“Ahora existimos legalmente para el Estado”, dice Reina Trupiano

53
No Binario: Impacto de la incorporación de la X en el DNI.

La incorporación de la nomenclatura X en el Documento Nacional de Identidad abre nuevos debates, alguna incertidumbre también. Por otro lado, un período de adecuación en los registros civiles, donde quienes lo decidan deberán rectificar la partida de nacimiento y posteriormente, actualizar el DNI. Por fuera de esas consideraciones, para el colectivo que sostuvo esa demanda, el hecho constituyó “un acontecimiento importantísimo”.

 

Redacción EL DIARIO | [email protected]

 

El miércoles de la semana pasada, oficialmente se presentó el Decreto presidencial N°476/21 que reconoce identidades por fuera del binomio masculino y femenino al incorporar la nomenclatura X en el Documento Nacional de Identidad como opción para todas las personas que no se identifiquen como varón o como mujer.

La decisión se enmarca en la Ley de Identidad de Género y fue anunciada en un acto en la Casa Rosada, donde el Presidente entregó los primeros tres documentos a personas no binarias.

“Como organización consideramos que el miércoles fue un acontecimiento importantísimo a nivel político y social para nuestras identidades y para el colectivo LGBTYQNB+ porque representa una ampliación de derechos y es un piso como para poder seguir implementando y concientizando sobre nuestra identidad”, dijo a EL DIARIO, Reina Trupiano. La integrante del grupo No binaries de Entre Ríos agregó: “El DNI nos permite ser reconocida como identidad, pero ahora se abren un montón de aristas y debates”.

 

-¿Cuáles por ejemplo?

-Por ejemplo me consultaron qué va a pasar con la edad jubilatoria al no ser varones ni mujeres porque hay cuestiones que están bien diferenciadas en lo cotidiano, que son bastante interesantes como para repensarlas. Yo creo que hay que festejar y visibilizar esta instancia con este avance en términos de derechos y se abre un camino para seguir transitando, militando, creando proyectos y también exigir a los gobiernos nacionales, provinciales y municipales que se nos tome en cuenta a la hora de planificar las políticas públicas de las cuales vamos a ser protagonistas.

Es mucho más complicado si la gente habla por nosotros en función de qué es lo que cree que necesitamos. Queremos empezar a ser actores políticos clave a la hora de definición de las políticas públicas. Eso es sumamente interesante: qué pasa con la cuestión de los aportes, de la edad jubilatoria, qué va a pasar a la hora de querer salir del país porque algunos países al no reconocer la X me puede llegar a retener o a no dejar ingresar. La pregunta es qué instancias se va a dar el Estado argentino para apoyarme, para reconocerme, para decir esta es un reconocimiento a nivel nacional pero también la damos desde los consultados argentinos para acompañar a esa persona que en ese momento está teniendo un problema legal al intentar ingresar a otro país. Esto hay que definirlo, es una de las cosas que más se vienen hablando. Hay países que tienen incorporada la X porque es una cuestión de tratados internacionales de los cuales Argentina está adherido. No lo inventó el gobierno nacional.

 

-El cambio está directamente vinculado a la identidad autopercibida.

-Es contradictorio por ahí que en el documento aparezca la palabra sexo y la cuestión de la X tiene que ver con el género, que tiene que ver con la identidad y la identidad autopercibida. Sexo biológico e identidad de género: son dos cosas distintas. Es una apuesta también ver qué onda eso porque es complicado. Es una apuesta cambiar en términos del Estado la formación que tienen las instituciones respecto de la perspectiva de género.

Por ejemplo, la ley de Educación Sexual Integral que debería estar transversalizada en todas las instituciones, desde el jardín de infantes a la universidad, y la Ley Micaela para las instituciones del Estado, reconocen la falencia a nivel institucional del trato hacia la mujer en términos de violencia de género, una de las aristas más contundentes que tiene, o el trato en los medios, o los casos de femicidios, travesticidios. Y dentro del movimiento transfeminista consideramos que ambas se tienen que empezar a ampliar y modificar para que también incorporen nuestras identidades.

 

-Hablás de modificar leyes, pero ¿qué sucede en lo mínimo como un formulario para realizar un trámite?

-Si bien no somos estrictamente una X, es la que va a empezar a implicar el reconocimiento de identidades que quedan por fuera del femenino y el masculino. Nosotres somos la comunidad no binarie y dentro del no binarismo hay un montón de otras identidades. Yo por ejemplo, me reconozco como género fluido, pero hay compañeres que son agénero, género neutro, demi-chico, demi-chica, genderqueer o personas que directamente se reconocen como no binaries y no profundizan quizá en alguna exploración respecto de algún género en particular.

Es interesante esto porque a partir del reconocimiento en el Documento Nacional de Identidad -una figura legal importantísima- se abren un montón de aristas a tener en cuenta. Si el documento mismo reconoce esa posibilidad, de F, M y X, todas las instituciones y todas las instancias tanto públicas como privadas van a tener que empezar a cambiar sus formularios, su papelería. Hasta el martes éramos un movimiento, personas que básicamente existíamos reconociéndonos entre nosotres y por eso nos nombrábamos y existíamos, pero ahora existimos legalmente para el Estado. Este paso implica una presión para el cambio de todas las instituciones.

 

DIFUNDIR, INFORMAR

-¿El cambio cómo se efectivizará en términos registrales?

-Los registros civiles de todo el país tienen 120 días para actualizar tecnología y capacitarse para el buen trato de las personas que van a empezar a transitar esas oficinas para poder hacer su cambio tanto de las partidas de nacimiento –rectificación-, como el cambio en la X del DNI. El decreto presidencial está vigente pero si une va ahora para hacer el cambio, el Registro Civil puede no tener todas las herramientas para abordar el trámite o esas consultas.

Este mes, nosotres como organización estamos abocándonos a la difusión de qué es lo que implica este decreto presidencial que modifica la ley de identidad de género. Primero hay que hacer la rectificación de la partida de nacimiento y cuando ya esté rectificada, en el Registro Civil se pide el cambio. (El trámite) Es igual que la identidad de género para las personas binarias.

-¿Estimas que será importante la cantidad de solicitudes o si bien existe la posibilidad ante algunas dudas que pueden presentarse, preferirán esperar?

-La mayoría tenemos intenciones de acceder a ese derecho pero a la vez estamos viendo las aristas positivas y negativas en término de por ejemplo, las personas que quieran salir del país. Tendrán que informarse para saber cuáles son los países que aceptan nuestra identidad. Pero hay una movida bastante importante. Del grupo que formamos militancia, de la provincia, seremos más de 30 o 40 que se reconocen visiblemente no binaries.

-Se identifican como grupo no binaries Entre Ríos. ¿Cómo empezaron?

-En principio, fue por un sentido de pertenencia y la orga empieza como un grupo de personas de Paraná. Fue el año pasado, pero comenzó la pandemia y muches que estábamos estudiando en Paraná nos volvimos a nuestras respectivas ciudades. No había chances de decir que es un grupo de Paraná, no podíamos reunirnos.

Se planteó por qué no abrimos la posibilidad de denominar el grupo no binarie de Entre Ríos porque alguna persona de otros lugares si veía binaries Paraná podría no integrarse. Empezamos como un grupo de difusión de nuestras identidades y a difundir si alguien tenía dudas sobre su identidad, o si se consideraba una persona no binaria invitarla a formar parte del grupo para conversar, para sentirnos acompañades, para plantear cuáles son las herramientas legales si había alguna situación particular. Este año empezó a sumarse un montón de gente nueva y empezamos a activar el grupo no solo para contención sino también como grupo de militancia, activismo y para pedir medidas concretas. Este año nos organizamos y empezamos a visibilizarnos políticamente.

Mayor reconocimiento

En las redes sociales hay distintas reacciones frente a estos cambios: acompañamiento y críticas; a veces intolerancia. La consulta periodística estuvo dirigida a conocer si le asignan importancia.

-La verdad que no. Yo he estado expuesta porque a la hora de dar las entrevistas se visibiliza mi persona como parte del colectivo, pero la verdad que no. Las notas las he estado dando desde una perspectiva informativa, este es un derecho para nosotras y el resto piense lo que quiera.

Pasó con el divorcio, con tantos imaginarios: ´se rompe la familia tradicional´, ´¿qué va a pasar?´. También, con el matrimonio igualitario: iban a ser todos gays y lesbianas. Y cosas así. Hay un montón de imaginarios respecto a las cosas que están atribuidas a la norma que cuando se empiezan a resquebrajar parece que se tambalea toda la estructura, cuando en realidad a las personas Cis, que ya tienen derechos, esto no les afecta.

Lo que nos posibilita básicamente a nosotres es transitar con más derechos, con más tranquilidad y mayor reconocimiento. Falta educación política, empatía, pero nosotras no nos podemos hacer cargo de educar a la gente. Sí, de dejar información para que se sepa qué implica nuestra identidad y que no nos sentimos cómodas siendo varones o mujeres. Son derechos que estamos conquistando. La identidad es un derecho humano fundamental. Son cosas que van pasando y van modificando la vida cotidiana de la gente; las condiciones sociales, simbólicas y materiales en la existencia de esas personas que hasta hace poco no estaban reconocidas.

 

Hoy, convocatoria a marchar por Vicky

 

Trupiano insistió con que la incorporación de la X en el DNI “es un piso, una instancia sumamente importante como comunidad no binarie, pero también creemos que con nuestras demandas podemos interpelar a la sociedad. Tenemos otras demandas”, anticipó.

En ese punto convocó y anunció que acompañarán la convocatoria que tendrá lugar hoy, a partir de las 16.30, en la plaza Mansilla para pedir justicia por la muerte de la joven trans Vicky (Victoria Núñez)

Afirmó que “avanzar con un derecho no implica abandonar y quedarnos conformes solo con esto” por lo que como colectivo y organización, enunció otras demandas.

“Pedimos que pregunten y se respeten nuestros pronombres; que no intuyan nuestro género en función de lo que perciben o ven; que no hablen por nosotres; que construyan políticas públicas con nosotres representades en la mesa; el reconocimiento estatal, administrativo, institucional, registral y social de nuestras identidades a través de políticas públicas; el cumplimiento del cupo laboral travesti-trans y de la ley de identidad de género”. También, “la aplicación obligatoria de la ESI en todas las escuelas y que en ella se contemple nuestra identidad; la aparición con vida de Tehuel de la Torre y justicia y esclarecimiento por La Loba en Paraná, una compañera trans asesinada en Paraná hace dos años”.

Quién es

Reina Trupiano es de Concordia pero se define también paranaense. Reside en esta ciudad desde hace seis años y es estudiante de Ciencias Políticas y Trabajo Social, aunque aclara que está próxima a graduarse en la primera de las carreras.

“Me gusta Concordia, está mi familia, todo mi proceso de socialización está acá, durante la adolescencia; pero lo más importante que fue básicamente mi socialización en la adultez, que es cuando conformo básicamente los aspectos más interesantes de mi personalidad, está en Paraná”, manifestó al compartir sus vivencias con EL DIARIO.