19.2 C
Paraná
sábado, julio 31, 2021
  • Cultura
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Zubiaur en Atenas

    José Benjamín Zubiaur nació en Paraná, el 31 de marzo de 1856. Desarrolló una prolífica e innovadora actividad en el campo de la Educación. Un monolito en Grecia lo evoca.

     

    Roberto Romani
    [email protected]

     

    En la época del Centenario de la Patria, un abogado, educador, promotor del deporte, la educación física y el olimpismo moderno, aseguraba: “El alumno debe sacar de la escuela, junto con el pequeño bagaje de nociones prácticas determinadas por la ley, un conjunto de facultades bien ejercitadas, un espíritu justo, un corazón noble y, como decía Montaigne, una cabeza bien organizada antes que una cabeza bien llena”.

    El pensamiento corresponde a José Benjamín Zubiaur, nacido en Paraná, el 31 de marzo de 1856 y que se formara en establecimientos de la capital provincial, Concepción del Uruguay y Buenos Aires, considerado por Ángela Goncevat de Reggiardo como “un maestro innovador en muchos aspectos de la enseñanza primaria, secundaria y hasta universitaria. Comprendió que la ciencia del educador es cuidado, protección y amor a la vida que vemos crecer a nuestro lado”.

    Promotor y primer presidente de la Asociación Educacionista La Fraternidad, a partir del 14 de mayo de 1877, puso en marcha dos años más tarde la Escuela Benjamín Franklin.

    Fundó la Revista Pedagógica La Educación y junto al profesor Alejo Peyret representó a la República Argentina en la Exposición Universal de París.

    Durante catorce meses estudió el funcionamiento de las escuelas europeas y logró convencer a las autoridades nacionales sobre la necesidad de convertir en materia obligatoria los ejercicios físicos.

    Invitado por el barón Pierre de Coubertín, fue el único representante iberoamericano que integró el Comité Olímpico Internacional, creado el 23 de julio de 1894, permaneciendo en funciones hasta 1907.

    Como rector del Colegio Histórico Justo José de Urquiza, de Concepción del Uruguay, entre 1892 y 1898, alentó la enseñanza para las niñas, las materias de actividades prácticas y la educación física.

    Impulsó la creación de escuelas en La Pampa y Misiones, y promovió el primer partido de fútbol jugado en Entre Ríos, el 25 de Mayo de 1892.

    Se desempeñó como vocal del Consejo General de Educación, inspector nacional de Enseñanza Secundaria y director de Instrucción Pública del Ministerio de Educación de la Nación.

    Fundó en Buenos Aires la Sociedad Protectora de Niños, Pájaros y Plantas, mientras publicaba libros: “La protección del niño” (1884), “La escuela primaria en Francia” (1891), “El Colegio Histórico” (1894), “La educación industrial” (1899), “Escuelas del Sud” (1906) y “Surcos y semillas escolares” (1907).

    José Benjamín Zubiaur vivió 65 años. Murió en Buenos Aires, el 6 de septiembre de 1921, después de haber entregado sus mejores esfuerzos para aplicar en el país proyectos pedagógicos renovadores, y hacer posible la creación de escuelas normales rurales en la provincia de Entre Ríos.

    Luchó para consolidar una democracia amplia y permanente. Sostuvo siempre que “la bondad es la base del amor”. Un monolito en Atenas, Grecia, recuerda su vuelo.

     

    https://www.eldiario.com.ar/wp-admin/post.php?post=145051&action=edit

    Una vida de artista que late en las páginas de un libro

    Lo más leído

    Agroclave