27.5 C
Paraná
lunes, diciembre 6, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Rita Riso: Danzar la vida

    Hace más de 50 años comenzó a explorar, disfrutar y enseñar la danza clásica. Su padre era compositor y músico de la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos y de Santa Fe y su madre, cantante lírica.  Desde muy pequeña su vida transcurrió entre bambalinas, músicos y teatros. Lejos de querer ser una simple espectadora, Rita decidió que su vida debía suceder arriba de los escenarios como artista y como docente. Y así lo hizo. Pionera de la danza en nuestra ciudad, enseña a sus alumnas a disfrutar sin competir, a amar la danza y a compartir  el “arte del movimiento”, con pasión, compromiso y amor.

     

    Paola Netto / Revista Muy Entre Ríos 

     

    Rita comenzó a bailar y a estudiar piano a  los cuatro años y desde que era tan sólo una adolescente supo que su destino era enseñar a entrar en el fantástico mundo de la danza y mostrar que hay otra forma de bailar, de ejercer la docencia, de permitirle al cuerpo encontrar el exacto equilibrio entre el físico, la música y la vida.

    “Saber cuántos alumnos y profesores han pasado, resulta una tarea difícil de llevar a cabo, pero lo que sí es fácil de percibir en el ambiente, es el cariño y el respeto con que mis alumnas me recuerdan, sentimientos compartidos por quienes hoy en día acompañan sus horas  danzando la vida. Hoy comparto mi espacio de baile junto a mi hija Marina y a otros docentes también, que en suma, todos son mi  familia. Todos haciendo lo que sentimos, sintiendo lo que hacemos dentro de este maravilloso mundo de la danza”.

    Su labor docente ha sido reconocida a nivel internacional cuando  diferentes docentes del exterior la convocaron para compartir espacios de formación y así extender conocimientos teóricos, coreográficos y técnicos.

    Por si fuera poco, en el año 2012, una de las más grandes figuras que nuestro país posee, Eleonora Cassano, escogió al Instituto que dirige para ser la sede en Entre Ríos de las audiciones de bailarinas/es  que iban a acompañar a la destacada bailarina  en su despedida de los escenarios. Una mujer pionera, creativa y orgullosa del camino recorrido.

    “Para mí es un gran orgullo haber puesto en cartelera, por primera vez en Paraná, el Ballet junto a la Orquesta Sinfónica de la Provincia de Entre Ríos, en la obra Coppelia. Para ello conté con la presencia de los primeros bailarines del Teatro Colón de Buenos Aires, en tanto para la parte musical tuvimos la participación del por entonces director de la orquesta del Teatro Argentino de La Plata, maestro Jorge  Mariano Carciofolo. Llevar a cabo un espectáculo de éstas características no es fácil, pero nada es imposible. Implica mucho esfuerzo, horas y horas de trabajo, no hay fines de semana ni feriados. Pero nosotros decimos: los desafíos son constantes y las propuestas son las que marcan la diferencia. No hay límites para imaginar y brindarse por completo de nuestra parte, como hacedores del arte en movimiento. Hoy, para con mis alumnas en primer lugar, y para los espectadores luego”.

     

    El nivel de la danza en la ciudad: su mirada

     

    “Pienso que hay muy buenos profesionales que se dedican a la enseñanza de la danza aunque diferimos en algunos conceptos. La danza debe abrir un camino de comunicación para una nueva educación, debe permitir al cuerpo encontrar su exacto equilibrio. Hay otra forma de bailar, de desarrollarse, de forjar sueños, y no educar para los concursos y competencias”.

    “Bailar por placer, y esto tiene que ser contemplado por los docentes, incentivar a las niñas, adolescentes y jóvenes, brindándole un espacio de contención desde lo artístico, donde sean felices, que busquen y exploren en sus posibilidades de ir siempre por más, sin competencias entre compañeras, sin sufrimientos por exigencias sin sentido. Así luego poder plasmar sobre el escenario lo que se hace en cada clase, es el punto máximo al que se aspira llegar. La base del baile es: práctica, paciencia, perseverancia y pasión. Todo lleva y llega al mismo punto: sentimientos, vida, energía y movimiento. ¿Cómo no enamorarse de la danza?”

     

    “Sumar y jamás restar”

    “En la vida hay dos tipos de personas, las competitivas y las creativas.  Las competitivas necesitan tener lo que el otro tiene para sentirse completas. Y las creativas saben que en el universo hay de todos y para todos, y por eso comparten, se expanden, saben y confían que el sol sale siempre y para todos por igual”.

     

     

    Arte del movimiento desde su máxima expresión

    El Instituto Rita Riso presenta “Una Gala a puro Ballet” el domingo 19 de septiembre a las 19 en el Teatro 3 de Febrero. Una velada donde bailarinas locales compartirán el escenario junto a Primeras Figuras del ballet nacional, procedentes todos de Buenos Aires.

    El ballet se hace presente en la capital entrerriana con más de 25 bailarines en escena en una tarde-noche donde la danza local se fusiona con la danza nacional, haciendo de ello un espectáculo de destacada calidad artística, un orgullo para los paranaenses. Las entradas, según protocolo, se adquieren en el Instituto, Alameda de la Federación 429.

     

     

    FRASE PARA DESTACAR

     

    “Si tuviese que retroceder el tiempo y volver a elegir mi profesión, definitivamente vuelvo a escoger la danza. Desde ella y con ella lo he dado todo. Sé que el día de mañana dejo una herencia y un legado de lo que soy”.

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave