldo Lambruschini. Se presentan con “una idea de cambio dentro de la sección”.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    La lista Celeste, Roja y Blanca, a nivel provincial está alineada con Celeste y Blanca que lidera Alejandro Canavesio, el actual presidente del Colegio en Entre Ríos. “Esta lista es el resultado de un trabajo importante para lograr un grupo diverso pero unido, con intereses comunes que nos convocan a presentarnos con el apoyo de la Celeste y Blanca. Lo novedoso y que trascienda a algunas experiencias anteriores es la confluencia de distintos sectores que convocan a los colegas a sumarse a votar para permitir el cambio, lo nuevo”, afirmaron integrantes en una visita a EL DIARIO.


    Pablo Hojman, Melisa Mendoza, Belén Cuzcueta, Andrea Saxer, Solange Grand e Imanol Sánchez, integrantes de la lista Celeste, Roja y Blanca.
    Foto: Gustavo Cabral

    La fusión entre los distintos agrupamientos se dio por entender que “la prioridad era el matriculado y no las diferencias”. Muchas son las situaciones que en opinión de los referentes de esta propuesta ameritan un cambio en la conducción. “La idea de este grupo es modernizar ciertas cuestiones para brindar un mejor servicio a los matriculados, dejando de lado las cuestiones partidarias y pensando en los profesionales que estamos diariamente ejerciendo”, dijeron.

    En la enumeración de cambios por los cuales trabajar, apareció la modificación de la ley de honorarios, la puesta a disposición de todos los profesionales de nuevos dispositivos tecnológicos para poder aggiornarse en cuanto a herramientas de trabajo –Abogacía 4.0)

    El abanico de profesionales tiene matices y por tanto la propuesta que expusieron también. “Trabajar con cada grupo determinado, pensar las necesidades que tiene un abogado que ejerce la profesión, el que trabaja en el Estado, el de mayor edad, con muchos años de trayectoria”, ejemplificaron.

    Remarcaron que “la idea es un colegio que incorpore gente, no que excluya; que contenga al matriculado en una postura gremial que diste de lo partidario”.

    También se refirieron al nobel profesional, “una persona que necesita otras herramientas que no eran las que teníamos nosotros cuando comenzamos. Esto tiene que ver con los medios tecnológicos”. Comentaron por otra parte, que “cada vez se vuelve más solitario el trabajo porque Tribunales, a partir de la aplicación de los protocolos, dista de ser lo que era cuando todos los profesionales iban a la sede judicial, un lugar de socialización del Derecho”. Lo que plantean es “recuperar una identidad, un lugar de pertenencia”. Proponen “un espacio de co-working para que la persona que no pueda tener su propio estudio, disponga de espacios de uso común. Hay estudios –comentaron- que no tienen lugar para realizar reuniones, entonces utilizar los espacios que se disponen para incorporarlos”. Incluso, destinarlos para trabajar en capacitación, en particular teniendo en cuenta que tal como señalaron “hoy el Derecho tiene mucho de especialización”.

    En la propuesta no quedó al margen “la inclusión del matriculado en actividades como cine, coro, que hoy ya no hay; ni siquiera el bar de tribunales” acotaron.

    CAMBIOS. En todo momento, insistieron en “un colegio que sume, que incluya al matriculado, que genere un ámbito de pertenencia”. Admitieron que si bien en el Colegio se han hecho cosas, “hay mucho por hacer. Nosotros debemos reconstruir esos espacios de encuentro que son vitales para el vínculo humano, para compartir la experiencia profesional, además de la capacitación”. Argumentaron que el ejercicio de la profesión ha cambiado muchísimo en los últimos años. “Antes la información estaba encapsulada, pero ahora los clientes la tienen disponible a un click”, graficaron. En consecuencia, “abogadas y abogados deben reconfigurarse como asesores de los clientes, personalizados, donde los servicios legales cambiaron definitivamente”, indicaron.

    Confirmaron que “hay muchísimos nuevos profesionales de la abogacía” al tiempo que dijeron que “están cada vez más excluidos del sistema, no saben cómo insertarse, no tienen las mismas posibilidades que tiempo atrás. La especialización es cada vez más marcada, entonces les resulta más difícil insertarse”. La intención con respecto a este colectivo es “ayudarlo a que se sienta integrado en un colegio de puertas abiertas”, un déficit que marcan en la situación actual de la institución.

    Pero a la vez, también proponen que el Colegio sea “un puente entre los abogados más antiguos, con más trayectoria que empiecen a requerir de alguien” que sume al trabajo. Comentaron que “hoy los profesionales recién recibidos o a punto de lograr el título, dejan un curriculum tirado debajo de la puerta en un estudio porque no saben ni cómo buscar trabajo”.

    En otro orden, agregaron la necesidad de “un coaching jurídico, esferas que antes no estaban. La abogacía cambió y hay que vehiculizar las nuevas necesidades”, sintetizaron.

    Puntuales

    En la entrevista, se los consultó sobre dos temas que están en la agenda: los cuestionamientos que los profesionales de la Abogacía formulan al servicio de justicia afectado por aplicación de protocolos y por medidas de fuerza de los agentes nucleados en AJER, y por la modificación a la ley de Honorarios.

    Sobre el primer punto, recordaron que la lista manifestó su preocupación a través de un comunicado de prensa en el que señalaron que “hace varias semanas que venimos observando medidas tales como trabajo a reglamento, quites de colaboración, e inclusive, en los últimos días, medidas de acciones directas más drásticas, como el paro total de actividades”. Manifestaron “preocupación por la profundización del deterioro en la prestación regular del servicio de justicia y la inmediata repercusión que ello genera en ciudadanía en su conjunto” y consideraron que “es hora de dar un salto de calidad institucional que nos permita comprender que este servicio merece una ley que lo declare esencial, y que los actores del sistema, como somos los abogados, y los justiciables, tengamos la garantía de un funcionamiento regular del mismos y que además logre ser eficiente, moderno, consustanciado con la realidad con la que le toca interactuar”.

    En cuando a la Ley de Honorarios, comentaron que hoy habrá una reunión de comisión en la Cámara de Diputados para tratar la modificación del artículo 29. “La ley es del año 80 y no preveía actualizaciones monetarias. Hoy con una inflación del 40, 50% se ven muy alterados los equilibrios entre el momento de la regulación y el de la percepción de los honorarios. Eso no está previsto en la norma y es lo que se intenta modificar” informaron.

    Si bien coincidieron que “lo urgente es lo que se va a tratar ahora”, se pronunciaron a favor de una reforma amplia de esa legislación.

     

    Quiénes votan

    El viernes 17, de 8 a 18, en el departamento Paraná, vota un padrón de 1822 profesionales. Es requisito estar al día -a octubre de 2020- con el pago de la cuota de la matrícula. Habrá urnas en distintas localidades y mesas especiales para los adultos mayores. En el Colegio se dispondrán tres mesas. El voto no es obligatorio por lo que los referentes de esta lista hicieron una invitación a pronunciarse “porque vemos la necesidad de una modificación en el colegio, una apertura para lo cual hay que expresarse democráticamente. Todos hablamos con los colegas y les decimos que concurran a votar, a expresarse, salir de la queja y empezar a hacer algo para modificarlo”.

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave