19.6 C
Paraná
sábado, septiembre 18, 2021
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    El café de cada día

    En la edición anterior hablamos sobre lo que es realmente una buena y deliciosa taza de café, la importancia del agua a la hora de infusionar y todo lo que necesitas saber para elegir correctamente el mejor café que se adapte perfectamente a tus gustos, aplicando el concepto de trazabilidad, y por qué hay que descartar el café torrado completamente de tu vida.

    Si hablamos de infusiones, sin lugar a dudas que el mate es la preferida de la mayoría de los argentinos pero no por ello es la opción más elegida para arrancar el día y, por eso, hoy te voy a enseñar cómo preparar una deliciosa taza de café de manera fácil, rápida y económica para que cuentes con una excelente alternativa para acompañar tus desayunos y/o meriendas cuando verdaderamente necesitas algo que te “active”.

    Con ruidos imaginarios de tambores de fondo les presento hoy a mi queridísima prensa francesa, una cafetera a la que defino como una jugadora de toda la cancha, haciendo analogía con los deportes.

     

    Historia

     

    Conocida también con el nombre de cafetera de émbolo, su diseño más popular fue patentado y perfeccionado finalmente en 1958 en Chambord (Francia) por el suizo Faliero Bondanini tras un poco más de 100 años desde que los franceses Mayer y Delforge la crearan en 1852 con un diseño que presentaba algunas fallas y que con el paso del tiempo se fueron corrigiendo con la intervención del italiano Attilio Calimani quien, en 1929, elaboró una serie de mejoras que fueron clave para el diseño de Bondanini.

    La prensa francesa está compuesta por un vaso/jarra de vidrio de boro silicato con una aza que permite su manipulación, una tapa que sujeta un émbolo donde yace un filtro metálico que permite separar los materiales sólidos de nuestra infusión.

     

    Características

     

    Es una cafetera que permite efectuar la preparación a través de uno de los 3 métodos: por inmersión, en el que se ponen en contacto los granos molidos de café con el agua a 95°C durante el tiempo que lleve la infusión. Esto garantiza algo en particular: una extracción viscosa con mucho cuerpo y un incremento en la textura debido a que la mayoría de los aceites quedan en la extracción final.

    La funcionalidad y practicidad de este método permite controlar todas las variables como la temperatura del agua, molienda del grano, tiempo de extracción y la turbulencia permitiendo la mejora de la experiencia de consumo ya que se logra una preparación de acuerdo con las preferencias personales. Lo más importante es que si lo preparas de la forma correcta, podrás disfrutar de los matices del aroma y los sabores en cada café que preparas.

    Como bonus track la prensa francesa funciona perfectamente como espumadora de la leche caliente, logrando una espuma consistente ideal para los amantes de los cappuccinos. También permite preparar otras infusiones como: té en hebras, tisanas (a base de hierbas), mate cocido, entre otros.

    Precio aproximado de mercado: la encontrás en cualquier bazar gastronómico o tienda de café por $1500 en adelante. Para garantizar una mejor durabilidad recomiendo comprar aquella cuya jarra/vaso sea de vidrio de boro silicato (que lo hace super resistente al calor).

     

    Funcionamiento

     

    A continuación voy a describir cómo preparar una taza de 250 ml. (Para preparar más tazas hacer las equivalencias correspondientes de café y agua para la cantidad pretendida).

    1) Colocar 15 gr. de café molido grueso (parecido a la sal gruesa) en la prensa francesa.

    2) Hervir 250 ml. de agua de la mejor calidad disponible (preferentemente de mesa y no mineral).

    3) Verter directamente toda el agua sobre la prensa para comenzar la infusión y dejarla reposar durante 4 minutos.

    4) Pasados los 4 minutos revolver todo a gusto y con mucho cuidado para no dañar la jarra (mientras más revuelvas, más intensidad de sabor) y dejar reposar la infusión tapado por al menos 5 minutos (yo lo dejo 10’).

    5) Pasado el tiempo deseado, bajar sutilmente el émbolo hasta la superficie de la infusión, servir sobre nuestra taza favorita (que puede estar precalentada previamente) y disfrutar.

    Talleres de cafetería

    Si te gustó esta nota y te interesa aprender más te invito a que me sigas en Instagram: @esjulianes, donde vas a encontrar información acerca de los talleres mensuales de cafetería que doy y que son para todo público. Dato a destacar: no se requiere tener conocimientos previos para llevarlos a cabo.

     

    Julián Esquivel

    Instagram: @esjulianes

    Lo más leído

    Agroclave