Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Política

Se registró un aumento de personas en situación de calle

Las causas pueden ser económicas o personales, como adicciones y rotura de lazos familiares y afectivos. Por lo menos así lo entendió el Defensor del Pueblo de Paraná, Luis Garay, al evaluar el aumento de las demandas de personas en situación de calle registradas en el organismo durante 2018.

Comparado con 2017, “se ha notado aumento en la demanda sobre todo de la gente en situación de calle”, explicó Garay. Según señaló “muchos han ido a solicitar cuestiones que tienen que ver con desarrollo social y los hemos orientado porque nosotros no damos las respuestas, pero si acompañamos cuando un ciudadano tiene alguna urgencia”.

Cuando se presentan estas situaciones el equipo de la Defensoría “hace una evaluación y acompaña el reclamo de ellos que muchas veces no saben cómo encaminar el reclamo concreto de algo urgente”.

Garay recordó que el organismo viene, desde hace años, planteando la necesidad de “crear un dispositivo, como un centro de día, que permita hacer un acompañamiento a las personas en situación de calle para reinsertarlas en la sociedad”.

El incremento de la personas en situación de calle puede verse en la plaza principal de la ciudad y otros lugares públicos. El Defensor del Pueblo entendió que la situación económica influye pero también hay cuestiones personales.

“Cada vez vemos más gente que no puede pagar el alquiler, pero la situación de calle en sí es mucho más compleja. Y digo que se llama situación porque se puede cambiar. Nadie de la noche a la mañana dice ´me voy a vivir a la calle´, teniendo una casa por ejemplo y hay gente que lo hace por adicciones, rotura de lazos familiares y afectivos”, repasó.

Desde la Defensoría, “sin dejar de lado lo coyuntural y lo urgente como la alimentación y el tema del frío, para nosotros es importante saber qué es lo que están necesitando, porque muchas veces es reencontrarse con su familia. Se necesita hacer desde el Estado ese acompañamiento para que se pueda responder su pedido”.

Para Garay, “con el voluntariado solo no alcanza, se necesita un equipo de profesionales para trabajar en esto, como fue Casa Solidaria, que si bien era una ONG contaba con la impronta de la universidad, entendíamos que ese era el perfil”.

 

OTROS RECLAMOS

Ya en el informe anual de la Defensoría del Pueblo, publicado en septiembre, se registró un número importante de reclamos en materia de derechos al usuario y consumidores, centrados fundamentalmente en el servicio de transporte urbano a partir de los cambios introducidos este año en los recorridos. Además hubo quejas por los aumentos en tarifas de luz y electricidad.

Fue alto también el reclamo, sobre todo a principios de 2018, por servicios de agua potable y cloaca en la Capital Provincial.

“En cuestiones de derechos, tenemos implementada la eximición de sellados para las personas de escasos recursos para que puedan tener su documento y fue mucha la demanda”, amplió Garay, y recordó que esto “reemplaza el antiguo Certificado de Pobreza, que obligaba a las personas a concurrir al Juzgado de paz con dos testigos. Los Defensores del país hicimos un planteo por considerarlo indigno y decidimos ser quienes eximieran en base a la documentación de Anses, con una trabajadora social que evalúa y hace informe. Se evita también el trámite burocrático”, resumió.

 


Cada vez más personas viven en lugares públicos. Imagen ilustrativa (2016).