Entre Ríos, Galería, La Provincia, Paraná, Política, Sociedad

Castrillón alertó que “si se judicializa la política será el fracaso de la democracia”

Emilio Castrillón realizó la advertencia al poner en funciones al nuevo vocal del STJ, Martín Carbonell. También se tomó juramento a Luis Pedemonte, que asumió como defensor de Casación de Paraná.

El presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Castrillón, acompañado por el gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, y de otros vocales del Alto Cuerpo, destacó la labor de los poderes Ejecutivo y Legislativo “por permitir hacer realidad que la cobertura de vacantes en el Superior Tribunal de Justicia sea a través de los mecanismos constitucionales”.

En este sentido, Castrillón realizó una diferencia en la designación de los magistrados de la Justicia entrerriana durante los gobiernos de facto, con los nombramientos producidos desde la recuperación del sistema democrático en 1983, destacando “cuando ya no se necesitó la venia de alguien”.

El presidente del STJ consideró que 2018 fue “un año duro pero bueno”, y añadió: “Dejamos de lado los gastos reservados en el Poder Judicial y por eso podemos mostrar una Justicia de pie y en marcha”.

La referencia a la judicialización de la política tuvo su anclaje en que recordó que al ser propuesto como vocal del Alto Cuerpo se habló del riesgo de politizar la Justicia.

Así, advirtió: “Si se judicializa la política será el fracaso de la democracia”. Algunos experimentados seguidores de la dinámica político-judicial entrevieron en la sentencia una referencia al derrotero de algunas causas por supuestos delitos contra la administración púbica.

Carbonell asumió como vocal tras lograr el acuerdo del Senado y ser propuesto por el Poder Ejecutivo, que a través del Ministerio de Gobierno y Justicia emitió el decreto 4.411/18 MGyJ.

El nuevo vocal juró “por Dios, la Patria y los Santos Evangelios”. Así, prometió desempeñarse “con lealtad y patriotismo”. Asimismo, ya en su sillón, Carbonell destacó que “hace más de 30 años que trabajo en la Justicia y este es un lugar donde es fundamental la experiencia para la conducción y el gobierno del Poder Judicial”.

En este sentido, sostuvo que “la institucionalidad está funcionando y el Poder Judicial está haciendo su tarea y va a dar respuesta en el menor tiempo posible”.

Maximiliano Benítez, titular del Ministerio Público de la Defensa, tomó juramento a Luis Pedemonte, quien asumió como defensor ante la Cámara de Casación Penal y se comprometió a “cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional y la de la provincia de Entre Ríos”.

Benítez agradeció a los integrantes del jurado del concurso en el que se impuso Pedemonte y destacó que se trata “del primer defensor de Casación de la provincia de Entre Ríos”. Su designación, que contó con aprobación del Senado, fue dispuesta mediante el decreto 4.410/18 MGyJ.

 

“Podemos mostrar una Justicia de pie y en marcha”, dijo Castrillón.