La inteligencia artificial se mete en el cine

107

La inteligencia artificial (IA) está de lleno en la vida cotidiana y, ahora, encuentra en el cine un nuevo espacio para ser explotada y utilizada, algo que fue explorado en el cortometraje «Fellini Forward», que intenta recrear la estética del maestro italiano Federico Fellini de la mano de los algoritmos.

 

El corto fue presentado el miércoles pasado en el Festival de Cine de Venecia y tendrá una función en el Festival de Cine de Nueva York (29 de septiembre), tras un arduo trabajo que incluyó a cineastas, excolaboradores de Fellini, matemáticos, programadores y familiares del fallecido director, quienes resguardaron su nombre en este proyecto que fue financiado por Campari. Luego de ser proyectada en la ciudad de la Gran Manzana, se dispondrá en una plataforma on-demand.

«Como director, fue especialmente fascinante ver la producción creativa de la IA. Me hizo sentir como si el propio Maestro estuviera sentado a mi lado, compartiendo su visión», dijo a Télam el realizador Maximilian Niemann.

Por su parte, el matemático Marc D’Souza, explicó: «Las máquinas, y los modelos de IA en particular, pueden asimilar enormes cantidades de datos y ver o actuar sobre patrones en un período de tiempo relativamente corto. Algo que podría requerir años de investigación y estudio para descifrarlo y aplicarlo en el proceso creativo, puede requerir un algoritmo de aprendizaje automático en cuestión de horas o días».

«Creo que un proyecto como este -opinó la sobrina del artista, Francesca Fellini- es una manera perfecta de honrar su legado. Aunque él se inspiró mucho en su pasado, siempre estaba mirando hacia el futuro. Se adoptó un enfoque similar para este proyecto; tiene sus raíces en la herencia, pero es futurista con el uso de inteligencia artificial».

El ojo de Fellini es único. Fue uno de los grandes cineastas de todos los tiempos con cintas que marcaron un antes y un después. Parte fundacional del denominado neorrealismo italiano, su cámara y sus guiones navegaron y retrataron la vida italiana y europea de la pos guerra.

Joyas de la cinematografía como «La dolce vita», «La strada» (con un Anthony Quin y formidable italiano) o «Los inútiles» muestran puntos de vista diferentes sobre la crisis de identidad, económica y social que se vivía por los 50, cuando Europa se debía reconstruir. Su cine fue tomado como ejemplo por directores que hoy son tendencia, como Paolo Sorrentino, Cristopher Nolan o el mismo Quentin Tarantino. Ni qué hablar de Martin Scorsese o Francis Ford Coppola.

Es por ello que posar la atención en todo lo refiere a Fellini no es puro snobismo, sino, una forma de contemplar el presente con un ojo clásico y atemporal.

«En este proyecto -sostuvo la albacea- nos ayudó a comprender mejor a mi tío. Él nos dejó obras llenas de sátira y veladas con una sutil melancolía, caracterizadas por un estilo onírico y visionario que encontré en ‘Fellini Forward'».