21.9 C
Paraná
lunes, enero 30, 2023
  • Policiales
  • Muy
Más

    Caso Klocker: Más testimonios en el crimen de Gilda

    Está previsto que declaren vecinos y familiares de Jonatan Dayer y Julio Dayer, ambos acusados por la muerte de Gilda Klocker. La joven recibió un disparo en su cabeza y por el momento se desconoce quién fue el autor. Un testigo que estuvo minutos antes del hecho refirió que “Jonatan estaba alcoholizado y agresivo”.

     

    Tiago Romero | [email protected]

     

    Gilda Estefanía Klocker falleció el 11 de mayo pasado en el hospital San Martín de Paraná en donde había sido internada tras haber recibido un disparo de arma de fuego en la cabeza.

    Aún no está claro cómo fue que la joven de 20 años recibió el impacto mortal y por el hecho están con prisión preventiva domiciliaria Jonathan y Julio Dayer, pareja y suegro de la víctima, respectivamente.

    Según supo EL DIARIO, declaró un allegado a los Dayer, y manifestó que “Jonatan estaba alcoholizado, con un arma blanca en sus manos” y por el estado de agresividad que tenía se presume que “había consumido estupefaciente”.

    Además agregó que estuvo en el lugar del hecho pero se retiró antes de que se produjera el disparo.

    La fiscal Melisa Saint Paul, encargada de la investigación, ha citado para los días 28 de julio; 4 y 5 de agosto a más testigos.

    Uno de ellos podría ser clave ya que según indicaron, “sería la persona que ayudó a Julio Dayer a darse a la fuga luego del crimen”.

    El hombre mayor se fugó, estuvo prófugo y se entregó el miércoles 12 de mayo al mediodía en Tribunales. También está previsto que declaren más familiares de ambos acusados.

    EL abogado Alberto Roger Salvatelli, defensor de Julio Dayer, comentó a EL DIARIO que “de la pericia de la División Criminalística se desprende que el disparo fue a 25 metros de distancia, en dirección diagonal”.

    “Además, por el lugar donde fue encontrado el cuerpo, se supo que Gilda estaba saliendo de la casa cuando recibió el disparo mortal. El cuerpo cayó sobre una vereda ubicada en Miguel David y Gobernador Parera”, explicó el abogado.

    Para la defensa de Julio Dayer está bien la calificación de “homicidio imprudente” y explicó que “ninguno de los acusados tuvo la intención de matar a la joven. El lugar, la distancia y la forma lo explican, si no debieron tener una puntería impresionante. La situación es confusa y no hay claridad”.

    No obstante la abogada querellante, Corina Beisel, manifiesta que “la calificación legal debería modificarse, ya que no se puede seguir hablando de una imprudencia”.

    Los investigadores tendrán que constatar lo ocurrido con más evidencias, testimonios, informes médicos y de Criminalística.

    Incluso el abogado Salvatelli adelantó que solicitará la reconstrucción del hecho en horas de la noche, para poder precisar cómo ocurrió el hecho pero “en medio de toda la oscuridad que hay en el lugar”.

     

    ¿Homicidio imprudente?

    La principal hipótesis sobre el hecho es que padre e hijo estaban peleando y forcejearon con el arma de fuego de por medio.

    En ese momento, alguno de los dos gatilló y el disparo finalizó en la cabeza de la joven, que estaba a 25 metros de distancia.

    Por ello la fiscal Saint Paul imputó a ambos por homicidio imprudente, que tiene una pena de entre uno y seis años de prisión.

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave