19.6 C
Paraná
domingo, septiembre 19, 2021
  • Nosotros
Más

    La Uader dará los primeros pasos hacia la bimodalidad

    Cada facultad de la Universidad Autónoma de Entre Ríos resolverá en particular la modalidad a seguir en cada una de sus sedes y carreras, de cara al segundo cuatrimestre. El acuerdo entre el rectorado y los decanatos contempla avanzar en un esquema que incremente las clases presenciales, con protocolos y dinámicas específicas.

     

    El Rector de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, abogado Luciano Filipuzzi, se reunió con decanos, decanas y otras autoridades de las cuatro facultades, para analizar las distintas posibilidades respecto a un necesario incremento de la presencialidad y de modalidades mixtas para el dictado de clases, si las condiciones sanitarias lo permiten, de cara al segundo cuatrimestre.

    Ya en días previos a la reunión, ante la consulta de diversos medios periodísticos provinciales, el Rector se había referido al trabajo institucional que se viene realizando en tal sentido: “Retomar las clases presenciales antes del receso no era oportuno en el caso de UADER, ya que alrededor de un 35% de estudiantes de nuestras carreras en Paraná provienen de otras localidades; muchos en este tiempo dejaron de alquilar o tienen sus lugares desocupados; la estructura del estudiante universitario es muy diferente a la primaria o la secundaria y tenemos que ser respetuosos de los tiempos que corren y dar la mayor previsibilidad posible”.

    Frente a este panorama, Filipuzzi indicó luego de reunirse con decanos y decanas que “analizamos detenidamente las posibilidades de cómo desarrollar el segundo cuatrimestre, estudiamos bien la situación y acordamos un esquema donde se van a aplicar protocolos según los casos”. Explicó que “cada facultad, en el marco de su autonomía, hizo su propia evaluación y estará informando a través de sus canales oficiales, cómo se va a dar el incremento de la presencialidad, en qué carreras, años y sedes, bajo qué condiciones”.

    Lógicamente, el Rector puso énfasis en que “todo está sujeto a cómo avance o no la pandemia” y estimó que, para finales de agosto, cuando deban volver las clases universitarias, “si la vacunación sigue como hasta ahora y no aparece ninguna cepa que perjudique todo el esfuerzo realizado hasta el momento, seguramente estaremos en una situación más aliviada que permita el regreso de clases presenciales bajo ciertos parámetros”.

     

    Características propias

    Agregó que “tenemos que tener en cuenta la naturaleza de UADER en cuanto a la falta de edificios propios, lo que impide tomar una medida de carácter general, ya que compartimos edificios con escuelas primarias y secundarias. Por eso cada facultad debe decidir según su dispersión geográfica, cómo y de qué manera regresa a la presencialidad”. Además, “hay que contemplar la distribución de nuestra matrícula, por un lado con cursos de 300 personas o más donde habrá que pensar otras estrategias; y por otro lado, muchas carreras -sobre todo de tercer año en adelante- con menor población estudiantil y aquellas que incluyen prácticas o laboratorio, donde se pueden plantear burbujas y aplicar protocolos para las clases presenciales”. Relacionado a ello, Filipuzzi aprovechó para poner de relieve el trabajo que se está realizando en la actualidad para disponer en un futuro del Campus propio de UADER.

    De todos modos, “cuando termine la pandemia, vamos a tener cosas positivas, como el poder contar con aulas híbridas”, dijo Filipuzzi e hizo un balance del desarrollo de la actividad académica hasta el momento: “Estuvimos trabajando muy bien en la virtualidad, pasamos de tener 500 aulas virtuales a unas 4500. Las instancias de mesas de exámenes se han mantenido en esa modalidad como estaba programado con antelación y ha funcionado muy bien”. También mencionó que ciertas prácticas de algunas carreras específicas ya se venían realizando de manera presencial, al igual que algunas instancias de exámenes de modo excepcional.

     

    Articulados

    Finalmente, Filipuzzi resaltó conceptos del trabajo que se viene realizando en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), sintetizado en el documento “Desafíos de las Universidades Públicas en la etapa de la pos pandemia”. En ese sentido, el Rector hizo propias las consideraciones de “pensar en nuevas dinámicas de los procesos educativos y de la gestión académica, donde las universidades ya no vamos a seguir funcionando como antes y tenemos un arduo trabajo por delante para evaluar y capitalizar lo que hemos hecho en materia de educación a distancia, dándoles el marco institucional adecuado”.

    De todas formas, remarcó que “nosotros en UADER, tal como se está configurando en el ámbito del CIN, debemos tener un plan múltiple, para la presencialidad, la virtualidad y la bimodalidad, por supuesto con todos los protocolos que garanticen la seguridad sanitaria”.

     

     

    Lo más leído

    Agroclave