19.2 C
Paraná
sábado, julio 31, 2021
  • Cultura
  • Nosotros
Más

    `Llevo todo conmigo´, el resultado de una experiencia teatral pluriregional y colaborativa

    Gestado en la pasión por actuar y la urgencia de compartir el trabajo con el público, esta iniciativa convocó a participantes de siete provincias. Por Entre Ríos participó la Asociación Civil Teatro del Bardo, a través de Valeria Folini como una de las directoras invitadas. Junto al Grupo de Teatro Independiente La Escalera, de Chubut, Folini plasmó el resultado de esta experiencia de laboratorio en una producción que da cuenta de un proceso transitado con intensidad y basado en el trabajo colaborativo.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO

    [email protected]

     

    Aventar el fantasma del aislamiento y la parálisis generada por la Pandemia de CoVid-19, fue una de las motivaciones para que grupos independientes de distintas regiones del país se encontraran para transitar un proceso de laboratorio teatral. El propósito de la convocatoria era “concretar un sugestivo viaje de exploración, encuentros y generosa entrega, abarcando una larga ruta transitada por cantidad de artistas”, explicó Mariel Bordenave a EL DIARIO. El resultado de ese proceso, que se estrenó el sábado y que tuvo como uno de sus protagonistas a la Asociación Civil Teatro del Bardo, puede apreciarse cada fin de semana, con funciones sábados y domingos. “Llevo todo conmigo” es el título de la la producción que se gestó “desde el inmenso deseo de crear con otres, de generar condiciones para que la serendipidad se produzca y provocar el espacio necesario para que el azar guíe”.

    Para la actriz, residente en Puerto Madryn (Chubut), “el proceso de laboratorio que atravesamos sintetiza la insistencia en la resistencia de las dos grupalidades; tanto Teatro del Bardo como nosotres La Escalera, tenemos una militancia histórica que se evidenció, aún más, en la pandemia saliendo a la palestra en defensa del teatro como un trabajo y en la necesidad de presencialidad en los teatros con sus respectivos protocolos”.

    Por otra parte, la génesis de la obra nace de la urgencia de una actriz. “Esa actriz –señala la protagonista de la puesta junto a Ezequiel Canosa- soy yo: Maribel Bordenave deseando sumergirse a trabajar con colegas de distintos puntos del país. Esta urgencia me encontró con el límite de los mapas, las distancias, los kilómetros; vivo en Puerto Madryn (Chubut), todo queda lejos muy lejos; esa aparente dificultad junto al deseo fue guía rectora para que diera forma a un dispositivo singular de creación llamado 7 laboratorios de creación `Llevo todo conmigo´”.

     

    CRUZANDO GEOGRAFÍAS E HISTORIAS

    El dispositivo/proyecto gestado por Bordenave desde Puerto Madryn convocó a siete creadores/directores de siete provincias diferentes para trabajar en un Laboratorio, en jornadas de ocho horas como mínimo, durante tres o cuatro días consecutivos. El objetivo fue crear un material escénico de siete minutos. La invitación a sumarse contemplaba la entrega de un vademécum del proyecto que explicaba el dispositivo, con pautas de juego, obstrucciones, ejes temáticos, resonancias de artistas de todo el país a partir del titulo `Llevo todo conmigo´, y un sinfín de detalles que sumaban al entramado colectivo y a poblar de sutiles marcas que nos habilitasen el viaje singular con la poética de cada creador o creadora y a la vez que nos permitiese sujetar pequeñas puntitas para hilar lo colectivo.

    El esquema conformó grupos integrados por una actriz, un músico “cómplice de creación”, siete creadores de distintos puntos del país y un director o directora escogido entre los siete convocados: Valeria Folini (Entre Ríos), Natacha Suárez (San Juan), Verónica Aguada Bertea (Códoba), Sandra Monteagudo (Neuquén), Garza Bima (Río Negro), Diego Starosta (CABA), y Alberto Félix Alberto (Buenos Aires).

    “El equipo que se armó –reconoce la actriz chubutense- fue excelente. Siento un inmenso agradecimiento de que artistas tan admirados se hayan sumado y comprometido tan profundamente con el proyecto y los laboratorios que realizamos durante 2019”.

     

    CRECIMIENTO MUTUO

    En una entrevista con EL DIARIO, Valeria Folini y Mariel Bordenave compartieron aspectos de esta intensa experiencia tramada inter-regionalmente que arroja como resultado una serie de piezas teatrales, de las cuales el sábado pasado se presentó la puesta dirigida por Folini y protagonizada por Bordenave y Canosa.

    -¿Cómo transitaron esta experiencia que enlaza dos regiones del país?

    -Maribel Bordenave: -Si bien hace tiempo que nos conocemos con Valeria y el grupo Teatro del Bardo, este proyecto es el primero que nos encuentra en la aventura y el placer de producir los dos grupos juntos. Producir conjuntamente ha resultado placer, crecimiento y reconocimiento del camino andado. Tenemos mecanismos de producción similares y eso permitió que el trabajo fluya amorosa y profesionalmente. El cruce ofrece lo interesante de verse reflejado / espejado en las propuestas, reflexiones de la otra grupalidad; aportándonos mutuamente para seguir construyendo y creando espectáculos, proyectos, redes.

    -¿Cuáles fueron los ejes que se plantearon para construir la historia que presentan y qué procedimientos técnicos emplearon para el trabajo de construcción de la obra? 

    Valeria Folini: -Desde mi punto de vista el eje más pregnante, fue el título “Llevo todo conmigo”. Luego, cada director trabajaba a partir de un chakra y del color que representa al mismo. Siete colores, siete chakras, siete directores. A partir de allí, absoluta libertad creativa para proponer dinámicas de creación escénica. Resulta interesante en la dinámica que los directores no tomamos contacto con lo producido por los otros colegas, hasta finalizado el propio laboratorio, lo cual evitaba condicionamientos técnicos o estéticos y fue de mucha riqueza.

    Valeria Folini, Mariela Bordenave y Eze Canosa, protagonistas de una puesta tramada entre el Litoral y la Patagonia, en una experiencia de trabajo colaborativo inter-regional. (Fotografía Gentileza Valeria Flombaum).

     

    LARGA VIDA A LA OBRA

    -¿Cuándo dieron inicio al trabajo conjunto en esta experiencia que concluye con la puesta que presentan actualmente?

    Valeria Folini: -Estamos trabajando en este proyecto desde 2019, cuando comenzó el primer laboratorio de los siete realizados. Cada uno de ellos dejó como resultado socializable un material escénico de entre 10 y 45 minutos. Estos materiales fueron presentados en varios festivales, tanto presencial como virtualmente, desde el comienzo de 2020…por eso decimos que este trabajo nos llevó por distintas geografías físicas y humanas.  El laboratorio final comenzó el 9 de Marzo de 2020, pero tuvimos que detenerlo el 20 por el comienzo del confinamiento pudiendo retomarlo el 24 de Mayo del 2021 -14 meses después-  y el 5 de Junio [email protected] a nuestras convicciones y a la pasión a las 17:00 Hs estrenamos en El Galpón de La Escalera `Llevo todo conmigo´.

    -¿Las funciones llegarán sólo hasta el 13 de junio o consideran la posibilidad de extenderlas?

    Valeria Folini: -La obra tiene un considerable compromiso físico de les actores, y yo les digo que ojalá que sus rodillas nos permitan hacer la obra varios años. Pero más allá de la humorada, tanto La Escalera como Teatro del Bardo somos grupalidades que trabajan con repertorio de obras. Por eso nuestras creaciones, si funcionan, persisten en el tiempo durante muchos años. Eso esperamos que suceda con “Llevo todo conmigo”, que viva mucho tiempo, que viaje por muchos lugares, que sea la excusa para encontrar nuevos públicos y colegas que habitan el territorio del teatro.

    Teatro del Bardo: dos décadas de trayectoria y una fábula brechtiana

    Estrenan “Floresta”, en Teatro del Bardo

    Teatro del Bardo: 20 años de trayectoria con la convicción de hacer, como premisa

    Lo más leído

    Agroclave