Una esquina con historia, en plena zona céntrica

197
La esquina sigue manteniendo la conformación espacial de otrora.

La esquina suroeste de Urquiza y San Martín cuenta una historia singular de Paraná a partir de un edificio icónico, que ha mantenido ese carácter más allá del cambio de usos que ha experimentado. Una nota de EL DIARIO sobre su remodelación y reinauguración, en 1933, permite internarnos en una construcción que en general conocemos desde lejos.

 

Griselda De Paoli / [email protected]

 

 

Un edificio ubicado frente a la plaza principal está habitado de relatos paranaseros que hunden sus raíces en el laberinto de los últimos 180 años.

Asumido el general Urquiza como gobernador de la provincia, en abril de 1842 la policía se instaló entonces en la casa de Don Lorenzo Espeleta, en la esquina suroeste de las actuales calles Urquiza y San Martín, que conocemos como la del Plaza Hotel.

Cuando la Constitución de 1860, estableció el primer régimen municipal en la provincia, el 25 de noviembre de ese año se instaló entonces el primer Cuerpo Municipal en Paraná.

La Cámara de Diputados Nacionales (hoy Colegio del Huerto) fue el ámbito donde se llevó a cabo el acto en el que se puso en funciones al primer Consejo Municipal integrado por trece miembros titulares y cinco suplentes elegidos por voluntad popular, cuya presidencia recayó en el doctor Francisco Soler. Este Consejo estableció su lugar de funcionamiento precisamente en la parte alta de la misma casa en que la policía lo había hecho antes, la de la esquina de Urquiza y San Martín, la del Plaza Hotel.

Accedemos a estos datos a través de la consulta ineludible a “Paraná. Dos siglos y cuarto de historia 1730- 1955”, de Ofelia Sors.

Ya en la década del 1880, cuando la hotelería, las confiterías, cafés y billares, en Paraná crecieron en número y calidad, el Gran Hotel Argentino, que era una sucursal del acreditado Hotel de Francia, “se instala en 1883 frente a la plaza 1° de Mayo, cuenta dicha casa de hospedaje, con treinta habitaciones, baños y tramway a la puerta”.

Ofreciendo idénticas comodidades y en el mismo año, se establece el Gran Hotel Americano, también frente a la plaza, (hoy solar ocupado por el Plaza Hotel)”, según cuenta Ofelia Sors. Junto al Hotel, sobre calle Urquiza, por el año 1895, existía una gran casa de modas, propiedad de doña Cecilia G. de Delos, y luego de doña Francisca P. de Picó (1910), cuando el hotel ya se llamaba Gran Hotel Gransac, desde su apertura en 1901.

 

OTROS VIENTOS

El cambio de firma incorporó un restaurante francés. y su lucida inauguración se transformó en un acontecimiento que congregó a la prensa local y departamental en una comida ofrecida por su propietario, don Pablo Gransac.

“También en el Gran Hotel Gransac, se proyectaban cintas recibidas directamente de Europa, funcionaba allí todos los días de siete a once de la noche el Cinematógrafo París. Había en Paraná otro lugar: el Salón Sanguinetti en el cual pudo verse por segunda vez en marzo de 1906, la cinta sobre las exequias del general Mitre, detalla Sors.

En una tarea de búsqueda archivística, el arquitecto Fernando Ponce, rescató de la colección de EL DIARIO del Archivo General de la Provincia, un material acerca de otra etapa de esa esquina paranaense ligada al hotel frente a la plaza. Se trata de una nota publicada en agosto del 1933 con motivo de la inauguración del Plaza Hotel, que es cuando cambia de nombre. Recordemos que se llamó Gransac y, antes, Gran Hotel Americano.

“Llenando una necesidad bien sentida por cierto, la firma A. Bouzada & Cía. ha modernizado por completo el edificio del nuevo Plaza Hotel de esta capital.”

“Ubicado en la mejor situación de la ciudad, con una hermosa fachada cuya fotografía reproducimos, posee dos pisos altos de habitaciones y departamentos cuya mayoría dan frente a la plaza principal, con una soberbia vista panorámica.”

“La entrada principal se halla sobre la calle San Martín, llegándose inmediatamente al hall central sobre el cual se encuentra el elegante Bar anexo al Hotel, el sitting-room, escalera principal y ascensor, toiletes para damas y caballeros, administración y el gran comedor.”

“Todos los ambientes de recepción han sido presentados con una sobria decoración, adecuada a cada local, como buen gusto y proporción. El comedor posee piso de parquet de roble, profenos con vitraux y sus muros llevan ventanales y espejos bien recuadrados.”

“La situación estratégica del palco para la orquesta, en el comedor permite oír perfectamente acordes musicales desde el bar anexo. La entrada de servicio da sobre la calle Urquiza y posee un garaje para comodidad de los viajeros.”

“En la parte posterior de esta planta, está situada una amplia cocina con ante-cocina y pastelería anexa, con sus muros azulejados y cocina central a petróleo con doble hornalla.”

“En el subsuelo funcionará el Grill-Room del establecimiento con una presentación original.”

NIVELES

“Los pisos altos constan de un pasaje principal cerrado al que llegan el ascensor y escalera y que dan todas las habitaciones de cada piso permitiendo una rápida y cómoda comunicación. Los baños poseen todas las instalaciones más modernas, descargas automáticas a válvulas, baños romanos, agua caliente en todos los artefactos y accesorios.”

“Todos los ambientes de los pisos altos están empapelados con buen gusto. Las canalizaciones están disimuladas en los muros teniendo cada habitación timbre y toma de fuerza para calefacción estando también hecha la instalación de teléfonos internos con conexión a la red general. Se ha asegurado abundante agua colocando en la terraza del edificio tanques de gran capacidad.”

“El moblaje de las habitaciones que fue provisto e instalado por la conocida firma de Buenos Aires Casa Segura se caracteriza por sus elegantes líneas modernas, roperos tipo Comodity, con cajoneras para distribución de ropa interior, secretaires, botinera, etc.; escritorio toilet novedosos y prácticos, camas de bronce, cómodos sillones tapizados y buenas alfombras. El departamento de la esquina ha sido presentado en forma especial con un lujoso amueblamiento. Hay otras importantes mejoras que es ocioso enumerar. En todos estos trabajos intervinieron conocidas firmas de Buenos Aires y Paraná bajo la dirección técnica del Ing. Civil Pedro V. Gasco, de conocida actuación profesional. Las firmas locales que participaron son: Aranguren Hnos. ejecutaron carpintería y decoración en madera; Ordano Froix y Cía. y Arcioni y Cía., materiales de construcción; D´Agostino, Stopello & Cía. hicieron las instalaciones eléctricas, campanillas y pararrayos; Brody & Cía. colocó los cristales y espejos; Gebbart & Cía. se emplearon las cales de su fabricación; Fontana& Budini, ejecutaron la herrería y carpintería metálica; y Nogueras & Cía, vidrios y papeles pintados.”

“De Buenos Aires las firmas que participaron son : Casa Segura amuebló y alfombró el Hotel; Schena & Santi, instaló el ascensor de su fabricación Universal; Caputo & Della Valle, estuvo a cargo de esta firma la pintura y decoración, que interpretó con acierto, restaurando el frente con un sistema exclusivo; Angelri, Jacuzzi & Cías, vendieron los artefactos y accesorios sanitarios; Azaretto Hnos., colocaron los artefactos eléctricos de su fabricación; Flussometer, instalaron las conocidas válvulas de este sistema; Elchin & Pilchik, colocaron los pisos de parquet.”

 

 

AL MARGEN

Siempre es oportuno reflexionar sobre la ciudad. El desafío en este caso ha sido enriquecer una acción conjunta llevada adelante entre EL DIARIO y la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Uader. De esta experiencia participan docentes, alumnos e invitados, con la idea de poner en valor los bienes comunes y también repasar los asuntos pendientes. Para comentarios y contribuciones, comunicarse a [email protected], [email protected] y/o [email protected]