Educación especial, una de las que más sufrió la virtualidad

210
En un 95% los docentes de Especial de la provincia están vacunados con la segunda dosis, por ello se evalúa reforzar la presencialidad en segundo cuatrimestre.

El vínculo pedagógico y afectivo, fundamental para que se produzca el aprendizaje, se vio más resentido que en otros casos, en las escuelas de modalidad especial. Si bien este año, estas instituciones arrancaron con presencialidad cuidada, para el segundo cuatrimestre prevén que haya más alumnos y alumnas asistiendo a la escuela.

 

Mónica Borgogno | [email protected]

 

Que la pandemia ha significado la virtualización de la vida cotidiana, laboral y educativa, no es novedad. EL DIARIO quiso poner la mirada en un grupo en particular, los chicos y chicas que asisten a las escuelas integrales. Por tal motivo, para saber cómo fue el impacto de la educación mediada por las tecnologías para estos estudiantes y también sus docentes, se entrevistó a la directora de la modalidad Especial del Consejo General de Educación (CGE), Belén García Paz.

El desánimo y las distintas maneras de ingeniárselas como docentes para poder sortear los obstáculos que imponía el nuevo contexto, signaron buena parte de la entrevista. El mayor desafío fue sostener el vínculo afectivo y pedagógico con sus estudiantes.

“La situación de pandemia tanto en estudiantes de especial, como en técnicos, configuraciones de apoyo, docentes, personal del equipo de esta Dirección, ha influido notablemente en el ánimo y nos ha infundido cierto desánimo, desazón, temor porque el vínculo emocional y pedagógico, el contacto uno a uno, en educación especial es un puente muy fuerte instituido para acceder a conocimientos y aprendizajes. Esto nos ha perjudicado en la relación dialógica con estudiantes y sus familias. El ánimo nunca fue el mejor. Teníamos buenas intenciones e interés al principio, que fue decayendo a lo largo de 2020 y nos encontramos con varios obstáculos como lo fueron los recursos tecnológicos y dispositivos con que los estudiantes se encontraron frente a la educación virtual. Porque la vinculación a través de las pantallas quita esta cuestión del afecto que constituye una mediación con el conocimiento”, señaló García Paz.

A sabiendas de lo trascendental que resulta el vínculo cara a cara, cuerpo a cuerpo, con los sujetos de la educación especial y porque en muchos casos, la escuela representa el único espacio de socialización, las escuelas integrales y centros, fueron “de los primeros en pedir la vuelta a la presencialidad para 2021, siempre pensando en el riesgo de los estudiantes porque no todos podían volver porque hay patologías asociadas y de base, más riesgosas por el Covid”, aclaró la directora.

“La cuestión pandémica nos afectó desde lo vincular. Los mismos estudiantes contaban anécdotas y los docentes, cuando los llamaban, nos contaban que aparecían muchas emociones, muchas angustias y temores. Además de sostener el vínculo pedagógico teníamos que sostener el vínculo afectivo y eso fue bastante complejo y tuvimos que aprender”, sintetizó la entrevistada.

“Así fue que en 2021 arrancamos las escuelas integrales con burbujas y presencialidad cuidada dentro de las instituciones. Algunos recursos para la sanitización e higiene nos resultaron difíciles de conseguir pero el CGE estuvo para procurarlos. Y garantizamos que haya clases de lunes a jueves porque los viernes los destinamos a trabajo virtual intra e  interinstitucional, con estudiantes de riesgo que no podían asistir, y sus familias”, agregó.

 

Volver

Ahora cómo seguir, fue la pregunta obligada. En diálogo con EL DIARIO, Belén García Paz comentó que para este segundo cuatrimestre tienen previsto “una vuelta a la presencialidad más fuerte con posibilidad de que haya más alumnos en las burbujas”. Asimismo recordó que los docentes de especial en esta provincia fueron los primeros en ser vacunados: “Los docentes de modalidad especial, en un 95% prácticamente ya fueron inoculados con las dos dosis, a algunos pocos les falta la segunda. Y estamos en una fuerte campaña de vacunación para estudiantes jóvenes y adultos de nuestra modalidad, mayores de 18 años, con condiciones de riesgo, para que reciban las dos dosis y puedan volver a la presencialidad”.

No obstante, la directora de Especial del CGE dijo que están estudiando cada situación porque hay otras patologías asociadas al riesgo de Covid y los familiares se contactaron con sus médicos particulares para que ellos autoricen la vuelta a la presencialidad de determinados estudiantes de esta modalidad educativa.

En la actualidad están trabajando en el armado de una resolución conjunta con todos los niveles y modalidades, emitida desde el CGE, “donde la modalidad aporta la propuesta de sostener presencialidad cuidada con todos los estudiantes que por cuestiones médicas estén autorizados a asistir a las escuelas y puedan participar de clases de lunes a viernes la primera y tercera semana completa. Y en la segunda y cuarta semana, tener presencialidad de lunes a jueves para mantener los viernes para vincularnos intra e interinstitucionalmente de manera virtual. Ese espacio es sumamente valioso, nos pudimos apropiar y acortar distancias y tiempos con familias, equipo de trabajo, docentes, estudiantes y otros organismos con los que trabajamos como Copnaf, Iprodi, Municipalidades, Justicia, Desarrollo Social”, informó.

 

El tiempo es veloz

Todo el mundo aprendió alguna cosa en 2020, en la casa y con los teléfonos celulares o dispositivos con que contaba. A hacer una videollamada por una plataforma, mandar tareas por whatsapp, resolver el problema de sonido del celular, etc. Los maestros, primeros, para poder dar continuidad a la tarea de enseñar. “Tuvimos que hacer cursos acelerados sobre estrategias de comunicación y nuevas tecnologías. Adquirimos conocimientos muy útiles y pretendemos seguir usándolos. Los docentes tuvieron que acomodarse a la situación con los recursos que cada uno tenía en su casa, aprendieron a trabajar en distintas plataformas por facebook, meet u otras, a mandar tareas por whatsapp o mail, otros usaron cuadernillos de Nación. Otros docentes de Especial, generaros sus propios recursos y les llevaban tareas a la casa de sus estudiantes. Hubo que rebuscársela mucho y tuvimos que aprender velozmente a usar estos recursos tecnológicos para sostenernos como institución educativa y especial para que no se pierda el vínculo pedagógico”, acotó la docente.

Además apuntó que en paralelo, están pensando en nuevas líneas de formación y fortalecimiento de lo que es educación inclusiva. En ese sentido, la funcionaria precisó que están llevando adelante “un ciclo de formación para equipos técnicos, están capacitando a docentes de nivel secundario para suministrar herramientas que les permita trabajar con estudiantes con discapacidad visual incluidos en el nivel medio y en línea de discapacidad auditiva se conformó un equipo para trabajar con los servicios de las personas con esta discapacidad, en modalidad especial, en toda la provincia. En agosto habrá capacitación para conformación de centros de estudiantes –desde el eje participación y ciudadanía-, de escuelas integrales”.

 

El dato

En la provincia existen 36 instituciones de Educación Especial de gestión estatal y 12 de gestión privada. A ellas se suman otros 12 centros educativos integrales y terapéuticos distribuidos en diversos puntos de la provincia, todos dependientes del Consejo General de Educación (CGE).