19.2 C
Paraná
sábado, julio 31, 2021
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Dinamismo en la producción porcina

    La Cámara de Productores Porcinos está celebrando la Semana de la Carne del Cerdo en la que impulsa el consumo de variados cortes. Es una excusa también para visibilizar la situación del sector que experimenta un crecimiento del 70% en la comercialización en el mercado externo y un sostenido incremento en el interno.

     

    Redacción EL DIARIO | [email protected]

     

    La iniciativa se replica en todo el país y forma parte de las acciones que promueve toda la cadena ante la celebración el lunes pasado del Día de la Porcinocultura.

    El 14 de junio es el Día de la Porcicultura y desde hace años, el sector aprovecha la semana para llevar adelante una fuerte campaña de concientización sobre los beneficios de la carne, la promoción del consumo, con la participación de todas las cámaras provinciales, la nacional y los privados para posicionar el producto en la mesa diaria.

    La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper), en coordinación con todas las entidades del sector nacional, impulsa el consumo de variados cortes, en el marco de la “Semana de la Carne de Cerdo”.

    A partir de distintas acciones, la idea central es promocionar el consumo de carne porcina y difundir la actividad productiva. En ese sentido, se apunta a dar a conocer la importancia económica que tiene actualmente y su potencial para la provincia y el país.

    “Entre Ríos es la cuarta provincia por el volumen de producción. Ha habido proyectos de inversión donde muchas granjas fueron creciendo y otras están parados a la espera de condiciones un poco más ciertas en lo que refiere a lo económico”, es lo que señaló a EL DIARIO, el coordinador de la Cámara, Javier Brunet, mostrando dos aspectos de una misma realidad.

    No obstante, se refirió a un sector que “viene creciendo”, con creación de puestos de trabajo en la cadena industrial y comercial, con nuevos puntos de venta de las cadenas de carnicerías. Como contrapartida, el incremento de costos sobre todo lo que tiene que ver con materia prima, el costo de cereales, ha recortado la rentabilidad de la granja. En consecuencia, el problema de costos al que se suma la falta de financiamiento -ya sean herramientas del Estado o del sector privado para encarar los proyectos de inversión-, serían los problemas centrales que atraviesa el sector.

    MERCADOS. Con relación al consumo, el mercado interno ha ido cambiando su hábito de consumo de la carne vacuna por un tema de precios y se ha volcado a la carne porcina, haciendo crecer un poco el consumo kilos por habitante año, explicó Brunet. Pero, subrayó que el incremento de exportaciones es el dato más relevante en cuanto a lo comercial. “El aumento de exportaciones, comparado con el año pasado, está por encima del 70%”, señaló y luego acotó que se apunta a acrecentar los vínculos con distintos destinos. “Hoy China es el principal comprador, el sudeste asiático en general, hay algo de exportación a la Unión Europea, y los países vecinos del Mercosur –aunque Brasil es un gran productor y por tanto una competencia fuerte-” planteó el entrevistado.

    El crecimiento de la exportación en realidad se da a nivel país y muchos productores entrerrianos contribuyen con esos volúmenes porque las granjas proveen a los frigoríficos exportadores. “Entre Ríos tiene más producción que la que consume a nivel provincial, en consecuencia hay un saldo que se va a los centros urbanos, principalmente Buenos Aires, pero también, Santa Fe y Córdoba, y una buena parte a las nuevas exportaciones” detalló el coordinador de la Cámara.

    Hay consorcios de exportación de los que participan productores entrerrianos. “La gestión del comercio exterior tarda mucho tiempo y ahora están viendo las órdenes de compra de afuera que impactan en el país”, comentó.

    Brunet explicó a EL DIARIO que “el mercado que crece más rápido es el externo sobre todo por la cantidad de gente que puede consumir a nivel mundial, pero a nivel interno con este cambio de hábitos que hay, sobre todo por precios, la gente se vuelca a la carne porcina para cambiar el tradicional de carne vacuna”.

    MANO DE OBRA. La mayoría de los productores porcinos son pequeños y medianos en la provincia, una característica que se replica en todo el país. En muchos casos, se trata de productores que realizan distintas crianzas y lo hacen con poco tecnificación. “Ahora, -aclaró Brunet- la mayor cantidad de producción se da en granjas muy grandes, bien tecnificadas donde la mano de obra que se requiere es más de gestión –no tanto operativa-: veterinarios, nutricionistas que trabajan a otro nivel. De todas maneras, sintetizó que la porcina es una cadena de valor que emplea a mucha gente”.

    En cuanto a la industria frigorífica, comentó que son pocos los frigoríficos que tienen habitación para faenar cerdos y hay poca capacidad de frío para almacenar la producción. “Esa es una de las cosas que se están planteando para que haya herramientas de financiación para desarrollar estos proyectos que requieren de mucho capital, pero que son necesarios para empezar a aprovechar los puertos que tiene Entre Ríos para hacer exportación directa y no tener que ir a Buenos Aires a faenar y sacar el producto del país vía puerto de Buenos Aires. Esta es una de las cosas que se trata con el gobierno provincial”, puntualizó.

    En ese orden, insistió en que en el sector “hay voluntad de crecer, pero las condiciones son muy variables; la parte impositiva también atenta y encarece la inversión por lo que a veces se desalientan”.

    La hipótesis que el aumento del mercado externo haga aumentar el precio del cerdo para el consumo interno fue un tema sobre el que se lo consultó al coordinador de Capper. “El volumen de exportación de cerdos es menor al 10%. Realmente consideramos que no afecta el mercado interno ya que la mayor cantidad carne fresca, chacinados o derivados se consume en el país. Queremos generar un nivel de precios más estable” aseveró para evitar situaciones como las que se dieron el año pasado. Relató: “se cierran las exportaciones, suben los precios, hay sobreproducción como pasó a principios de la pandemia cuando el productor en granja no sabía qué hacer con los porcinos y bajaron un 30% los precios. Si hubiera habido un mercado exportador estable, esa mercadería hubiese seguido fluyendo y no hubiese impactado en el nivel de precios”, ejemplificó.

    Al margen

    Las restricciones en las exportaciones de carne vacuna impactan en la medida que lo que no se exporta va al mercado interno a competir con el cerdo. “Nos hemos pronunciado, hemos dicho que eso no es bueno ni para el desarrollo de la actividad ni para mejorar la producción total de carnes del país.

    Promociones para el consumo diario

    Desde la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper)se propone a la cadena comercial mayorista y minorista, para cada día de esta semana, la promoción de un producto a precio especial con el fin de incentivar la demanda y publicar nuevas alternativas para el consumo diario.

    A partir de estas promociones, que –aseguraron- encontrarán los clientes en las góndolas, se hace foco en las bondades nutricionales de las variedades de cortes porcinos, además de los precios económicos que el sector puede ofrecer actualmente.

    En este contexto, desde Capper se subraya que es necesario el acompañamiento de la cadena en su conjunto para continuar impulsando la producción nacional con valor agregado.

    Lo más leído

    Agroclave