Avanza la investigación por el secuestro y abuso de una joven

158
A simple vista, la chica tenía signos de haber sido golpeada.

Avanza la investigación por el secuestro y abuso de una joven de 20 años que estuvo privada de su libertad durante seis días. Se busca a un quinto agresor que tiene pedido de captura vigente y se aguardan testimonios para imputar a un sexto hombre. También se supo que cuatro niños, hijos de una de las mujeres detenidas, quedaron a disposición del Copnaf. No se descarta que haya participado una red de trata.

 

Dos hombres (de 20 y 24 años) y dos mujeres (de 24 y 17 años), amigos entre sí, están detenidos y acusados de secuestrar y abusar de una joven de 20 años en Paraná.

Continúa la búsqueda de una quinta persona, que está identificada, tiene pedido de captura vigente y cuenta con antecedentes por robos.

Se aguardan testimonios de la víctima y resultados de pericias para imputar a una sexta persona, un hombre que está identificado.

Según se pudo reconstruir del hecho, este lunes a las 10 horas, una vecina alertó a la Policía que una mujer joven estaba secuestrada sufriendo violencia de género dentro de un domicilio.

Intervino la División Trata de Personas, cuyos integrantes ingresaron a la casa y observaron a cuatro agresores, dos mujeres y dos hombres.

Además se supo que en la vivienda habitaban 4 pequeños menores de edad, hijos de una de las mujeres detenidas. Los chicos quedaron a disposición del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), organismo que deberá abordar la situación.

Sobre los cuatro detenidos, se supo que hay evidencias y datos que los involucra en una posible participación. Primero porque estaban en el interior de la vivienda cuando intervino la Policía.

Además porque se encontraron palos de escobas y cables, que harían sospechar la ocurrencia del hecho el lugar. También se secuestraron 3 celulares y una tablet, elementos tecnológicos que serán peritados para determinar si hubo mensajes y llamadas previas al hecho.

Por otra parte, se ordenó el peritaje de una mancha de sangre que tendrá que analizar el laboratorio Química Forense de la Dirección de Criminalística de la Policía para saber si corresponde con la víctima, quien expresó que “estuvo posicionada en el lugar donde se localizaron los restos de sangre”.

La víctima refirió que “fue víctima de violencia física, psicológica, moral, recibió amenazas para lograr la sumisión y el sometimiento al cual fue víctima”.

A simple vista, la chica tenía signos de haber sido golpeada. “Ahora la joven se encuentra en su casa contenida y con asistencia”, explicó la fiscal Schmidt.

Por otra parte, se supo que las mujeres detenidas no poseen antecedentes judiciales. El agresor de 24 años, detenido, cuenta con causas que tramitó por delitos contra la propiedad, al igual que la quinta persona que está siendo buscada por la Policía.

A partir de entrevistas, resultados de pericias y prueba material que resta dilucidar, se podrá avanzar con más certeza. Por el momento se desconoce el móvil del terrible hecho y la fiscalía maneja dos hipótesis.

“Los delitos que tienen los investigados no son similares al tenor, la naturaleza y la gravedad que tuvo este aberrante hecho”, afirmaron fuentes judiciales. No obstante, no se descarta la participación de una red de trata.

 

El hecho

La joven de 20 años fue secuestrada el pasado martes 6 de julio cuando se dirigía a la casa de una amiga en barrio Anacleto Medina en Paraná.

La llevaron a la fuerza a una vivienda donde estuvo encerrada durante seis días. La golpearon, abusaron sexualmente y hasta quemaron parte del cuerpo.

Por orden del Juez de Garantías fueron detenidos cuatro personas: dos mujeres y dos hombres. Están alojados en la Unidad Penal Nº1 y Nº6 y a todos les dictaron prisión preventiva por 60 días.

Cuatro detenidos por presunto secuestro y abusos a una joven