19.6 C
Paraná
sábado, septiembre 18, 2021
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    El personal administrativo de la UNER recupera la presencialidad

    Las actividades académicas retornarán gradualmente. En UADER, en la mayoría de las carreras, vuelve al dictado de clases presencial y en otras, mantendrá la bimodalidad.

     

    Redacción de EL DIARIO /[email protected]

    En sintonía con el documento presentado por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) sobre los desafíos de las Universidades en la etapa pospandemia, las universidades de la región empezaron a definir cómo continuarán las clases y las tareas administrativas a partir del segundo cuatrimestre. Para el caso de dictado de clases, se impone la bimodalidad, esto es la coexistencia de presencialidad en aulas de alumnos con el consiguiente mantenimiento de los protocolos de cuidados y distancias y la virtualidad y enseñanza a través de diversas plataformas.

    Mientras que en materia administrativa, las universidades acordaron la vuelta a la presencialidad. En UNER, la decisión fue tomada por el rector junto con los decanos de las nueve facultades y se ampara en el cambio favorable de la situación epidemiológica en la provincia, sumado al amplio alcance de la vacunación frente al COVID-19 en el territorio provincial. Así lo informó la secretaria general de la Universidad, Alina Francisconi: “Contamos con un porcentaje importante de personas en la universidad que han sido vacunadas con la primera dosis, para ser exacta, un 53% según registro en el portal de autogestión al 29 de julio. El 8% de nuestro personal cuenta con la segunda dosis y solo un 1 % ha manifestado la opción voluntaria de no vacunación. Aún resta que un 38 % complete el registro en el Portal, por lo que se ha reiterado el deber y la importancia de informar estos eventos”.

    Asimismo puntualizó: “En orden a las disposiciones del Gobierno Nacional y de los COES locales, el rector y los decanos consensuaron en reunión del pasado martes que en la Universidad Nacional de Entre Ríos se procederá al regreso a los establecimientos para recuperar la presencialidad”. Por otra parte agregó que dicha determinación, al igual que todas las realizadas desde el inicio de la pandemia, tomó en cuenta “las líneas prioritarias que definió la Universidad, hablamos siempre de cuidar la salud integral, de respetar el derecho de los trabajadores y trabajadoras y de cuidar a los estudiantes que son la razón de ser de la universidad, trabajando en pos de sostener la excelencia académica”.

    Administración

    Las actividades administrativas y de servicios van a comenzar a realizarse de manera habitual, con jornada completa para todo el personal, considerando la situación de quienes tienen hijos en edad escolar. En tanto las académicas retornarán gradualmente con grupos pequeños y acorde a la realidad de cada una de las Facultades, aspecto que se gestionará desde las secretarías académicas. Para todos los casos, se mantienen los protocolos vigentes para el ingreso a los edificios y realización de actividades.

    Protocolos

    “Es importante destacar que en nuestra Universidad todas las actividades están protocolizadas y autorizadas para realizarse, excepto que alguna disposición de la Presidencia de la Nación disponga medidas que nos exijan volver hacia atrás. Las limitaciones para el retorno en algunos casos tienen que ver con los espacios, porque esta etapa no tiene que ser masiva e intempestiva, sino gradual, cuidada y pensada”, precisó Francisconi.

    Además, será convocado el personal mayor de 60 años y personas consideradas en grupos de riesgo que ya hayan recibido al menos una dosis de la vacuna y superado los 14 días de inoculación. Esto va en línea con lo dispuesto mediante la resolución conjunta 4/2021 del Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. “La Universidad va a ir convocándolos para que puedan recuperar su espacio de trabajo, los vínculos con sus compañeros e ir diagramando las actividades, con el fin de volver a esta realidad que nos toca transitar. Deberán contactarse con la oficina de Personal de cada una de las dependencias y dirigirse con su referente de Seguridad e Higiene en el trabajo”, añadió.

    Respecto a los grupos arriba señalados, en cada caso tienen que considerarse tres condiciones: “Que la persona haya cursado y aprobado el curso disponible en el Campus UNER, que reciba los elementos de protección personal, y que la oficina de Personal y el jefe inmediato o el secretario que lo cite chequee que esté cargado en el registro de vacunación el evento de la primera dosis, o la opción de no vacunación”, enumeró la secretaria general, aunque sostuvo que en su parecer, “son pocas las personas que no recibieron la vacuna por no haber podido acceder a ella”.

    Mientras tanto, el comité de Higiene y Seguridad de la Universidad continúa su trabajo para acompañar estos procesos y garantizar el cumplimiento de las medidas necesarias en este contexto. En tal sentido, Francisconi indicó que sus integrantes actualmente trabajan en una adenda al protocolo, “con vistas a que los primeros capítulos fueron elaborados en junio de 2020 y la evolución del conocimiento científico requiere que se revean algunos puntos. Se volverá a hacer una reunión el 4 de agosto para luego llevar esta propuesta de aprobación al Consejo Superior”.

     La situación en la UADER

    La administración en la Universidad Autónoma de Entre Ríos “nunca se cortó, se trabajó en burbujas y en distintos horarios, cuidando higiene y seguridad”, aseguraron a EL DIARIO al ser consultados sobre el tema.

    Desde la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) se venían sosteniendo reuniones entre las distintas autoridades de las cuatro unidades académicas y el rector, para ver cómo se seguía a en cuanto a las clases, a partir del segundo cuatrimestre.

    Presencialidad

    Cada facultad en función de su realidad, la dispersión de sus sedes al interior de la provincia y la cantidad de alumnos está definiendo la vuelta a la presencialidad pero en la mayoría de las carreras será una realidad. Salvo en algunos casos puntuales sobre todo de carreras con mucha matrícula en Paraná, como la Licenciatura en Psicología, o en edificios que se comparten. Al respecto el rector Luciano Filipuzi recordó la falta de edificios propios de la Uader como un problema importante puesto que “impide tomar una medida de carácter general, ya que compartimos edificios con escuelas primarias y secundarias. Por eso cada facultad debe decidir según su dispersión geográfica, cómo y de qué manera regresa a la presencialidad”. Además, “hay que contemplar la distribución de nuestra matrícula, por un lado tenemos cursos de 300 personas o más donde habrá que pensar otras estrategias; y por otro lado, muchas carreras -sobre todo de tercer año en adelante- con menor población estudiantil y aquellas que incluyen prácticas o laboratorio, donde se pueden plantear burbujas y aplicar protocolos para las clases presenciales”, señaló.

    En suma, como Uader tiene muchas sedes y carreras desplegadas en distintos puntos de la provincia, con pocos alumnos, en líneas generales podrá regresar a la presencialidad sin mayores problemas. En los casos que no se pueda, hay distintas modalidades en pie, señalaron desde esta casa de estudios.

     

     

    Lo más leído

    Agroclave