Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Policiales, Política, Sociedad

Contratos truchos: los imputados volvieron a la cárcel de Paraná

Los imputados en la causa de los contratos legislativos truchos fueron trasladados desde sus respectivas viviendas en Paraná hasta el pabellón especial número 20 de la UP 1, tras la decisión de la Sala Penal del STJ), que había resuelto en las últimas horas del 2018 revocar la prisión domiciliaria bajo la condición de que el Servicio Penitenciario genere un espacio adecuado.

 

El traslado de los imputados se realizó durante este viernes, y ahora estarán separados de quienes se encuentran condenados en el sistema carcelario.

De este modo, tras la resolución firmada por el juez de Garantías José Ruhl, los imputados Juan Pablo Aguilera, Gustavo Pérez, Hugo Mena, Alfredo Bilbao y Roberto Ariel Faure ya se encuentran en la cárcel, en el pabellón 20.

En tanto, Alejandro Almada ya estaba preso en ese sector, mientras que Sergio Cardoso, Esteban Scialocomo y Flavia Beckman seguirán con domiciliaria.

El Servicio Penitenciario de Entre Ríos había informado a la Justicia que ya habia plazas en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná para alojar a los imputados en el marco de la causa de los contratos truchos de la Legislatura.

Fueron alojados en un pabellón especial

Idas y vueltas

Por otra parte, este viernes a la mañana, la Dirección del Servicio Penitenciario de la provincia había negado el acceso de los abogados defensores al pabellón donde serían alojados cuatro imputados en la mega causa conocida como contratos truchos en la Legislatura.

Les requirió una orden del juez de Garantías. Tras una serie de idas y vueltas, la orden llegó y a la tarde pudieron acceder a la celda acondicionada ad hoc.

“Téngase presente lo informado por los doctores Guillermo Vartorelli, Miguel Ángel Cullen, José Velázquez, Leopoldo Cappa, Iván Vernengo, Emilio Fouces y Humberto Franchi y, en consecuencia, líbrese oficio al Director de la Unidad Penal Nº 1 de esta ciudad, a fin que permita el acceso de los mencionados letrados al pabellón donde se dispuso el alojamiento de sus defendidos”.

La escueta resolución del juez de Garantías Nº2 en feria, Eduardo Ruhl, no alcanza para darle contexto a las idas y vueltas que signaron la visita de los defensores de Juan Pablo Aguilera, Gustavo Pérez, Gustavo Faure, Esteban Scialocomo, Alfredo Bilbao y Beckman, todos imputados en la causa que investiga a una supuesta organización que se habría dedicado durante diez años a sustraer caudales públicos bajo la modalidad de contratos de obra celebrados a favor de personas que sólo prestaban su nombre y no realizaban ninguna contraprestación, recibiendo sólo una ínfima parte del monto del contrato, al acondicionado pabellón que alojará a ciudadanos sometidos a proceso penal, separados de los que tienen condena firme.

Tras el recorrido de las defensas al nuevo pabellón, fuentes judiciales deslizaron a EL DIARIO que “al hacer una comparación con el resto de los pabellones, al menos están solos, tienen agua y luz”.

No obstante, se evaluó que “se continúa incumpliendo el artículo 54 de la Constitución provincial”, y se añadió que el nuevo espacio no da respuesta a un programa de zonificación que asegure que los no penados no se crucen con los condenados”.

Abogados defensores en la megacausa por los contratos truchos pudieron finalmente recorrer el sector de la cárcel habilitado para recibir a los procesados.

Itinerario

El derrotero comenzó tras la resolución de la Sala de Procedimientos Constitucionales y Penal del Superior Tribunal de Justicia que el 31 de diciembre de 2018 revocó la prisión preventiva en la modalidad de arresto domiciliario de Aguilera, Pérez, Faure y Bilbao, y ordenó su traslado y alojamiento en la Unidad Penal Nº1 de Paraná.

En la misma resolución, la Sala dispuso la continuidad del arresto domiciliario de Scialocomo y Beckman. En el caso del primero en función de lo argumentado por el Ministerio Público Fiscal, y en de Beckman, en razón del informe de la directora de la Unidad Penal Nº6 de mujeres, que sostuvo que no tenía posibilidades de acondicionar un pabellón en el que alojar a ciudadanas sometidas a proceso separadas de las que tienen condena firme.

El viernes a la mañana se conoció el informe que Marcelo Sánchez, director general del Servicio Penitenciario de la provincia, le elevó a Ruhl, donde le informó que se adaptó el pabellón N° 20 de la Unidad Penal N°1 de Paraná, para alojar a Aguilera, Pérez, Faure y Alfredo Bilbao.

Apenas recibió el informe de Sánchez, Ruhl resolvió que los imputados sean alojados en la cárcel de Paraná, con excepción de Scialocomo y Beckman, que continuarán con arresto domiciliario con tobillera electrónica.

Criterio

El informe enviado este viernes al juez en el contexto de las actuaciones que se sustancian en el legajo “Pérez Gustavo Hernán sobre recurso de Habeas Corpus”, sostiene que se dio cumplimiento a lo solicitado por la Sala de Procedimientos Constitucionales y Penal, y precisó que la adaptación del nuevo pabellón, que permitirá alojar a seis internos procesados, fue como “consecuencia de este cambio de criterio en cuanto a la separación de los internos penados y procesados”, que habilitó la jueza de Garantías Nº1, Marina Barbagelata cuando el 15 de diciembre de 2018 dispuso la prisión preventiva de Aguilera y Alejandro Almada, y el arresto domiciliario de Sergio Cardoso.

Sánchez destacó que “para evitar cualquier tipo de reclamo o presentación basado en las condiciones de alojamiento, es que se estima que, en un plazo no mayor de siete días corridos, se terminará con la primera etapa de modificatoria de pabellones, hasta contar con un espacio físico de mayor amplitud para lograr cumplimentar la separación acorde a la calidad de los alojados y de futuros ingresos”.

Con el informe de Sánchez en su escritorio, Ruhl resolvió “dar cumplimiento a lo ordenado por la Sala de Procedimientos Constitucionales y Penal del Superior Tribunal de Justicia del 31 de diciembre de 2018, a tal fin, ordenar el traslado y alojamiento, de los accionantes Aguilera, Pérez, Faure, Bilbao y Mena, ante la Unidad Penal Nº 1 de esta Capital, Pabellón Nº 20, debiendo dicha Unidad Carcelaria proceder a la reubicación  del interno Ramón Mateo Ludueña, según su situación, con intervención del  juez natural, de ser necesario”.

Asimismo dispuso “la continuidad de la Prisión Preventiva, bajo la modalidad domiciliaria, con seguimiento electrónico, del accionante Scialocomo, en razón de los fundamentos dados por el Ministerio Fiscal,  hasta tanto el Servicio Penitenciario, comunique la efectiva disponibilidad de lugar específico de alojamiento, dentro del término máximo de siete días, corridos, conforme se interesa”.

Reformas

En el informé, Sánchez detalló que en el pabellón Nº20 se encuentran alojados dos internos. Asimismo añadió que el nuevo espacio cuenta con una “capacidad total” de alojamiento que comprende a seis personas, por lo que quedan cuatro cupos. Además, se informó que el pabellón está en proceso de reforma para poder alojar a la totalidad de los internos procesados y que está en proceso la construcción de un pabellón que tendrá capacidad de alojamiento para ochenta internos, del que se prevé estará terminado para la primera quincena de febrero.

Se trata del Pabellón Nº23. El nuevo espacio está ubicado en el vértice sudeste de la Unidad Penal. Según se consignó en el informe, la nueva edificación permitirá reubicar a la población penal, permitiendo disponer de espacio en los actuales pabellones y así cumplir con lo ordenado por la Constitución de Entre Ríos.