18.5 C
Paraná
viernes, septiembre 24, 2021
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Caen causas por evasión y contrabando tras años sin movimientos

    El tiempo que pasó desde el último acto interruptivo de la prescripción excedió sobradamente el monto de la pena que correspondía aplicar para los delitos endilgados en dos expedientes. Los hechos investigados ocurrieron en 1999 y 2001.

     

    En ambos casos, en 2007 se había decretado la rebeldía y el pedido de captura de los imputados, que se dejaron sin efecto en la sentencia. Las causas estuvieron 14 años sin observar movimientos.

    El Tribunal Oral Federal de Paraná, en su integración unipersonal en la vocalía de Roberto López Arango, resolvió declarar extinguida la acción penal y dictó el sobreseimiento de los imputados en dos causas que comenzaron a sustanciarse por los delitos de Retención indebida de los aportes al Sistema de la Seguridad Social y Contrabando calificado de importación en grado de tentativa, respectivamente. En el primer caso, los hechos investigados ocurrieron entre los meses de junio, julio, agosto y septiembre de 2001; mientras que en el segundo, el hecho sucedió el 26 de septiembre de 1999.

    Tiempo

    El magistrado consideró que por el tiempo transcurrido desde el último acto interruptivo de la prescripción, correspondía “atender de oficio al cumplimiento de los plazos procesales que constituyen una garantía de juzgamiento, operando como límite al poder penal del Estado en el ejercicio de la persecución y de la imposición de una pena”. En el primer caso, el imputado CMB fue declarado rebelde el 9 de mayo de 2007, siendo esta medida la última que se consignó en el expediente. La calificación legal que se le atribuyó comprende penas de entre dos años y seis años de prisión. En el segundo, la declaración de rebeldía de MMM, de nacionalidad brasileña, y de ASC, fue decretada el 24 de septiembre de 2007. La pena que comprende el delito que se les imputó oscila entre un mínimo de cuatro años y un máximo de diez. En ambos expedientes quedó explícito que transcurrieron 14 años sin que se observaran nuevos movimientos.

    Actos

    En la sentencia, el magistrado consignó que la ley “establece como actos interruptivos de la prescripción la comisión de otro delito; el auto de citación a juicio y el dictado de sentencia”. En el expediente por la supuesta infracción al Régimen Penal Tributario, López Arango precisó que “tomando en cuenta la fecha de la citación a juicio, emitida el 16 de junio de 2004, último acto interruptivo de la prescripción según el artículo 67 inciso d del código de fondo, el máximo de la pena ha sido superado conforme lo establecido en el artículo 62 inciso 2 del mismo cuerpo legal, por lo que corresponde declarar la extinción de la acción penal por prescripción…”.

    En el expediente en el que se comenzó a investigar una presunta violación al Código Aduanero, el juez sostuvo que “siendo entonces que el máximo de la pena prevista para el delito endilgado a MMM y a ASC es de diez años, no puede dejar de advertirse que, desde el último acto interruptivo de la prescripción acaecido el 25 de febrero de 2002 con el decreto de citación a juicio  –conforme lo establecido por el artículo 67, 4º párrafo, inciso ‘d’, Código Penal-, ha transcurrido holgadamente ese plazo de diez años, que es el máximo de la pena señalada para el delito y que venció el 25 de febrero de 2012, en razón de lo cual, la acción penal se ha extinguido por prescripción, pues desde aquel decreto de citación a juicio no ha sobrevenido –ni pudo sobrevenir, dado el estadio procesal que cursa la causa- ningún acto procesal con entidad interruptiva del curso de la prescripción”.

    Artículo 67

    El artículo 67 del CP determina que “la prescripción se interrumpe solamente por: a) La comisión de otro delito; b) El primer llamado efectuado a una persona, en el marco de un proceso judicial, con el objeto de recibirle declaración indagatoria por el delito investigado; c) El requerimiento acusatorio de apertura o elevación a juicio, efectuado en la forma que lo establezca la legislación procesal correspondiente; d) El auto de citación a juicio o acto procesal equivalente; y e) El dictado de sentencia condenatoria, aunque la misma no se encuentre firme. Finalmente considera que “la prescripción corre, se suspende o se interrumpe separadamente para cada delito y para cada uno de sus partícipes, con la excepción prevista en el segundo párrafo de este artículo”.

    Lo más leído

    Agroclave