Créditos UVA: Un nuevo proyecto genera expectativas a los damnificados

1484
Para los deudores de créditos UVA, damnificados por la modalidad bajo la que se endeudaron, surgió un proyecto que les genera expectativas y buscan que ingrese al Congreso.

Se inició una campaña para juntar firmas que respalden un anteproyecto que si bien no aportaría la solución de fondo para tomadores de créditos UVA personales, hipotecarios y prendarios, podría traer alivio a quienes lo han solicitado y hoy prácticamente, no pueden pagarlos. Asimismo, la propuesta abre un plazo para trabajar sobre una alternativa que resolviera definitivamente, la situación dramática por la que están pasando miles de familias.

 

Redacción EL DIARIO | [email protected]

 

Para los deudores de créditos UVA, personales, hipotecarios y prendarios -a esta altura “damnificados” por la modalidad bajo la que se endeudaron- surgió un proyecto que les genera expectativas y para el cual han iniciado una campaña de recolección de firmas que les posibilite ingresarlo al Congreso bajo la forma de iniciativa popular.

El 4 de junio, con participación de damnificados de todo el país se realizó un encuentro en el que tomaron conocimiento de un proyecto que propicia el economista y tributarista Fabián Medina, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y decidieron impulsarlo. “El proyecto está armado y es el único que incluye a las tres modalidades de créditos UVA: prendarios, personales e hipotecarios”, destacó en Paraná Agustina Gómez, quien participa de los grupos de autoconvocados en esta situación. Agregó que la propuesta del economista “también recibió nuestro apoyo porque es el único, hasta el momento, en el que se pide suspensión de actualización de cuota e intereses. Otros proyectos eran con distintos formas de indexación”, diferenció consultada por EL DIARIO.

Gómez también comentó que en el encuentro realizado por las plataformas virtuales, se habló de la “declaración de ilegalidad de los préstamos UVA, porque –acotó- no se puede cobrar interés sobre interés e indexar, que es lo que hace esta modalidad crediticia. Aparte de tener un capital en UVA que aumenta con el valor de la misma moneda tenemos intereses altísimos”, explicó.

“Somos muchísimos los damnificados que estamos apoyando este proyecto y buscamos juntar firmas para respaldarlo. Sigue apareciendo gente con este problema que ni siquiera sabe que estamos nucleados a nivel país”, señaló Gómez a EL DIARIO, y convocó a los damnificados por estos créditos así como a los ciudadanos en general, a firmar la petición tanto on line como en papel que se está haciendo circular para que este proyecto ingrese y se trate lo antes posible”, expresó.

PRECISIONES. EL DIARIO consultó a Fabián Medina acerca del proyecto en cuestión sobre el que no descartó que legisladores nacionales puedieran interesarse y hacerlo propio; o bien con las firmas necesarias de la sociedad incorporarlo bajo la forma de iniciativa popular para que el propio Presidente de la Cámara de Diputados deba ingresarlo al recinto para que lo trate el cuerpo.

“El año pasado hubo una actualización anual del UVA del 48% más la tasa de interés que ponía el banco y hubo paritarias del orden del 30%; lo mismo ocurrió de 2016 a la fecha, con un UVA que arrancó con un valor de $14 y hoy está en $80, con lo cual es impagable. Están mandando a familias de la clase media a la indigencia”, dijo el economista, tributarista, docente universitario y dos veces candidato a diputado nacional por el Frente Renovador en la Ciudad de Buenos Aires.

Aseguró que son 550.000 titulares de créditos en todo el país, de los cuales el 85% corresponde a bancos públicos y entre provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma hay 180.00 créditos otorgados. Aclaró que en la propuesta “hablamos de hipotecarios, prendarios y personales”.

Llevar la situación a datos palpables vuelve evidente el origen de las dificultades que se les presentan a quienes tomaron estos créditos. “Pensemos un ingreso familiar de $80.000, con dos personas trabajando. Si esa familia tuvo una cuota de $12.000 que hoy pasó a ser de $60.000, esa familia no vive”, insistió.

Medina indicó que “la propuesta se armó con el colectivo UVA y con el colectivo la sacamos adelante. Que quede claro que es una propuesta de los damnificados”.

-¿En qué consiste el proyecto?

El proyecto propone suspender las actualizaciones desde el 1 de enero de 2021 al 31 de julio de 2022. Suspensión de actualización de cuota y capital, con una cuota fija a marzo de 2020. Cuando empezó la pandemia salió el primer congelamiento para hipotecarios. Nosotros tomamos el total del universo, tenemos que tomar para prendarios y personales el valor de la cuota a ese momento para que sea exacto. Lo que paguen entre enero 2021 y julio de 2022 se va a tomar a cuenta de la futura reprogramación o modificación del sistema. Además, se suspenden remates y ejecuciones hasta esa fecha. Con esto está de acuerdo Marcelo Macaluso que es el primer ejecutado UVA por el Banco Nación en abril de este año, que por un tema legal pudo posponer el remate hasta el 31 de diciembre de este año.

-¿La propuesta en principio no resolvería el fondo de la cuestión?

-Lo que genera es tranquilidad y darle una previsibilidad a los deudores que van a poder pagar.

-Hay damnificados que plantean que ni siquiera vendiendo el bien que adquirieron con el préstamo pueden cancelar la deuda.

-Estamos en contra de las declaraciones del vicepresidente del Banco Nación que les pidió a quienes compraron con el crédito UVA una propiedad o un auto, que en muchos casos son elementos para trabajar, que vendan el bien y paguen la deuda. Así y todo no llegan a cubrir. Un funcionario que pone este gobierno no puede pedir esas cosas, debería presentar la renuncia. Pedir eso es una estupidez.

-En síntesis, el proyecto retrotrae el valor de las cuotas y la congela.

Retrotrae prendarios y personales. Pero no se congela sino que se suspende la actualización. Son dos cosas distintas.

Precise la diferencia en los efectos de congelar y suspender.

-Si hago un congelamiento de la cuota, puede pasar lo que sucedió en enero de este año, cuando aplicaron la actualización toda junta. Suspender significa que no hay actualización y lo que pagaron de más queda a cuenta. El proyecto en principio no va contra la eliminación del sistema. Primero suspendemos y después vemos cómo modificamos y solucionamos el tema. Primero, consigamos la suspensión para dar tranquilidad y después entre todos, buscaremos alternativas. En los bancos hay muchos que estarían de acuerdo con solucionar el tema. Podría avanzarse con una tasa del 4% con un sistema francés o alemán con quita de deuda y hacerlo previsible a 15 ó 20 años.

ESTRATEGIA. -¿Qué grado de avance tiene esta iniciativa en el Congreso, con algunos legisladores, bloques? ¿Hay conversaciones?

Estoy en conversación con senadores y diputados de todos los bloques para ver si se puede llevar como propuesta. Si ninguno lo tomara, estamos juntando firmas a través de la petición digital Suspensión UVA en Avaaz.org En las primeras 72 horas conseguimos casi 2500 firmas digitales. Y hay una planilla de iniciativa popular –en el marco de la ley 24747, reglamenta el artículo 39 de la Constitución Nacional-. Si juntamos entre ambas iniciativas más de 40 mil firmas registradas hasta el 9 de julio, podemos presentarla por mesa de entrada y que la tome el presidente de la Cámara de Diputados y la mande al recinto para agosto.

 

DENUNCIA. Por otro lado, una profesional está preparando una denuncia de ilegalidad del sistema de créditos UVA, otro de los temas considerados con el colectivo de damnificados.

-¿Por qué ilegalidad?

Porque el sistema prevé la actualización y el interés sobre el interés. Todo lo que sea indexación está prohibida en la Argentina. El Código Civil prohíbe capitalizar intereses y sobre el interés volver a generar interés. Si la justicia otorga la ilegalidad no por un caso particular sino contra el sistema en sí, el sistema se cae y los bancos no tienen otras alternativas que modificar y mandarlo a parámetros normales.

-¿Todavía no se está tramitando en ninguna sede judicial esta demanda de ilegalidad?

-Todavía no. Hay casos particulares en los cuales los jueces están viendo si es ilegal la ley, pero pusieron cautelares para que no pase el 25% la relación cuota – ingreso. Y hay amparos que salieron, pero sobre casos particulares. Nosotros vamos a pedir la denuncia de ilegalidad de la ley, directamente.

 

Al margen

El economista admitió que “el sistema UVA en sí mismo no es malo, pero es malo para aplicarlo en Argentina que tiene un 30% o 35% de inflación. Indicó que con inflación de 35% y paritaria de 35% el sistema podría llegar a caminar, pero no con una inflación de 35% y paritaria de 20%.