Los Juegos de la pandemia y la labor de Silvia Dalotto

153

La paranaense Silvia Dalotto, miembro del Comité Olímpico Argentino y excampeona mundial de aguas abiertas, está en Tokio con motivo de la realización de los Juegos Olímpicos. Dalotto es la Oficial de enlace Covid, labor fundamental en la delegación nacional.

 

Gabriela Gómez del Rïo / [email protected]

 

En diálogo con EL DIARIO, Silvia Dalotto comentó en qué consiste su función de Oficial de Enlace Covid de la delegación argentina que participa en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que debieron posponerse un año por la pandemia de coronavirus. Desde el pasado viernes, los Juegos se realizan bajo estrictos protocolos para evitar la propagación del virus.

“Estoy a cargo de todos los protocolos previos de la partida de la delegación desde Argentina, son 230 personas, en la estadía en la villa olímpica y toda la parte administrativa para su regreso al país. Esto incluye PCR nasofaringes tanto para venir como para la vuelta, los test diarios de antígenos de saliva, no de la parte médica sino de la cuestión administrativa, que tengan los insumos, que carguen información en las aplicaciones del celular (todos los días los deportistas deben cargar datos sobre su estado de salud), gestionar los trámites, gestionar las situaciones complicadas que se empiezan a vivir”.

Los integrantes de los distintos comités olímpicos de los países intervinientes fueron los primeros en arribar a Tokio, para preparar la llegada de los atletas.

Dalotto explicó que “la villa olímpica es como un globo que se va inflando, el Comité Olímpico Argentino como los otros comités llegan aproximadamente cinco días antes de que empiecen a llegar los atletas y hay que preparar toda la logística para recibirlos y llega un momento en que son muchos, y hay un momento en que se produce una curva, donde algunos empiezan a irse y otros siguen llegando. Entonces hay que poner en paralelo distintas gestiones, preparar para que algunos lleguen y para que otros partan. Todo en un contexto muy complejo, porque ya de por sí un juego olímpico es muy difícil, tengamos en cuenta que son una cantidad de campeonatos mundiales simultáneamente, en lo deportivo, y a esto hay que sumarle todo lo que tiene que ver con una pandemia, que en definitiva hace extremar precauciones y van sucediendo situaciones que por supuesto hay que gestionarlas y hay que manejarlas”.

 

EN LA VILLA

La delegación argentina comparte un edificio con representantes de otros países en la villa olímpica de Tokio, un lugar cerrado que alberga a 15.000 personas. Todos los integrantes de las delegaciones tienen una aplicación con GPS en su teléfono celular.

“Si el GPS detecta que te desviaste de tu recorrido autorizado, saltan las alertas en el gobierno de Japón. Existen penalizaciones, te pueden retirar la acreditación, revocar el estado de permanecía en Japón y también hay sanciones económicas”, confió Dalotto.

Con respecto a la organización de los atletas, la exdeportista indicó que hay distintos estatus dentro de la población.

“En la villa olímpica tenemos quienes están sanos, quienes se enferman como en cualquier población de 15.000 habitantes y quienes son declarados contactos estrechos y tienen que estar en aislamiento. Cada situación se manifiesta y se gestiona de una manera diferente, y por cierto no son situaciones nada fáciles. La derivación a aislamiento, y contener a gente que se ha preparado mucho para estos juegos y de pronto queda aisladas a pocas horas o a pocos días de competir no son situaciones fáciles. Es un trabajo en equipo, liderado por las autoridades del COA, en donde junto al jefe de Misión, Carlos Ferrea, trabajamos para llevar adelante y brindar el mejor servicio posible a atletas y entrenadores para que ellos puedan enfocarse en competir, que es en definitiva para lo que han venido”, expresó la paranaense.

 

LA POSTERGACIÓN

Debido a la pandemia de coronavirus, los Juegos Olímpicos de Tokio que debían realizarse el año pasado, fueron postergados un año, luego de descartar su cancelación.

“Estos Juegos fueron postergados un año. Para mucha gente que ya pensaba en un retiro deportivo, ese año extra les ha costado físicamente, psicológicamente, pero finalmente estos Juegos se han hecho con mucho esfuerzo y mucha cooperación internacional”, destacó Silvia.

“En definitiva, somos más de 200 países aquí reunidos, tratando entre todos de sacar adelante un evento que es el máximo anhelo para cualquier deportista. Los días son muy largos, las noches son muy cortas, a veces uno no sabe en qué día está, acá se trabaja igual más la diferencia de 12 horas con Argentina, a veces te toca gestionar en contra horario y eso hace que te pierdas aún más sobre la fecha y el día de la semana que se está viviendo”.

Para finalizar, Silvia Dalotto indicó que “lo importante es que estos Juegos los estamos viviendo, aún con todas las dificultadas del caso, esperemos que la mayor cantidad de personas vuelvan a sus respectivos hogares sanas y con objetivos cumplidos”.

Los Juegos del reciclaje

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio pretenden que estos sean considerados los más ecológicas de la historia hasta el momento. Para eso han tomado varias medidas que llaman la atención por lo novedosas.

La primera fue la decisión de que las camas en la que dormirán los atletas sean de cartón, para que puedan ser recicladas una vez terminado el evento.

Los organizadores señalaron que se construyeron 18.000 camas de este material, que tiene una capacidad de resistir hasta 200 kilos.

Otra medida tiene que ver con las preciadas medallas, que están hechas con material reciclable, especialmente de celulares desechados. De ellos se logró extraer 32 kilos de oro, 3.500 de plata y 2.200 de bronce que sirvieron para producir las 5.000 medallas que serán entregadas tanto en los Olímpicos como en los Paralímpicos.

 

Crédito: @charlysimoni