23 C
Paraná
viernes, septiembre 24, 2021
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Parroquia Santa Ana: celebra a los abuelos en su día

    En el día de sus patronos Ana y Joaquín, los abuelos de Jesús, la Parroquia Santa Ana dedica todo el mes de julio a realizar actividades que tienen la finalidad de acompañar y contener a los abuelos, abuelas y personas adultas mayores.

     

    Lisandra Dittler | [email protected]

     

    La iglesia está ubicada en calle Garrigó 754 y hoy celebrará su misa central a las 16. Una oportunidad en la que también se van a ofrecer las intenciones de los fieles, pero fundamentalmente de aquellos abuelos que pertenecen a la comunidad.

    EL DIARIO mantuvo un diálogo con el sacerdote Javier Velicogna, quien está a cargo de la parroquia y contó el trabajo que realizan.

    -¿En qué año se construyó la parroquia?

    -Primero se comenzó con una capilla que terminó de ser construida el 26 de julio de 1959. Se construye porque el sacerdote Luis Izaguirre había misionado con la imagen de Santa Ana, la gente le agarró cariño y devoción a la santa tras esa misión, y es por eso que después le ponen su nombre. En sus inicios, comenzó con tareas habituales de catequesis y misas. Años más tarde, en el 1969 se inaugura el nuevo templo y la capilla pasa a ser parroquia. A nosotros nos gusta llamarla Parroquia Santa Ana y San Joaquín porque en la comunidad se los venera a los dos santos reflejando en ellos la figura de los abuelos de Jesús.

    -¿Qué comunidad de fieles la componen?

    -Está compuesta por fieles de todas las edades. La parroquia tiene a su cargo dos escuelas de gestión privada, y en ese sentido, participan niños y jóvenes. Además, hay muchas familias del barrio y también de otras zonas de la ciudad que colaboran. Y principalmente hay una gran mayoría de feligreses adultos/adultos mayores que quizás son los que mayor participación tienen, debido a la mayor disponibilidad horaria también. De todos modos, en general es una comunidad muy cálida, con gente colaboradora y predispuesta.

    -En el marco del día de los abuelos, ¿qué actividades se suelen hacer sin pandemia por la fiesta patronal?

    -La verdad que por la pandemia hemos tenido que restringir mucho nuestras actividades. Desde nuestra comunidad no solamente festejamos el día patronal, sino que dedicamos todo el mes de julio para diferentes iniciativas. Algunas que organizábamos en tiempos normales, era una “bicicleteada” destinada para los niños de la zona donde ellos recorrían las calles, repartían estampitas y luego se culminaba con una chocolatada y sorteos. Otra era el “Té de los abuelos” al que asistían los abuelos de alumnos de las escuelas o aquellos de la comunidad parroquial. En esa tarde se realizaban algunas charlas, se compartían anécdotas, había shows de baile y música de época y se ofrecía un té con tortas. Para las iniciativas pensábamos no solo en la persona que es abuelo o abuela, sino en la persona adulta mayor que también tiene una trayectoria de vida cargada de diferentes experiencias vividas.

    Otro de los eventos organizados por la comunidad joven, era la peña “Encendete” con la finalidad de generar un espacio para los más chicos y sus familias y, a su vez, darles un lugar a distintas bandas de música católica o de otros géneros musicales.

    -¿Este año qué se hizo puntualmente?

    -La fiesta se desarrolló con la novena patronal bajo ejes temáticos puntuales distribuidos en cada uno de los nueve días previos a la fiesta central. El sábado a la noche, esperando el día de Santa Ana y San Joaquín, les pedimos a los nietos que conecten a sus abuelos y de esa manera hicimos la vigilia patronal vía online. Y ayer domingo recorrimos las calles del barrio con las imágenes de los santos, donde los vecinos pudieron salir a la puerta de sus hogares, dedicarles una oración y recibir la bendición. La jornada fue especial porque coincidió con el pedido del Papa Francisco para que se realice la jornada mundial de oración por los abuelos, abuelas y personas adultas mayores. La misma se concretó bajo el lema: “Yo estaré con ustedes hasta el fin”, esta es una frase y promesa que hizo Jesús y está plasmada en la Biblia. Dicho mensaje tiene un significado particular, que deja en claro que Dios está en cada una de las etapas de la vida del creyente. Desde que somos niños y hasta nuestros últimos días de vida, y además resalta que todos somos importantes ante sus ojos.

    -¿Que significa la figura de Santa Ana y San Joaquín para la iglesia?

    -Un modelo de matrimonio. Ana y Joaquín fueron dos personas que compartieron un proyecto de vida. Además, son reflejo de paciencia ya que cuenta la historia que les costó mucho tener un hijo y que ya cuando estaban avanzados en edad llegó ese momento tan anhelado. Son también, símbolo de espera, de lucha y de unidad ante las adversidades. Pese a todo, ellos siguieron confiando y envejecieron en la espera. Y en ese sentido, ese es el mensaje también para las personas mayores, que ante las dificultades de la vida o cuando el caminar cotidiano se vuelve complicado, siempre hay esperanza solo hay que saber esperar.

     

    PARA LOS ABUELOS, ABUELAS Y ADULTOS MAYORES

    El sacerdote reflexionó sobre el mensaje del Papa que le da valor a los más pequeños y también a los adultos.

    “Como primer pensamiento creo que hay que seguir trabajando en el puente que une a ambas generaciones, a los jóvenes y a los ancianos. Ese joven que tiene toda la energía y las ganas de emprender pero que le falta la experiencia que sí encuentra en las personas más adultas”.

    “Y en segundo lugar, considero que las personas mayores necesitan una ayuda continua y sobre todo una demostración constante del valor que tienen. Se puede apreciar el verdadero amor que tiene un abuelo por su nieto y, si bien sabemos lo importante que son nuestros abuelos, es sumamente necesario hacerles ver y sentir lo valioso que son. De esa manera, se genera una fortaleza interior muy grande en esa persona y una motivación para que siga brindando desde un consejo, una palabra de aliento o un abrazo cálido”.

     

    TESTIMOMIOS

    EL DIARIO consultó a tres abuelos, ¿qué significa ser abuelo/ abuela?

    Silvia: “Creo que el amor perfecto llega con nuestros nietos, con los hijos de nuestros hijos. Los nietos son como una renovación de nuestra vida y compensan el hecho de ir envejeciendo. Ellos nos aceptan como somos, sin criticarnos ni querer cambiarnos. Y nosotros los adoramos y los malcriamos, esa es nuestra tarea”.

    Elda: “Es lo más lindo que tiene la vida. Hacer con tus nietos lo que muchas veces no hiciste con tus hijos. Desde malcriarlos, darle los gustos. Uno tiene con los hijos un amor muy grande, pero por los nietos es superior. Es algo maravilloso y son nuestra continuidad. Una etapa para disfrutar de esas personitas que llegan a nuestra vida”.

    Alfredo: “Ser abuelo primero es sentir alegría de que mis hijos hayan podido formar una familia. Y después el poder disfrutar de ciertos momentos o detalles que quizás con mis hijos no pude, por cuestiones laborales o de tiempo. Considero que ser abuelo es una de las cosas más bellas que me regaló la vida. Poder disfrutar, compartir y ser amigo de mis nietos”.

     

     

     

     

     

     

    Lo más leído

    Agroclave