Juegos Olímpicos: en Tokio tienen confianza plena con la organización

64

Yoshihide Suga, primer ministro japonés, indicó que recurre a su “unidad y sabiduría”, para desarrollar de la mejor manera los Juegos Olímpicos ante el contexto que enfrenta el país y el mundo.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, apeló a la «unidad y a la sabiduría» para llevar a buen puerto los Juegos Olímpicos de Tokio, amenazados por el fantasma de la pandemia de coronavirus a solamente tres días de la ceremonia de apertura.

«El mundo está afrontando una gran dificultad y este es el momento de permanecer unidos. Con esfuerzo y sabiduría llevaremos a cabo los Juegos. Podemos hacerlo», afirmó el mandatario.

Suga reiteró su esperanza en que los Juegos se desarrollen tal como está previsto a pesar del incremento de los casos de Covid-19 en la capital de su país y a los positivos registrados en los últimos días entre los concurrentes a la competencia.

De paso, pidió no restarle valor a estos Juegos a pesar de las limitaciones que imponen los tiempos de pandemia y obligan a disputarlos a puertas cerradas.

«Habrá 4.900 millones de personas observándolos por televisión», destacó el premier japonés en el marco de la 138va. sesión del Comité Olímpico Internacional (COI), cuyo presidente, el alemán Thomas Bach, también lanzó un mensaje de esperanza.

«Así como los Juegos de Tokio de 1964 marcaron el inicio de una nueva para un Japón dinámico y en paz, los de Tokio 2020 le darán a la humanidad una muestra de fe en el futuro», afirmó Bach.

MEDALLAS CON MATERIAL RECICLADO

Las cerca de 5.000 medallas que repartirán los Juegos Olímpicos de Tokio están hechas con material reciclado de dispositivos electrónicos como laptops, smartphones y máquinas fotográficas.

De la tarea de recolectar el material participó todo Japón, a pesar de la resistencia que una gran mayoría de la población sigue expresando contra la celebración de los Juegos en tiempos de pandemia de coronavirus, a través del «Proyect Tokio 2020 Medal», informó la agencia italiana de noticias ANSA.

Fue la propia gente la que aportó el material para ser reciclado y que fue recolectado en más de 2.000 negocios de electrónica y alrededor de 1.300 escuelas, con el apoyo de NTT Docomo, el más importante operador telefónico de Japón.

El proyecto nació hace dos años y permitió reunir casi 80 mil toneladas de descarte (seis millones de smartphone, entre otros objetos) para ser recicladas y obtener el material necesario para diseñar las medallas de estos Juegos.

De ese material se rescataron casi 30 kilogramos de oro, cerca de 3.500 kilos de plata y otros 2.200 de bronce, los tres metales con que están hechas las preseas para los tres primeros de cada competencia. También la antorcha olímpica fue confeccionada con aluminio reciclado y los podios, con plástico reutilizado.