19.6 C
Paraná
sábado, septiembre 18, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Feminización de la migración

    América Latina, y Argentina particularmente, han sido a lo largo de la historia territorios receptores de personas que buscaron mejores condiciones de vida para sí mismas y para sus familiares.

     

    Hacia mediados del siglo XX comienza a preponderar la llegada de personas inmigrantes provenientes de países limítrofes.

    Generalmente se integraban al trabajo estacional en zonas rurales, en actividades como la azucarera, producción de yerba mate, recolección de frutos entre otras. (OIM, 2008)

    En el año 2003, el Estado Argentino impulsó un nuevo paradigma al contemplar la migración como un derecho humano, a través de la aprobación de Ley de Migraciones 25.871 y las distintas prerrogativas que asisten a la persona migrante.

    Argentina es pionera con esta ley de avanzada, donde se garantiza el acceso al derecho a la salud, a la educación, servicios sociales… entre otros, a todas las personas, sin importar la situación migratoria en la que se encuentre.

     

    Feminización de la migración

     

    Según las cifras de ONU (2019) casi la mitad de las personas que migran en el mundo son mujeres. Las mujeres migrantes se convierten en actoras sociales en los procesos migratorios internacionales, adoptando un papel cada vez más activo en este proceso.

    Sin embargo, las migraciones afectan de diferentes maneras a hombres y mujeres. Las mujeres migrantes por el solo hecho de ser mujeres, deben enfrentar la violencia de género, donde la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las lleva a ser sometidas a extensas jornadas laborales, y precariedad en las condiciones de trabajo y de vida.

    Encontrarse lejos de su comunidad de origen, de sus lazos familiares y grupo de contención, como así también el desconocimiento de los derechos que las asisten en Argentina, y en muchos casos, del idioma nacional, acentúa esta vulnerabilidad.

    De esta forma sufren discriminación y son aisladas socialmente no solo por ser mujeres, sino también por ser migrantes, y pobres. (INADI, 2019).

    Habitualmente las mujeres migrantes son jefas de hogar, y esto conlleva a la doble o triple jornada laboral que deben llevar a cabo a diferencia de sus pares varones, quedando a cargo del cuidado de sus hijos/as otra mujer miembro de la familia.

    Las personas emigran de sus países de origen en búsqueda de mejores condiciones de vida. Sin embargo, las sociedades receptoras, muchas veces no sólo no presentan oportunidades de progreso, sino que las mujeres migrantes deben sortear graves obstáculos quedando inmersas en situación de extrema vulnerabilidad social.

     

    Situación en Entre Ríos

     

    En Entre Ríos la mayoría de las personas migrantes provienen de países limítrofes. Según el último censo poblacional del año 2010, la población de inmigrantes que residen en la provincia asciende a 10.393, y la mitad, son mujeres.

    Se estima que en 2021 esa cifra sería mayor, dado el aumento poblacional de personas migrantes que se ha producido a lo largo de décadas pasadas.

    El asentamiento se localiza fundamentalmente en zonas urbanas (especialmente en Paraná, capital entrerriana) y rurales (fundamentalmente en los departamentos limítrofes al país uruguayo: Federación, Concordia, Colón, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú).

    De esta forma, se evidencia la necesidad de continuar aplicando políticas públicas acorde a la normativa nacional y los tratados internacionales de derechos humanos, y que la mirada social deje de ser estigmatizante y contemple a las personas migrantes como seres humanos con igualdad de oportunidades, a fin de promover y proteger sus derechos, con perspectiva de género, de forma universal y sin discriminación.

     

    Ana Belén Menghi

    Abogada

    Lic. En Relaciones Internacionales

    Máster en protección internacional de los derechos humanos.

     

    Redes:

    Facebook: Abogada Ana Belén Menghi

    Instagram: – abogada_anabelenmenghi

    -guelermenghi.asoc

     

     

     

     

    En Entre Ríos la mayoría de las personas migrantes provienen de países limítrofes. Según el último censo poblacional del año 2010, la población de inmigrantes que residen en la provincia asciende a 10.393, y la mitad son mujeres

     

    Lo más leído

    Agroclave