23 C
Paraná
viernes, septiembre 24, 2021
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Ayudaba a vender drogas en pero no irá preso

    Un joven reconoció en un juicio abreviado que ayudó “ocasionalmente” a una mujer a vender marihuana y cocaína en una vivienda ubicada en calle Vicente del Castillo, en el este de Paraná. La mujer comenzó a ser juzgada por dos causas de narcomenudeo. El joven fue imputado de los delitos de Tenencia simple y comercialización de estupefacientes, como partícipe secundario. Fue condenado a una pena de ejecución condicional.

     

    Redacción El Diario | [email protected]

     

    El lunes a la mañana se cerró una etapa de una paciente investigación que Fiscalía y la Policía de Entre Ríos realizaron en la amplia zona de barrio Consejo, en el este de Paraná, donde la venta de estupefacientes en la modalidad de narcomenudeo arruina la vida de los consumidores e irrumpe con hechos de violencia en la cotidianeidad de las personas de trabajo que viven allí.

    NJV reconoció en un juicio abreviado ser responsable de los delitos de Tenencia simple y comercialización de estupefacientes, en calidad de partícipe secundario. Fue condenado a tres años a prisión condicional. Deberá observar normas de conducta por el plazo de la pena.

     

    Pena y multa

    El acuerdo se formalizó ante la jueza de Garantías Número 1 de Paraná, Marina Barbagelata. El fiscal Mariano Budassof, y el defensor del imputado, Claudio Berón, acordaron, con el consentimiento del joven, la pena de tres años de prisión de ejecución condicional y una multa de 90.000 pesos, que en caso de imposibilidad económica de pago se convertirán en siete días de prisión mediante el método de conversión proporcional que se desarrollaron en los fundamentos del acuerdo.

    En referencia a la calificación legal se acordó que “la atribución en como partícipe no necesario obedece a que, durante la pesquisa se constató que el manifiesto dominio de los hechos lo ha tenido IMA con la droga dentro de su domicilio y NJV merece una atribución como partícipe secundario…, en tanto, no surge de la investigación previa que haya tenido participación en la comercialización de estupefacientes, siendo encontrado ayudando a IMA en forma eventual el día del allanamiento”.

     

    El hecho

    El imputado fue acusado de que el “10 de marzo de 2021, entre las 13 y las 14.30, aproximadamente”, junto a CG, una joven que en mayo fue condenada a tres años de prisión condicional como partícipe secundaria en el delito de narcomenudeo en relación a esta causa, ayudó “ocasionalmente a IMA a vender cannabis sativa y clorhidrato de cocaína fraccionada en pequeñas dosis a los consumidores que asistieron al domicilio de esta sito en calle Vicente del Castillo al final de esta ciudad”. Fuentes judiciales precisaron a El Diario que este miércoles 28 de julio IMA comenzó a ser juzgada por dos causas de narcomenudeo.

    En el hecho que se le atribuyó a NJV se consignó que “ante el arribo del personal policial ese día, CG además ayudó a IMA a intentar deshacerse de la droga que llevaba consigo en una riñonera de cuerina color negro que contenía en su interior: 54 envoltorios con 62,4 gramos de marihuana; 54 envoltorios con clorhidrato de cocaína por un peso total de 16 gramos, 45 envoltorios de clorhidrato de cocaína con 12,8 gramos; dos envoltorios con 2,9 gramos de marihuana, una bolsa plástica con 20,2 gramos de picadura de marihuana; más dinero en efectivo de diferente denominación”.

    Tareas

    La investigación que llevó adelante personal policial de la Dirección de Toxicología con la dirección de Budassof, comenzó con el Estado de Sospecha del 24 de noviembre de 2020, cando se solicitó la apertura de una nueva investigación conforme a las tareas de inteligencia e investigación ejecutadas por personal de la División Inteligencia.

    Los funcionarios consignaron que “pudieron apreciar que en el domicilio sito en calle Vicente del Castillo al final s/N°, habitado por IMA, se estaba comercializando sustancias estupefacientes en la modalidad menudeo, visualizándose que personas de diferentes extractos sociales, en distintos medios de movilidad y en forma peatonal, arribaban hasta el lugar, ingresaban al kiosco que allí funciona, y desde el interior del mismo eran atendidos, donde se realizaba un intercambio de dinero por un envoltorio pequeño que cabría en la palma de la mano”.

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave